Sergio Rico, en medio del debate: “La relación Casillas-De Gea es buenísima”

09.06.2016 – 05:00 H. Jugó Casillas contra Corea del Sur. Jugó De Gea contra Georgia. ¿Quién jugará el lunes contra República Checa? La indecisión seguía ...

09.06.201605:00 H.

Jugó Casillas contra Corea del Sur. Jugó De Gea contra Georgia. ¿Quién jugará el lunes contra República Checa? La indecisión seguía viva en el entorno de la Selección española el día que llegaron a Saint-Martin-de-Ré, su hogar (o fortaleza, mejor dicho) durante las dos primeras semanas de competición, al menos. Uno u otro jugará el debut. El que no lo hará será Sergio Rico, un chaval que apenas acaba de empezar a ser un internacional más, el 69º en debutar con Del Bosque. “Un sueño más cumplido para mí”, reconoce. Está encantado con formar parte de la Selección, pero no mira aún más allá. Sabe cuál es su lugar y así se lo cuenta a El Confidencial en una charla en la Ciudad del Fútbol antes de volar a Francia para disputar la Eurocopa.

[Del Bosque no despeja la duda de la portería]

“Es normal” que se hable solo de Casillas y De Gea, dice el portero del Sevilla, que en septiembre alcanzará los 23 años ya como indiscutible entre los palos de la meta hispalense. Es muy consciente de que su momento como guardián de España aún no ha llegado. Tiene, por ahora, ese puesto de privilegio que es el del tercero en discordia, el que tiene casi imposible jugar aunque solo sea unos minutos y que está ahí solo por si acaso. Pero ese lugar le permite trabajar con dos compañeros de una altísima calidad. “Yo acabo de llegar aquí y para mí lo importante es ayudar lo máximo que pueda y ser una esponja para absorber todos los conocimientos que ellos tienen”.

“Yo acabo de llegar a la Selección y para mí lo importante es ayudar y ser una esponja para absorber todos los conocimientos que tienen”

De Gea es ya el guardameta del Manchester United, uno de los mejores clubes del mundo, y, además, se ha conseguido ganar a la afición de Old Trafford, que lo ha elegido por segundo año consecutivo como su mejor jugador. Y de Casillas, qué vamos a decir. Los dos pueden aportar a Sergio todo lo que saben. “Sobre todo me aportan su experiencia. El trabajo diario técnico y táctico todos lo tenemos desde niños, pero es ese punto de experiencia el que hace que mejores más”, asegura. Además, Rico dice que va aprendiendo cada día algún truco que le enseñan. “Iker lee muy bien las jugadas, se anticipa y eso le ayuda muchísimo. Y David tiene un gran manejo de los pies y sabe dónde quiere salir con el balón, lo cual le da ventaja”. Con el tiempo y muchos partidos y entrenamientos a sus espaldas, han sido expertos en esas materias.

Sergio Rico, durante el entrenamiento de la Selección española de fútbol en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. (EFE)Sergio Rico, durante el entrenamiento de la Selección española de fútbol en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. (EFE)

Como portero que es, pocos comprenden como él lo que supone pelear por un puesto que, por lo general, resulta difícil de recuperar una vez perdido. Pese a la tensión de la situación que están viviendo los dos porteros, Rico cree que no traspasa el plano meramente profesional. “Su relación es buenísima. Los dos dan siempre el 100% en una competitividad muy sana”. Y luego ya elegirá Del Bosque, evidentemente.

[Casillas: “No estoy en la Selección por enchufe”]

El seleccionador no es muy dado a comunicarse con sus jugadores diariamente, pero sí habló con Rico para decirle que “esté tranquilo”. “Me pide que aprenda y que haga lo mismo que hago en el Sevilla, que es por lo que yo estoy aquí”. Allí, en el Pizjuán, tiene muchos más focos sobre él de los que va a tener en toda la Eurocopa. Y sin duda, esa es una gran ventaja para un jugador joven: no soportar una presión mediática fuerte y poder dedicarse con tranquilidad a lo que más le gusta, que es jugar al fútbol para seguir creciendo. Pero Rico no cree que exista esa “discriminación”. “No pienso mucho en eso. Estoy aquí y trabajo todos los días igual que los demás”.

De las procesiones a la Eurocopa

Sergio Rico era un niño sevillano que cada vez que se acercaba la Semana Santa se vestía de nazareno y acompañaba a los pasos por las calles de Sevilla. Pero aquello ya es pasado. “Hace bastante que no salgo, porque siempre ha coincidido que tenía o entrenamiento, o partido o viaje. Pero tampoco lo echo de menos. Esa parte religiosa siempre está conmigo y no la dejo nunca, pero el futuro lo marca el fútbol, y eso es lo predominante”.

Sergio Rico ha vivido muchas experiencias a sus 22 años. (Reuters)Sergio Rico ha vivido muchas experiencias a sus 22 años. (Reuters)

De ese niño, según nos dice, queda “todo”. “Hace dos años estaba en el Sevilla Atlético y ha sido un proceso muy acelerado, pero al final vas dando pasos y no te das ni cuenta de lo que estás haciendo”, reconoce el arquero, que, eso sí, cada vez que puede se escapa para echar un pádel. Ahora, dos años después de su explosión en Nervión, Rico se define a sí mismo como “un portero tranquilo”. “Demuestro seguridad y que técnicamente soy bastante bueno”, dice sin necesidad de tirar de falsa modestia.

“Me definiría como un portero tranquilo, que demuestra seguridad, y creo que soy bastante bueno técnicamente”

Con esas características, ha llevado al Sevilla a completar otra buena temporada, aunque es bien cierto que la competición que ha dado las alegrías al club en los últimos años no la ha podido disfrutar mucho esta campaña. En la Europa League, Unai Emery eligió a otro portero de la cantera, David Soria, para ser el encargado de evitar los goles contrarios. “Es un gran portero que, como yo, ha tenido que dar pasos muy rápidos en poco tiempo y lo ha hecho muy bien”. Pero, a pesar de ese surgimiento tan repentino, piensa que no va a afectarle más que positivamente. “No me siento presionado, pero es cierto que esa competitividad es buena para aprender y seguir creciendo”. 

Las situaciones diversas de Monchi y Emery

Mientras estaba concentrado con la Selección y algo ajeno a lo que sucedía fuera de ese entorno, Monchi presentaba su dimisión como director deportivo del Sevilla, la cual era rechazada. Esto cogió por sorpresa absolutamente a Sergio Rico. “Estaba ya aquí concentrado y fue muy sorprendente. No me lo esperaba. Monchi es más sevillista que el escudo y no tenía ni idea de que quería irse. Él es un profesional, y aunque dijera eso y al final se quede, estoy seguro de que va a dar el 100% para que el Sevilla haga una gran temporada, realizando el mismo trabajo que antes”, espera el andaluz.

Y ahora que llega a Francia, se puede quedar sin entrenador, ya que Unai Emery, el entrenador que le dio la oportunidad y le hizo estar donde está ahora mismo, está ultimando su contratación con el Paris Saint-Germain. “Sería algo complicado para el equipo, puesto que ya lo conocemos a él y él ya nos conoce a nosotros y al club. Ha hecho unos años espectaculares y sería muy difícil de reemplazar a Unai. Es un entrenador muy trabajador y eso nos lo transmite a los jugadores para sacar el máximo de nosotros. Es un motivador nato y nos lo transmite para mantenernos enganchados a todos. Yo le estaré agradecido toda la vida y quiero devolverle la confianza que puso en mí aquel día para seguir creciendo”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes