Saúl: “He puesto en riesgo mi salud por el Atlético, tras cada partido orinaba sangre”

16.04.2017 – 13:55 H. Hace algo más de dos temporadas, Saúl Ñíguez sufrió un golpe fortísimo en un costado durante el partido que el Atlético de Madrid ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

16.04.201713:55 H.

Hace algo más de dos temporadas, Saúl Ñíguez sufrió un golpe fortísimo en un costado durante el partido que el Atlético de Madrid disputaba en Leverkusen. Era la ida de los octavos de final de la Champions de aquel año y el centrocampista tuvo que ser hospitalizado en la ciudad alemana y no volvió con sus compañeros. Por entonces, Enrique Cerezo, presidente del club y muy fan a decir cosas fuera de tono, aseguró que Saúl tenía “el riñón destrozado”. No era exactamente cierto, pero sí tuvo problemas renales muy serios.

Transcurrido todo este tiempo desde entonces, el ilicitano ha seguido jugando al fútbol con aparente normalidad. Siempre ha sido uno de los hombres básicos para Simeone y sin él, el Atlético no habría podido jugar su segunda final de la Copa de Europa en dos años, ya que hizo un gol estratosférico contra el Bayern en las semifinales del curso pasado. Pero detrás de esa figura aparentemente sana se esconde una realidad preocupante que el mismo jugador ha desvelado en una entrevista con el canal ‘Mega’.

“Los dos años anteriores he estado jugando con catéter interno. En cada entrenamiento, en cada partido orinaba sangre, lo pasaba mal, tenía roces. Era algo muy complicado que la gente no lo sabe ni lo valora. Pero estaba jugando con mi salud por vestir unos colores, por vestir una ilusión”, explicó el número ‘8’ rojiblanco, que no participó en el último partido del Atlético de Madrid, la victoria de este sábado por 3-0 ante Osasuna.

Saúl tuvo que ser hospitalizado en Leverkusen en 2015 por un golpe en un riñón. (Cordon Press)Saúl tuvo que ser hospitalizado en Leverkusen en 2015 por un golpe en un riñón. (Cordon Press)

“Como hace dos años lo había pasado tan mal, el día antes del partido -en su vuelta a Leverkusen- lo recuerdo todo, cómo me había pasado. dónde me había caído, cuántas veces había vomitado, cómo me daban las convulsiones, en qué camilla estaba, en qué asiento estaba, qué compañeros vinieron. Me acordaba de cómo había pasado todo. El día de partido lo afronté de manera especial porque había vuelto al lugar donde podía haber caído y del que había vuelto más fuerte”, reconoce Saúl, que además, marcó el primer gol del partido esta temporada. “Cuando metí el gol fue una liberación brutal, me sentí muy aliviado, me quité un peso de encima, incluso me quité el miedo a que me volviera a pasar algo en aquel campo”, añade.

En lo personal, Saúl se siente muy bien, pero cree que aún puede dar más. “Saúl ha crecido mucho, ha madurado mucho. Pero creo que Saúl va a mejorar mucho más. Me gustaría mejorar defensivamente, entender el juego mucho mejor porque hay veces que pierdes la cabeza y por mejorar físicamente pierdo mi posición cuando hay que tener más serenidad”, afirma el internacional español.

Pese a esos problemas, Saúl sigue contando para Simeone y si no sufre ningún percance, será de la partida en el encuentro de vuelta de cuartos de final de la Champions League que disputará el Atlético ante el Leicester este martes. Los colchoneros llegan a Inglaterra con la ventaja del 1-0 que obtuvieron en el encuentro de ida jugado en el Calderón.

Fuente: ElConfidencial – Deportes