Saúl emerge ante el madridista Xabi Alonso y un Thiago que no sabía adónde venía

28.04.2016 – 05:00 H. Después de debutar en la Champions con la Real Sociedad en 2003 y ganarla con el Liverpool en 2005 y el Real Madrid en 2014, Xabi ...

28.04.201605:00 H.

Después de debutar en la Champions con la Real Sociedad en 2003 y ganarla con el Liverpool en 2005 y el Real Madrid en 2014, Xabi Alonso busca hacer triplete con el Bayern, donde recaló tras una entusiasta llamada de Pep Guardiola y la indiferencia -por no llamarlo desprecio- de Florentino Pérez, quien le traspasó por 7,5 millones, más 1,5 en variables y un amistoso contra el equipo alemán en la pretemporada de 2017. Alonso se llevó la primera gran pitada de la noche cuando su nombre y su foto aparecieron en los videomarcadores del Calderón, en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones (1-0). Su pasado madridista está aún demasiado fresco como para que la afición del Atleti la hubiera olvidado y por tanto obviado. La extensión de Guardiola en el césped para organizar la salida de su equipo excitaba a la grada cada vez que entraba en juego, aunque Xabi toca tan rápido el balón que no daba tiempo al respetable a llevarse los dedos a la boca.  

Curiosamente, Del Bosque tenía hasta nueve seleccionables en el Manzanares. Cinco por parte del Atleti, léase Juanfran, Gabi, Koke, Saúl y Torres, y solo uno menos en el Bayern: Javi Martínez, Bernat, Thiago y el propio Xabi Alonso, aunque éste decidió hace dos veranos colgar la Roja después de vestirla en 114 ocasiones. Precisamente fue en el Calderón donde el tolosarra debutó con España en 2003, así que tampoco es un campo que le traiga malos recuerdos. A diferencia de Guardiola, que suma ya cinco años fuera de España, Alonso solo lleva dos, de ahí que antes de marcharse al Bayern tuviera ocasión de conocer de primera mano cómo se las gasta el Atleti de Simeone. De este modo, Xabi era el que mejor sabía lo que le esperaba al Bayern y así lo demostró, por más que cada vez cueste más reconocérselo.

Mientras Thiago se perdía en florituras que ante este Atlético no sirven de nada, Alonso se fajaba como requería la ocasión, a veces incluso teniendo que rascar un poco más de la cuenta. “Son la mejor defensa de Europa y como equipo son los que mejor trabajados están defensivamente. Son los que mayor capacidad de sufrir tienen”, avisó Xabi. “Nos hemos encontrado con equipos que nos defienden metidos atrás, y puede que ellos planteen que sea un partido de esta manera”, fue su acertado diagnóstico sobre lo que le esperaba al Bayern, sobre todo en la segunda parte, pues en la primera los colchoneros apretaron más arriba..

Con Javi Martínez y Alaba por detrás suyo y permanentemente encimado por Griezmann o Torres, el exmadridista tenía por delante al muro que forman, de derecha a izquierda, Saúl Ñíguez, Gabi, Augusto y Koke. Un auténtico dique que, renunciando al balón, se encargaba de secar cualquier intento del Bayern por jugarlo, sobre todo entre líneas, ahí donde Vidal y Thiago se ahogaban, mientras Coman y Douglas no lograban hacer daño por fuera y Lewandowski estaba aislado. Y así, con el Bayern empotrado en mitad de campo, emergió la figura de Saúl para fabircarse una jugada memorable y que a la postre le dio la victoria a su equipo. 

El joven centrocampista, llamado a ser llamado, valga la redundancia, por Del Bosque para la Eurocopa de Francia, no desaprovechó el escaparate de una semifinal de la Champions para reivindicarse. Pasados los 10 minutos de partido, Saúl cogió el balón cerca del círculo central, se fue con una facilidad pasmosa de un pasivo Thiago, regateó a Bernat y a Alonso prácticamente en una baldosa y batió a Neuer por su palo largo tras maniobrar lo suficientemente rápido como para evitar que Alaba le impidiera colocar el balón donde había colocado el ojo. “Hemos estado un poco blandos, teníamos que haberlo parado”, dijo Xabi, quien dio aún más mérito al gol de Saúl “por lo seco que estaba el campo”. Un gol magistral que mereció los elogios de todos, con Pep Guardiola a la cabeza. “El fútbol español tiene a otro gran talento con Saúl”, dijo el técnico del Bayern. 

Pendiente de su renovación

Saúl, que dejó a su anterior agencia de representación y se marchó con la de Jorge Mendes porque el portugués recompensó convenientemente a su padre y llevó a sus dos hermanos a la primera división portuguesa, sigue negociando su renovación y exhibiciones como la que hizo ante el Bayern son de las que, además de justificar la millonada que pide -según informó el diario AS, 5 millones por temporada-, sube su cotización en previsión de un hipotético traspaso. Antes de la grave lesión de Tiago, el Atlético estaba dispuesto a traspasarle y el Arsenal era el mejor posicionado para llevárselo, pese a los reparos que Arsène Wenger tiene a negociar con Mendes. Claro que el negocio es el negocio, y de eso entienden mucho en las oficinas del Calderón.

Según desveló hace unos días el portal Football Leaks, el Atlético de Madrid vendió a un fondo de inversión el 40% de los derechos económicos de Saúl a cambio de 1,5 millones de euros cuando apenas era una promesa, La documentación revelada por la web se remonta a marzo de 2011, fecha en que el jugador tenía solo 16 años y ni siquiera había debutado con el primer equipo. El comprador del 40% del pase fue el fondo Quality Football Ireland, con sede en Dublín, y que ha sido vinculado con el antiguo director deportivo del Chelsea Peter Kenyon y con el mencionado Jorge Mendes.

[La lesión de Tiago frenó la salida de Saúl del Atlético con dirección al Arsenal]

La propia Football Leaks ya publicó a principios de abril otro contrato del Atlético con este mismo fondo de inversión, en el que se detallaba que le vendió el 30% de los derechos económicos de Koke como vía para saldar con la compañía irlandesa una deuda valorada en tres millones de euros. En el acuerdo por Saúl, se precisa que el fondo debe ser indemnizado “si una oferta por el jugador es rechazada, si el futbolista se convierte en agente libre o si renueva con el club”.

Volviendo al partido del Calderón, a falta de poco más de 10 minutos para el final y para entonces con el Bayern volcado sobre la portería de Oblak, Simeone sustituyó a Saúl por Thomas, lo que permitió a la grada despedir al 17 con una gran ovación, por si había dudas de lo que le valora su afición, sobre todo ahora que su golazo al Bayern le ha puesto en el mapa y fueran muchos los que por fin entendieron por qué tanto interés del Arsenal en ficharle. Como dijo Guardiola, el fútbol español tiene otro gran talento con Saúl. Bendecido y encarecido queda. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes