San José: “Con todos mis respetos, Danilo no tiene ni para descalzar a Carvajal”

A finales del pasado mes de julio, en un artículo relacionado con la cantera del Real Madrid, sacábamos esta conclusión: Aunque no lo exprese públicamente, ...

A finales del pasado mes de julio, en un artículo relacionado con la cantera del Real Madrid, sacábamos esta conclusión: Aunque no lo exprese públicamente, sabe Benítez que en esta nueva temporada se podría dar la circunstancia de que el equipo blanco jugase más de un partido sin ningún canterano. El vaticinio se cumplió en la segunda jornada de la actual Liga, en la que el Madrid se enfrentó al Betis sin ningún jugador de la cantera en el once inicial. Habrá que esperar al encuentro en el campo del Espanyol para saber si se repite la historia como ante el cuadro verdiblanco. Hacía más de 40 años que esto no ocurría, lo cual ha sorprendido a numerosos madridistas.

Hace unos días, el seleccionador nacional, Vicente del Bosque, siempre midiendo sus palabras, comentó: “No es normal que en el primer equipo no juegue ningún futbolista forjado en las categorías inferiores del club, pero corren otros tiempos… Benítez es un hombre que trabajó conmigo en la cantera del Madrid y, aunque ya digo que corren otros tiempos, Rafa sabrá lo que tiene que hacer por el bien del equipo. ¿Se dará muchas veces esta circunstancia a la lo largo de la temporada?, es la pregunta, a la que Del Bosque responde: “Como comprenderá, no puedo hacer ningún juicio de valor porque no estoy dentro de la entidad. Y, por favor, dejemos esta cuestión y no me tire de la lengua”. 

Isidoro San José (Madrid, 27-10-1955) fue uno más de los futbolistas que surgió de la antaño inagotable cantera del madridista. Tenía nueve años cuando comenzó a forjarse en las categorías inferiores del Real Madrid. A esa edad ya soñaba con defender la camiseta blanca del primer equipo, en el que debutó el 12 de junio de 1974, frente al Granada, en un partido de Copa. Los diez años que estuvo en aquella fructífera simiente de jugadores le dejaron una huella imborrable. En una amena charla asegura: “Mis primeros pasos deportivos en el Real Madrid fueron como jugador de uno de los equipos de aquel extraordinario Torneo Social que se fue al garete inexplicablemente. ¡Cuántos chavales que jugaron en aquellos equipos de las categorías inferiores del club lograron su objetivo: saltar al primer equipo del Madrid!”.

Florentino Pérez viendo un partido del Real Madrid Castilla en ValdebebasFlorentino Pérez viendo un partido del Real Madrid Castilla en Valdebebas

De universidad del fútbol a academia de teoría

“En aquella época –prosigue-, así como en anteriores y hasta no hace mucho, los técnicos no sólo se preocupaban de nuestras condiciones futbolísticas, sino de enseñarnos los más significativos valores de la vida: tener humanidad, ser respetuoso y educado con todo el mundo, incluido el adversario en el terreno de juego y, por supuesto, aplicarnos al máximo en los estudios. El chaval que no sacara buenas notas en el colegio, lo tenía crudo jugar de titular”. La cantera del Madrid llegó a ser considerada como la universidad del fútbol. Actualmente es una academia de teoría en la que se cumple el horario y punto. Por ello, no me extraña que contra el Betis no jugara ningún canterano, lo cual no sólo es anormal, sino vergonzoso y lamentable. Es más: nadie se lo puede explicar cuando el club tiene más recursos que nunca a lo largo de su historia”.

San José jugó en calidad de profesional doce temporadas en el Real Madrid, en el que llegó a ser un defensa indiscutible. En su palmarés  grabó tres títulos de Liga, dos Copas de España, una Copa de la Liga y dos Copas de la UEFA. Jugó 261 oficiales, marcó cuatro goles y fue internacional en 16 ocasiones con la selección absoluta de España. En 1980 sufrió una grave lesión de rodilla contra el Barcelona que le tuvo en el dique seco más de un año. Cerró su vida deportiva en el Mallorca.

