'Selfies' de rusos con metralleta para mostrar que Putin juega sucio en Siria

12.11.2015 – 05:00 H. La televisión rusa no para de dar ‘buenas noticias’: los radicales sirios retroceden y el ejército de Asad avanza con la ...

12.11.201505:00 H.

La televisión rusa no para de dar ‘buenas noticias’: los radicales sirios retroceden y el ejército de Asad avanza con la ayuda de las fuerzas rusas. Moscú asegura que su campaña se circunscribe a la lucha antiterrorista y que no va más allá de los ataques aéreos: nada de botas sobre el suelo. Pero blogueros rusos han usado fotos sacadas de las redes sociales, imágenes que han sido geolocalizadas o contrastadas con mapas de satélite para señalar que hay soldados rusos sobre el terreno en Siria, y no precisamente dentro de las bases.  

El CIT (siglas en inglés del Equipo de Inteligencia sobre Conflictos) es un colectivo liderado por el joven ruso Ruslan Leviev. Ya el año pasado llamó la atención por sus revelaciones en torno a la guerra en Ucrania, y ha logrado causar enfado en algunos despachos al poner de manifiesto que allí donde Moscú dice que no hay soldados rusos, resulta que sí los hay. Y que, cuando creen que nadie está mirando, hasta se hacen fotos. Este equipo de ‘fisgones’ incluso hizo que el Ministerio de Defensa cambiase el paso cuando el mes pasado fue el primero en informar de la primera muerte confirmada de un soldado ruso en Siria. La tesis oficial es que se suicidó, aunque Leviev ha tenido acceso al testimonio de familiares y cree que no está tan claro: “La información que nos llegó desde su casa es contradictoria”, explica a El Confidencial.

El equipo lo componen seis personas. No son exactamente periodistas, sino más bien unos guerrilleros de la red. Su trabajo respecto a Siria empezó a dar resultados muy pronto. El 22 de agosto ya detectaron un ‘post’ en un blog turco que hablaba de un carguero ruso cruzando el Bósforo. En la cubierta había blindados tapados con lonas. Después difundieron la imagen de un AN-124, un avión de carga, descargando supuestamente “ayuda humanitaria”, según la versión oficial. Pero, de nuevo, las fotos en las redes sociales trajeron a la orilla de la opinión pública la verdad: eran helicópteros militares. 

Soldados portan el ataúd de Vadim Kostenko, primera muerte confirmada de un militar ruso en Siria, en el pueblo de Grechnaya Balka. (Reuters)Soldados portan el ataúd de Vadim Kostenko, primera muerte confirmada de un militar ruso en Siria, en el pueblo de Grechnaya Balka. (Reuters)

“No tenemos una evidencia todavía de que haya soldados rusos luchando cuerpo a cuerpo en tierra, pero encontramos bastantes signos que contradicen las aseveraciones oficiales”, explican desde el CIT. Entre las cosas que chirrían, está un supuesto convoy ruso en la región de Latakia, al oeste del país. Leviev y sus colaboradores han usado imágenes posteadas en redes sociales y las han ubicado con ayuda de mapas y fotografías aéreas.

“La zona en la que fue visto está lejos de la base rusa en Siria y se estaba alejando del frente”, señalan en el CIT. Da la sensación de que se trata de tropas rusas regresando a la base de Hmeimin tras haber estado en la línea de combate. También les ha llamado la atención que el armamento que portan estos blindados “no es utilizado por el ejército sirio”

EEUU dijo a la agencia Reuters esta semana que Rusia ha incrementado su presencia en Siria hasta los 4.000 efectivos (antes había 2.000). Ahora han sido tres veteranos rusos los geolocalizados en varias fotos, muchas de ellas en zonas ‘sensibles’ como Hama, Homs y Alepo, tres puntos que están muy lejos de la base que oficialmente tiene Rusia en Siria, en la región de Latakia. 

Esas cifras tienen una traducción en historias personales, y ahí está el botín de estos rastreadores de rusos fuera de la versión oficial. Tienen el caso de Ayas Saryg-Oo, un soldado ruso de la 74º unidad motorizada, que colgó una foto suya en Twitter geolocalizada en Ein Elkorum, al noroeste de Hama. Le apetecía posar orgulloso con su metralleta en lo alto de un tejado. Pero usando Google maps, el colectivo ha logrado hallar su posición exacta. 

También han documentado el caso del ‘marine’ Vladimir Boldyrev, de la unidad 13140 de Sebastopol. Colgó en su muro de Vkontakte, la versión rusa de Facebook, una foto compartiendo rancho con sus compañeros de pelotón: agua embotellada rusa sobre la mesa, camisetas militares, comida rusa sobre los platos… Todo como en casa. Pero con la foto incluyó la geolocalización exacta: norte de Hama, autopista M5 entre Damasco y Alepo. Un ‘selfie’ en zona de guerra

El precio que ha pagado Leviev por todas estas revelaciones incluye amenazas de muerte y también una citación en un tribunal por revelar datos de un espía muerto en Ucrania. Su única munición es la verdad, le gusta decir. Y, con su buena puntería, la robusta versión oficial rusa ha visto aparecer unas cuantas grietas.

Vladimir Boldyrev, de la unidad 13140 de Sebastopol, quien colgó en su muro de Vkontakte una foto compartiendo rancho con sus compañeros de pelotón.Vladimir Boldyrev, de la unidad 13140 de Sebastopol, quien colgó en su muro de Vkontakte una foto compartiendo rancho con sus compañeros de pelotón.

Fuente: ElConfidencial.com