Sergio Ramos impone el 'estilo Lisboa' otra vez para hacer supercampeón al Madrid

09.08.2016 – 22:41 H. Es 9 de agosto y ya tenemos un campeón. Es el Real Madrid, el último club que ganó también es el primero en hacerlo. Y lo hace como ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

09.08.201622:41 H.

Es 9 de agosto y ya tenemos un campeón. Es el Real Madrid, el último club que ganó también es el primero en hacerlo. Y lo hace como lo ha venido haciendo en mucho tiempo, sufriendo como nunca, sintiéndose derrotado y de un momento a otro, escarbando bajo la tierra hasta encontrar la superficie, como el brote verde de una semilla cobrando vida. El que riega la semilla siempre es Sergio Ramos. Esa misma semilla la plantó Marco Asensio con un gol que le tendrá que asegurar un dorsal del 2 al 25. Carvajal, otro español, un canterano, cogió el fruto con un gol exageradamente bueno. Al Sevilla, sin embargo, sigue sin crecerle la planta en otro lado que no sea la Europa League, y no será porque no lo intente, incluso cambiando su estilo.

Jesús Garrido

El primer título de la temporada llega demasiado pronto para los blancos e ideal para los sevillanos, pero los madridistas que jueguen tendrán oportunidad de aprovechar las bajas

Si se juega tan pronto, no hay más remedio que jugar con lo que se pueda. Si la UEFA decide que su primera competición se juegue menos de un mes después de la última, suceden cosas como que una final se dispute con uno de los equipos mermado por las bajas de jugadores internacionales. Si el afectado es el Real Madrid, pues la Supercopa de Europa se convierte, por tanto, en un amistoso más de pretemporada que pierde prestigio, pues sin Cristiano, Bale, Pepe y Kroos las ganas de ver el partido son muchas menos. La UEFA sabrá qué hace con su torneo y si es que su intención es ir quitándole peso hasta borrarlo del mapa.

Al menos, para que no supiese tan mal, el Madrid y el Sevilla, los que se enfrentaron hace dos años en Cardiff, una de esas sedes secundarias donde se juega este partido, decidieron que los aficionados trasladados allí iban a tener fútbol para rato. Ninguno de los dos hubiera querido jugar tanto en este encuentro, pues están ambos todavía cargando combustible y no es positivo cargar tanto las piernas antes de empezar lo más serio, que es la Liga. Además, el Sevilla se juega otro título (otro que también es de broma por su organización) en cinco días y no tendrán ganas de caer en una final más. Que es cierto que han ganado muchas Europa Leagues, pero han caído en otras muchas.

Morata no tuvo una buena noche (Chema Moya/EFE).Morata no tuvo una buena noche (Chema Moya/EFE).

Ramos para lo bueno y para lo malo

Pero así se dieron las cosas y sucedió de esta manera porque jugó Sergio Ramos. Para lo bueno y para lo malo. Este jugador tiene una cruzada con las finales, con los partidos determinantes, por decirlo sencillamente. Cuatro finales a partido único consecutivas y cuatro goles de Ramos que permiten al Madrid ganar el título o seguir luchando por él cuando ya estaba enterrado en la tumba. Lisboa, Marrakech, Milán y Trondheim. Destinos muy diversos, mismo destino. Pero también tiene su lado oscuro, ese que asegura que es el jugador más expulsado en la historia del Madrid, el que hace penaltis absurdos para un hombre de su jerarquía. El que le hace a Vitolo puede que ni sea, porque parece que no le toca, pero es el típico en el que cae Ramos. Mete la pierna cuando no debe, sabiendo que si lo hace caerá el contrario cien veces de cada cien. Así es Ramos. Eso sí, da más que quita.

Jesús Garrido

El canario deja el club después de nueve años en los que enamoró a todos los entrenadores de la cantera blanca y del primer equipo, hasta que una lesión le rompió una trayectoria de estrella

Esta vez fue cuando el Madrid no estaba dando un duro ni por sí mismo. Era mucho que luchar para las alturas a las que estamos de año, que para correr y darlo todo queda mucha temporada por delante. Los de Zidane habían jugado un partido serio, muy cómodo, pero sin la capacidad ofensiva en plenitud y escaseando la creatividad por doquier. Es lo normal con lo que había en el campo, porque además de los que están en Madrid preparándose físicamente, Zidane dejó en el banquillo a Modric, James y Benzema. Lo que había en el campo no volverá a coincidir a no ser que en la primera eliminatoria de Copa del Rey el entrenador decida rotar mucho.

Golazo de Carvajal (Ned Alley/Reuters).Golazo de Carvajal (Ned Alley/Reuters).

La idea está verde, pero Sampaoli promete

El Sevilla tenía más efectivos, pero también algunos fuera de forma todavía. Y lo que más perjudicó al Sevilla que, claramente, su inexperiencia todavía con su nuevo cuerpo técnico. La idea que quiere establecer Sampaoli en el equipo nervionense es elogiable, pero dista muchísimo del estilo de juego que planteaba Emery y, por tanto, su desarrollo no es exacto todavía. Se decía que saldría con un 3-4-3, y visto el once lo parecía, pero finalmente Kolo jugó de lateral izquierdo, Mariano en la derecha y en el centro se quedaron Pareja y Carriço. En el centro del campo jugó con cuatro centrocampistas muy centrocampistas y luego, Vitolo y Vietto. La idea, como digo, excelente, el despliegue, mejorable.

José Manuel García

Jorge Sampaoli encara su primera gran cita con la final de la Supercopa de España frente a un Real Madrid que examinará a un Sevilla que pone intensidad de principio a fin

Lo que se dedujo es que el Sevilla tiene material para jugar muy bien, además de para ganar Europa Leagues habitualmente. El fichaje de Franco Vázquez, por el que hace un año se peleaba media Europa, ha demostrado ser un acierto absoluto. El gol del italo-argentino en el último momento del primer tiempo es solo una guinda a su gran pastel que fue su encuentro. El fichaje que aún tiene que crecer es el de Vietto, que no ha mejorado aún lo que hizo en el Atleti. Ninguno de los dos ‘9’ titulares funcionó, porque Morata siguió con su nivel de pretemporada y si participó se notó porque lo cambiaron. Entró Benzema, que al menos se movió, participó, asistió… Ese cambio fue una señal.

Y la señal de que Asensio ya esta listo la dio el propio chico. Un gol de estrella mundial, no sólo por la forma en la que lo hizo, sino por el escenario, el partido y la frialdad con la que ejecutó la acción. Marco Asensio fue titular en el primer partido oficial de la temporada. No será, a priori, la tónica natural de la temporada, pero la final del mallorquín fue impropia de un jugador sin experiencia y de 20 años. Quiere ser uno de los mejores, y si le dejan, lo puede ser.

Ficha técnica:

3. Real Madrid: Kiko Casilla, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo, Casemiro, Kovacic (m.73, James), Isco (m.66, Modric), Asensio, Lucas Vázquez y Morata (m.62, Morata).

2. Sevilla: Sergio Rico, Pareja, Carriço (m.51, Rami), Kolo, Kiyotake, N’Zonzi, Iborra (m.74, Kranevitter), Franco Vázquez, Mariano, Vitolo y Vietto (m.67, Konoplyanka).

Goles: 1-0, m.21: Asensio; 1-1, m.41, Franco Vázquez; 2-1, m.72, Konoplyanka, de penalti; 2-2, m.90, Ramos; 3-2, m.119, Carvajal.

Árbitro: Milorad Mazic (Serbia). Sacó tarjeta amarilla, por el Madrid, a Carvajal (m.84), Asensio (m.86), James (m.93); por el Sevilla, a Vitolo (m.39). Expulsó por doble amarilla a Kolo (m. 90, m.93).

Incidencias: Partido de la Supercopa de Europa disputado en el estadio Lerkendal de Trondheim (Noruega). Los capitanes de ambos equipos portaron los trofeos de la Liga de Campeones y la Liga Europa acompañados por dos niños refugiados (uno afgano, el otro sirio) para mandar un mensaje de solidaridad con las víctimas de los bombardeos en todo el mundo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes