Redondo y Sánchez entran en el juzgado como testigos… y salen como imputados

10.03.2016 – 05:00 H. Tal y como informamos en El Confidencial el 18 de junio de 2015, más de cincuenta socios del Real Madrid presentaron una denuncia por ...

10.03.201605:00 H.

Tal y como informamos en El Confidencial el 18 de junio de 2015, más de cincuenta socios del Real Madrid presentaron una denuncia por vía penal contra el club que preside Florentino Pérez por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, coacciones, hurto y delito societario. El motivo es que se les impedió la entrada a la Ciudad Deportiva de Valdebebas para asistir al partido entre el Real Madrid Castilla, filial madridista, y la Unión Deportivas Las Palmas B. El motivo, algo tan disparatado como que ¿así lo aconsejaba la Comisión Antiviolencia? Sabido es que la política del club que preside Florentino Pérez no sólo es coartar los derechos de algunos de sus socios, sino también la de intentar crear confusión e incluirles entre “los violentos”, como le gusta decir a su máximo dirigente. 

El Juzgado de Instrucción nº 44 de Madrid, que fue el que instruyó la citada denuncia, la transformó en un juicio de faltas, contra el que los abogados de los demandantes presentaron un recurso de apelación. Éste fue estimado por la Audiencia Provincial, que acordó que se practicaran las diligencias de instrucción solicitadas por los denunciantes. Así, este miércoles, el citado Juzgado de Intrucción nº 44 de la capital de España procedió a tomar declaraciones de testigo a Julio Cendal, Jefe de Seguridad del Real Madrid. Inicialmente, estaba previsto que junto a Cendal también acudieran en calidad de testigos Manuel Redondo, director del Gabinete de Presidencia del Real Madrid y director general de la Fundación, y José Luis Sánchez, Director del Área Social del club y, para más señas, ex dirigente del sindicato Comisiones Obreras. Sin embargo, cuál fue su sorpresa que ambos tendrán que declarar el próximo 11 de abril en calidad de imputados (investigados). Normal que Redondo y Sánchez llegaran sonrientes a los juzgados de Plaza de Castilla y salieran con cara de circunstancias…

Dentro de las diligencias de instrucción, se ha requerido a la empresa Prosegur que aporte el listado completo de los vigilantes de seguridad que estuvieron en aquel partido disputado en Valdebebas entre el Castilla y el filial de la UD Las Palmas. Además, ha solicitado al propio Real Madrid los justificantes de la condición de socios o carné de madridistas de cada uno de los demandantes, así como si en aquellos momentos estaban en situación de sanción social disciplinaria. Por último, ha requerido a la Policía Nacional que aporte el acta policial del partido. Paradójicamente, y como quiera que en el citado encuentro no hubo el más mínimo altercado, fue la propia Policía la que sugirió a los socios del Real Madrid a los que no se les permitió la entrada en Valdebebas que denunciaran los hechos en Plaza de Castilla, tal y como hicieron. 

Cabe destacar que ninguno de los socios que ha demandado a su club por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, coacciones, hurto y delito societario tiene antecedentes penales y que, además de tratarse en su mayoría de respetados profesionales, se da la curiosa circunstancia de que entre ellos hay incluso un guardia civil, así como varios menores de edad, alguno incluso menor de cinco años, a quienes tampoco se les permitió ir a ver al filial madridista, según los responsables del club, por temor a que pudieran alterar el orden público… 

Pancarta que fue retirada el sábado pasado del Bernabéu, antes del encuentro de Liga entre el Real Madrid y el Celta. (Efe)Pancarta que fue retirada el sábado pasado del Bernabéu, antes del encuentro de Liga entre el Real Madrid y el Celta. (Efe)

La temporada pasada, concretamente en el derbi de Liga contra el Atlético, el club procedió a retirar todas las pancartas donde los socios reivindicaban sus derechos y expresaban opiniones pacíficas contra el presidente y su Junta directiva. Para evitar que esto volviera a ocurrir, aunque el sábado pasado ante el Celta se les coló una, se procedió a cachear minuciosamente a los socios considerados ‘hostiles’ en las puertas de acceso al Bernabéu y retirarles cualquier pancarta contra la gestión de Florentino Pérez.

Según un socio, también les fue denegado el acceso a la Asamblea, concretamente al espacio habilitado para los que no son compromisarios, algo que nunca había sucedido en la historia del Real Madrid. Más tarde, con motivo del partido de Liga contra el Elche, su sorpresa fue que tenían sus abonos cancelados, además de que la seguridad privada del Bernabéu portaba fotos de ellos para su identificación como si fueran malhechores. 

Algunos de estos socios creen que el presidente no está totalmente informado de lo que consideran una vulneración de sus derechos. El motivo, según ellos, es “para que dos personas del área social del Real Madrid, José Luis Sánchez y Manuel Redondo, mantengan sus negocios”. De momento, tanto Sánchez como Redondo tendrán que volver el próximo 11 de abril a los juzgados de Plaza de Castilla, donde ya no acudirán como testigos, sino como imputados, aunque igual no son los únicos después de que el juez reciba toda la documentación requerida.

Fuente: ElConfidencial – Deportes