Al volver a rememorar su paso por la cantera, San José puntualiza: “En mi época, el que se sacrificaba y se entregaba sabía que podía llegar al primer equipo. Cierto es que algunos se quedaron en el camino, pero el club les facilitaba irse a jugar a otro equipo en el que tuviera posibilidades de triunfar. Ahora apenas tienen esa oportunidad. Hay chavales que destacan por toda la geografía de España que prefieren irse al Barcelona o al Atlético de Madrid porque saben que tendrán más facilidades de entrar en la plantilla profesional. Antes todos los jugadores, jóvenes o ya curtidos, querían fichar por el Madrid, que carece de aquellos ojeadores que descubrían futbolistas con una gran proyección por toda España. No sé si el Barcelona tiene mejor cantera que el Real Madrid, pero nadie puede discutir que da más oportunidades a sus canteranos”.

“Me consta -agrega- que muchos de los jugadores de la cantera están desilusionados. ¿Por qué? Porque ven que el club ficha a un noruego, un ruso, un uruguayo, un australiano… y a jugadores españoles de otros clubes que tienen la misma calidad o menos que los que se están fraguando en Valdebebas. Quizás alguno consiga su propósito, como Carvajal, Jesé, Nacho…, pero luego lo tienen muy complicado ser titulares en el primer equipo. Ahí está el caso de Danilo que, con todos mis respetos, no tiene ni para descalzar a Carvajal, un lateral derecho polivalente, internacional y que siente desde niño los colores del Madrid. En cuanto al Castilla, que debería ser el trampolín para saltar al primer equipo, son muy pocos los que se explican que esté en Segunda B”.

El ex jugador madridista nunca anheló ser entrenador profesional, pero sí tiene dotes de profesor para dar clases de fútbol a los niños que sueñan con destacar en el fútbol. Lleva 20 años dirigiendo las Escuelas de Fútbol que llevan su nombre, en las que controla más de 150 chavales en edades comprendidas entre cinco y quince años. “Nuestra meta -subraya- está basada en cuidar a los niños y adolescentes más en su vida personal que en la deportiva. Por mi escuela han pasado los hijos de Beckham, Zidane, Raúl, Martín Vázquez… Mi gran satisfacción es que todos los padres elogian el trabajo que hacemos. Si vemos que un chaval tiene madera para destacar en el fútbol en el futuro, se lo ofrecemos a los clubes que pueda encajar, pero no al Madrid, donde sabemos que, tarde o temprano, terminará desilusionado. Sin ánimo de presunción, cuando dirigíamos la cantera del Madrid tres exjugadores, Míchel, Gallego y yo, descubrimos valores que ahora juegan en Primera División. Entre otros fichamos a Jesé y a Morata”. 

Florentino y los veteranos del Real Madrid 

Víctor Fernández firmará en los próximos días por el Real Madrid, salvo que a última hora ocurra como con De Gea. El técnico aragonés ejercerá como director de formación de la cantera. Sobre este fichaje Florentino Pérez manifestó: “Pensamos que Víctor tiene una experiencia dilatada como entrenador y puede ser la persona adecuada la  formación de nuestra cantera. Hemos depositado mucha ilusión en este proyecto”. Me da en la nariz que Florentino ha contratado a Víctor por si tiene que reemplazar a Benítez a lo largo temporada, en el caso de que al entrenador madrileño se le vaya el equipo de las manos.

Al preguntarle a San José del nuevo director de la cantera matizó: “Víctor es un magnífico profesional, pero como él hay muchos exjugadores del Madrid que podrían realizar esa labor. Exfutbolistas que se dejaron la piel en el campo defendiendo al equipo y que alcanzaron la cima de su carrera deportiva. Lo que sucede es que, salvo excepciones, Florentino no quiere saber nada de los veteranos”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes