Se come las uvas en Madrid, pero la 'campaña' de pitos a Benítez no tiene fin

31.12.2015 – 05:00 H. Soltó el freno de mano y escupió a la prensa en su comparecencia ante los medios de este pasado martes. Rafa Benítez habló de campaña ...

31.12.201505:00 H.

Soltó el freno de mano y escupió a la prensa en su comparecencia ante los medios de este pasado martes. Rafa Benítez habló de campaña contra él, Florentino Pérez y el club. Huida hacia adelante en toda regla. Pero el mensaje no caló en la grada del Santiago Bernabéu, que le sigue señalando como principal culpable del mal juego del Real Madrid. A día de hoy, eso no ha variado lo más mínimo. La ‘campaña’ de silbidos hacia Rafa Benítez sigue vigente, como quedó patente este miércoles. La afición no traga el juego de su equipo, que como el día del Rayo Vallecano se salvó de la escandalera gracias a los goles y el triunfo final. 

Ya es norma habitual en el Santiago Bernabéu desde hace semanas. Cuando el ‘speaker’ termina de vocear la alineación y anuncia a ‘Rafa’ para que el Bernabéu a una coree el apellido, ni rastro de ‘Benítez’. Nadie lo pronuncia y sí apuesta de manera unánime por los silbidos y los abucheos. Así sucedió en los prolegómenos del partido que el Real Madrid disputó contra la Real Sociedad: mientras todos los jugadores eran aplaudidos y jaleados -sin excesos- y algún pitido se cruzaba en el ambiente en el caso de Cristiano Ronaldo, con el entrenador hubo total unanimidad. Nueva bronca dirigida a Rafa Benítez.

El ambiente en el estadio madridista volvió a ser casi irrespirable. Pasa el tiempo y Rafa Benítez es incapaz de ensamblar las piezas como es debido, lo que sí consiguió en otros equipos a los que adiestró. La exigente afición del Real Madrid se marchó contenta a casa por los puntos sumados, pero preocupada por las pésimas sensaciones que ofrece su equipo. En diferentes momentos silbó con fuerza a sus jugadores; pasada la primera media hora expresó su malestar con lo que veía, sobre todo tras una buena ocasión de Jonathas. El silencio se apoderó del Bernabéu en diferentes momentos; cortante y tenso, pues la grada dudaba de su equipo. Cuando los dos contendientes se retiraban camino al vestuario en el descanso, los pitos y los aplausos firmaron tablas.

La afición del Real Madrid volvió a señalar a Rafa Benítez. (Reuters)La afición del Real Madrid volvió a señalar a Rafa Benítez. (Reuters)

Ambiente funerario

El segundo tiempo apenas tenía unos minutos de vida cuando Bale se dirigió a la grada para solicitar apoyo tras el gol del empate de la Real, pero el silencio era desgarrador. Ambiente funerario. Una nueva ocasión de Bruma, poco después de que este marcara, dio paso a una pitada ya muy seria. El equipo donostiarra se crecía poco a poco, en la misma medida que la afición expresaba con más fuerza su crítica al pésimo juego de los blancos. Absoluta indignación en el personal, viendo cómo el balón estaba siempre en manos del enemigo. Cuando más tóxico era el ambiente, apareció Cristiano Ronaldo para que la grada respirara aliviada. Pero el ambiente siguió siendo gélido, pues este Real Madrid no transmite muchas sensaciones. Lucas Vázquez sí recibió el cariño de la masa social, multiplicado cuando firmó el tercer gol que cerró el partido.

“No siento que vaya salvando ‘match balls’ en los últimos tiempos”, destacó el entrenador tras el partido, aunque sabe de sobra cuál es la verdadera realidad. Por muy bravo que se mostrara en la rueda de prensa del martes, Rafa Benítez es consciente de que el partido ante la Real Sociedad era una final en toda regla porque así lo marcó el propio Florentino Pérez. El presidente apuntó a Mourinho como primera solución a los problemas, con Zidane en la retaguardia a la espera de acontecimientos. No conviene olvidar que esta ‘campaña’ que denunciaba el entrenador la inició el propio presidente en persona la tarde en que el Barcelona arrasó el Santiago Bernabéu, pero tuvo la suerte de que el entrenador francés no quiso asumir el reto y prefirió en aquel momento continuar con su vida en el equipo filial.

Cristiano Ronaldo firmó un doblete que dio oxígeno a Rafa Benítez. (Reuters)Cristiano Ronaldo firmó un doblete que dio oxígeno a Rafa Benítez. (Reuters)

“Confianza absoluta”

Florentino Pérez observaba todo desde el palco de autoridades, cualquier detalle, sobre todo soñando con el triunfo porque lo contrario le hubiera puesto en un incómodo escenario. “Cambiar ahora de entrenador sería un error, no valdría de nada”, dijo Pepe tras el partido, pero esa idea no ha desaparecido por completo de los despachos del Santiago Bernabéu. La fractura entre Rafa Benítez y parte del vestuario sigue abierta por mucho que el técnico hable de buena relación. Le hizo un guiño el entrenador madrileño a Cristiano Ronaldo tras el partido, pero a estas alturas no es nada fácil que ambos sellen un entendimiento cordial.

“Absoluta”, dijo Emilio Butragueño (director de relaciones institucionales del Real Madrid) cuando se le cuestionó por la confianza que tiene el club en Rafa Benítez. Ante el micrófono de Movistar TV, reforzó la figura del discutido entrenador, a pesar de que la realidad es otra muy diferente. “Tenemos una gran plantilla y estoy seguro de que muy pronto el equipo encontrará el juego esperado”, remató el ejecutivo del Real Madrid. La siguiente prueba a la que se somete Rafa Benítez es una exigente visita al Valencia (domingo, 20:30), partido en el que la imagen volverá a ser escrutada al máximo. Sobre todo por parte de la afición. “¿Pitos? Hay que respetar al público”, dijo Lucas Vázquez. A día de hoy ha dictado sentencia contra un Rafa Benítez al que solo le sacarán a flote los resultados y una imagen más aseada de un equipo que por el momento no transmite buenas sensaciones.

Fuente: ElConfidencial – Deportes