René Ramos enreda en la cantera del Sevilla y provoca la fuga de sus perlas

30.12.2015 – 05:00 H. – Actualizado: 4 H. El 2015 ha sido un gran año para el Sevilla, tetracampeón de la UEFA Europa League y devorador de triunfos ...

30.12.201505:00 H. – Actualizado: 4 H.

El 2015 ha sido un gran año para el Sevilla, tetracampeón de la UEFA Europa League y devorador de triunfos en la Liga. Entre bambalinas se mueve como nadie Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, el mago Merlín del fútbol, que sin embargo no ha podido impedir que se le colara una piedra en el zapato, el agente de futbolistas René Ramos, que amenaza convertirse a medio plazo en un pedrusco.

René Ramos, hermano mayor de Sergio Ramos, es el presidente de RR-Soccer Management Agency, agencia de representación de jugadores, que maneja los intereses del capitán del Real Madrid y de su compañero Marcelo, además de un nutrido grupo de jugadores, especialmente jóvenes promesas. Y es ahí donde René, sevillista de cuna como su hermano y toda la familia Ramos, se cruza en el camino del Sevilla. René, que posee el título de Intermediario FIFA nº 285 desde el año 2005, ha realizado el Curso de Director Deportivo RFEF con título de Especialista Universitario reconocido por la (Universidad) Camilo José Cela, asesora legalmente las carreras de varias de las perlas del club nervionense y, al parecer, con mano de hierro. En el Sevilla tienen la impresión de que han puesto una mina en el sótano del club y puede estallar de un momento a otro.

Los jugadores en cuestión son Juan Muñoz, Juanje, Matos y Juan Soriano, internacional juvenil en varios escalafones de la Selección Española y una de las máximas esperanzas del club sevillista. El caso más llamativo por cercano es el de Juan Muñoz. Delantero goleador de 20 años, internacional juvenil, ha realizado dos pretemporadas con el primer equipo y el chaval, natural de Utrera, respondió a la confianza de Unai Emery con una buena tanda de goles. La temporada última formó tándem en el Sevilla Atlético con Carlos Fernández, también internacional juvenil, e intercaló muchas sesiones preparatorias con el primer equipo. Pero no tuvo su mejor año. El filial salvó la categoría (grupo IV de Segunda B) por los pelos y Juan Muñoz no tuvo esa esperada explosión goleadora. En Utrera achacan ese lunar a que el chaval, cuyo contrato con el Sevilla finaliza el 30 de junio próximo, no mantenía los cinco sentidos sobre el terreno de juego, pues miraba de reojo la mesa de negociación, donde la rigidez de las partes inmovilizó cualquier acuerdo.

Las posturas de Sevilla y representante se alejaron definitivamente y el destino de Juan Muñoz parece marcado a fuego. Inició la temporada entrenándose con el primer equipo, disputando los amistosos pero viendo los partidos oficiales desde la grada. Así terminará la temporada: sin disputar un solo encuentro (jugó un par de minutos de basura ante la Juventus en Turín) y en blanco. En el club dan por hecho que Juan Muñoz, asesorado por René Ramos, tiene arreglado un buen contrato con otro club, pero lamentan la pérdida del joven valor, que ha preferido no jugar en todo el año a dar su brazo a torcer.

Emery, Emery,

Bajo la batuta del hermano de Sergio Ramos también se ha movido un paisano de Muñoz, José Joaquín Matos, 20 años, lateral zurdo, que el verano último fue llamado para realizar la pretemporada con el primer equipo y su juego, eléctrico y vertical, encandiló a Emery, que le dio minutos con la primera formación del Sevilla. Matos, que también termina contrato en junio próximo, siguió los mismos derroteros que Juan Muñoz y se ha negado a firmar lo que el Sevilla ofrece para un jugador promesa. Todo apunta a que dejará el club a final de campaña.

Lo mismo sucede con Juan Jesús Arguez, Juanje, 20 años, nacido en la Línea de la Concepción (Cádiz), internacional juvenil, mediocentro ofensivo, futbolista de gran talento, que también ha estado bajo el prisma de Unai Emery, pero que, a la sombra de René Ramos, se ha enrocado en su postura y dejará correr los días hasta el 30 de junio, fecha en que termina su ligazón con el Sevilla y presumiblemente partirá hacia otros lugares.

Quizás el caso más sangrante y que enfada sobremanera a la dirección deportiva del club sea el de Juan Soriano, 18 años, meta internacional juvenil, y del que muchos veían como el cancerbero titular del Sevilla a medio plazo. Soriano termina contrato en junio y el Sevilla no ha podido ni ha sido capaz de llegar a un acuerdo con el representante de la joven promesa. En el club nervionense manifiestan que tratarán de poner toda la carne en el asador, porque las cualidades de este joven arquero, nacido en la localidad aljarafeña de Benacazón, merecen un esfuerzo extra aunque siempre dentro de la prudencia. No hay negociaciones rotas, pero el enfado del Sevilla con René Ramos es monumental. Monchi, tipo habitualmente risueño, frunce el entrecejo cuando nombran al hermano del capitán madridista. Lógico: René ha movido dolorosamente la bien cuidada cantera sevillista y ha enredado sus hilos hasta casi romperse. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: