Reino Unido enviará buques de guerra para repatriar a 20.000 británicos de Egipto

05.11.2015 – 11:36 H. Un día después de que los servicios de Inteligencia de EEUU y Europa sugirieran que una bomba colocada por el Estado Islámico ...

05.11.201511:36 H.

Un día después de que los servicios de Inteligencia de EEUU y Europa sugirieran que una bomba colocada por el Estado Islámico hizo estallar el avión ruso sobre la península del Sinaí, Reino Unido anuncia la puesta en marcha de “medidas de emergencia” para repatriar a 20.000 ciudadanos británicos varados en el balneario de Sharm el Sheij. Los turistas, que permanecen en esa ciudad egipcia tras suspenderse los vuelos ante el temor de que el Airbus A-321 fuese derribado, podrían ser evacuados con la asistencia de la RAF y navíos de guerra, según declataciones a la ITV del titular de Exteriores, Philip Hammond.

El Gobierno británico dispuso anoche retrasar los vuelos como medida de precaución después de recibir información que apunta a la posibilidad de que un artefacto explosivo fuese la causa del siniestro, en el que 224 personas perdieron la vida. Las aerolíneas EasyJet, Thompson Airways, Thomas Cook y British Airways (BA) cancelaron anoche sus vuelos hacia y desde la ciudad egipcia, muy popular entre los turistas británicos.

Según fuentes oficiales, el Gobierno celebra hoy una reunión del comité de emergencia Cobra, formado por los principales ministros, para abordar las medidas a tomar para sacar a los británicos de Sharm el Sheij y evaluar la información de los servicios secretos. La reunión Cobra tendrá lugar antes de que el primer ministro británico, David Cameron, se reúna hoy en Londres con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, quien llegó anoche para iniciar una visita oficial de tres días al Reino Unido.

El Gobierno envió anoche a Sharm el Sheij a un equipo de expertos para evaluar las medidas de seguridad en el aeropuerto de esa ciudad y ayudar en la repatriación lo antes posible de los británicos. La decisión de retrasar los vuelos fue tomada por el Gobierno después de celebrar ayer una reunión del comité Cobra. El ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, admitió anoche que la medida tendría un “impacto negativo”, pero insistió en que el Gobierno se vio obligado a actuar en respuesta a la información de inteligencia recibida, pues representaba “una amenaza para los nacionales británicos“.

Mientras, Moscú dijo hoy que espera que el Gobierno británico aporte datos que apoyen su versión de que el desastre aéreo sufrido por un avión ruso en Egipto pudo deberse a un atentado terrorista. “Si hay cualquier dato serio, desde luego esperamos que quien lo tenga lo proporcione a la investigación”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Una pareja se abraza ante un altar improvisado para las víctimas del siniestro en el Sinaí (Reuters).Una pareja se abraza ante un altar improvisado para las víctimas del siniestro en el Sinaí (Reuters).

¿Una bomba colocada por el ISIS?

Los servicios de Inteligencia de Estados Unidos y Europa creen que una bomba colocada por el Estado Islámico hizo estallar en pleno vuelo el avión de la aerolínea rusa Kogalimavia mientras sobrevolaba la península del Sinaí con 224 personas a bordo, según varias fuentes. “Tenemos la impresión de que fue un explosivo colocado en el equipaje o en otro lugar del avión” por el ISIS o un grupo armado leal al “Califato”, Willayat Sinai, ha dicho un funcionario norteamericano “familiarizado con el tema” a la periodista de CNN Barbara Starr. 

Otro funcionario norteamericano ha confirmado la misma información a NBC, detallando que algún miembro del personal de tierra podría haber ayudado o incluso colocado directamente la bomba antes de que el avión despegara, descartando a pasajeros y tripulantes, ya que el análisis de sus perfiles no ha revelado vínculos terroristas.

La fuente citada por CNN ha explicado que aún no es una conclusión oficial, sino más bien una sensación por parte de la comunidad de Inteligencia de Estados Unidos que se basa en la información recabada antes y después del siniestro en el Sinaí. A este respecto, este informante ha explicado que, aunque no existía ninguna amenaza específica antes del suceso, sí “había cierta actividad adicional en el Sinaí que había llamado la atención” de la Inteligencia estadounidense.

Otro funcionario norteamericano ha dicho a CNN que apuntan a Estado Islámico basándose en el control efectuado sobre los mensajes internos de la organización al margen de las declaraciones públicas que han hecho los yihadistas.

Respaldo europeo

La Inteligencia europea ha respaldado esta tesis. Una fuente europea ha confirmado a la agencia de noticias Reuters que sus investigaciones se dirigen hacia la causa terrorista, si bien ha recalcado que aún no hay conclusiones claras. “Hemos concluido que hay una posibilidad significativa de que la causa fuera un artefacto explosivo a bordo del avión”, ha revelado el ministro de Exteriores de Reino Unido, Philip Hammond, tras la reunión de crisis que ha convocado el primer ministro británico, David Cameron. Un portavoz de Downing Street ya había avanzado horas antes de que el Gobierno británico se decantaba por la teoría del atentado e incluso había sugerido que el avión habría sido derribado por un “artefacto explosivo”.

Fuente: ElConfidencial.com