Sergio Rico y los palos frenan de nuevo a un Barcelona que sigue huérfano sin Messi

El Barcelona se dejó otros tres puntos vitales en el Sánchez Pizjuán (2-1). Diez grandes minutos del Sevilla, la ‘siesta’ del Barça, la ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

El Barcelona se dejó otros tres puntos vitales en el Sánchez Pizjuán (2-1). Diez grandes minutos del Sevilla, la ‘siesta’ del Barça, la espectacular actuación de Sergio Rico y los palos evitaron que el Barça sumara un sólo punto ante el conjunto hispalense, que toma aire a costa de los azulgranas. El equipo de Luis Enrique volvió a confirmar que, sin Messi, pierde muchos enteros: la victoria por la mínima ante Las Palmas (2-1), la remontada ‘in-extremis’ ante el Bayer Leverkusen (2-1) y la derrota de este sábado confirman que la ausencia del argentino es más que una simple baja.

Messi es uno de esos pocos jugadores capaces de cambiar un partido con una simple acción y, en su ausencia, nadie supo comandar a su equipo en ataque. Neymar estaba llamado a ser ese hombre que se encargara de llevar el peso del Barça, pero nada más lejos de la realidad: un par de chispazos en el partido, además del gol de penalti, no fueron suficientes para evitar la derrota de su equipo. Así, por segunda salida consecutiva, el Barça pierde un partido a domicilio, demostrando muchas carencias en defensa y sin el acierto en ataque con el que cuenta cuando Messi está en el césped.

Si, a todo eso, se le suma la mala fortuna, el resultado es la derrota ante el Sevilla. El Barça no jugó fluído, no brilló en defensa y, durante buena parte del encuentro, no buscó la meta contraria, limitándose a defender con el balón pero sin crear peligro. Cinco minutos de despiste provocaron que el Sevilla le endosara dos goles que los azulgranas ya no pudieron remontar, sobre todo gracias al espectacular partido de Sergio Rico… y a los palos. Cuando el meta internacional no pudo evitar el gol, ahí estaban las maderas para provocar la segunda derrota en los siete partidos de Liga de los culés.

El partido comenzó con ocasiones claras para ambos equipos, pues Munir y Gameiro pudieron desnivelar la balanza si hubieran acertado en dos claras ocasiones. El Barça trataba de llevar el peso del partido, ante un Sevilla que se sentía cómodo esperando las contras, pero que dejaba algunas dudas en su esquema defensivo, varias veces superado con un simple cambio de juego de banda a banda. De hecho, las dos grandes ocasiones en la primera mitad fueron para los azulgranas, que estuvieron realmente cerca de ponerse por delante, pero la fortuna no estuvo del lado culé.

Primero, en el minuto 22, llegó la ocasión más extraña del partido: Neymar lanzó milímetricamente una falta desde la frontal del área que se estrelló en el palo derecho de Rico… y empezó el espectáculo. Tras pegar en la espalda del meta, el balón botó hasta en tres ocasiones en la línea y, cuando Piqué llegaba con todo a favor para empujarla, Coke se lanzó a la desesperada para salvar el tanto. El rechace le cayó a Luis Suárez y, a puerta vacía, la reventó contra el palo izquierdo. Al borde del descanso, de nuevo el uruguayo se encontraba con la mismísima escuadra tras un tiro lejano.

Tras la reanudación, el Sevilla dio un puñetazo sobre la mesa. Olvidándose de ese esquema tan defensivo de la primera mitad, decidió dar un paso hacia adelante para, en sólo seis minutos, poner al Barça contra las cuerdas. Primero, en el 51′, Kevin Gameiro firmaba una espectacular jugada por banda derecha para que Krohn-Dehli la empujara a gol; en el siguiente ataque de los hispalenses, en el 57′, Iborra mandaba a la red un cabezazo para poner en clara ventaja al Sevilla. Los de Nervión daban un zarpazo a un Barça que estaba completamente muy tocado.

Reacción demasiado tardía

Luis Enrique reaccionó y tras meter a Dani Alves en banda derecha y reubicar a Sergi Roberto en la medular -más la entrada de Sandro por Munir-, el Barça ganó enteros en el plano ofensivo. Consciente de que el partido estaba perdido, los azulgranas se lanzaron al ataque, a sabiendas de que tenían media hora para intentar voltear el marcador. Volcados hacia la meta sevillista, Sergio Rico se iba a convertir en el héroe de su equipo, tras hacer cuatro paradones consecutivos a Neymar que permitían que la ventaja de su equipo siguiera siendo de dos tantos. Al menos, hasta el minuto 74.

Un lanzamiento sin demasiado misterio de Sergi Roberto terminó impactando en la mano de Trémoulinas, lo que le valió a Gil Manzano para señalar pena máxima. Un disparo raso a la derecha del meta estuvo a punto de ser detenido por Rico, pero terminó por convertirse en el 2 a 1. A partir de ese momento, el acoso y derribo del Barça fue monumental: un minuto después, Sandro fallaba un gol cantando mandando el balón, de nuevo, contra el palo; en el 80′, con todo a favor para marcar, estrellaba un disparo franco contra el mar de piernas que el Sevilla tenía apostado al borde de su área pequeña.

De aquí hasta el final, el Barça siguió trabajando en busca del gol que, al menos, le pudiera dar un punto en el Sánchez Pizjuán. Pero el empuje del Barça llegó tarde y sin demasiado orden, una situación que benefició a un Sevilla que supo sufrir hasta el final para llevarse la victoria. Un enorme Sergio Rico y los palos sirivieron para dar un triunfo a los hispalenses, que infligieron la segunda derrota de la temporada al Barça tras el tropiezo ante el Celta. Los de Luis Enrique echan mucho de menos a Messi, una ausencia ante la que Neymar no supo tirar del equipo.

Ficha técnica:

2 – Sevilla: Sergio Rico; Coke, Andreolli, Kolodziejczak, Tremoulinas (Mariano, m.88); N’ Zonzi, Krychowiak; Krohn-Dehli, Iborra (Reyes, m.70), Vitolo; Gameiro (Llorente, m.72).

1 – Barcelona: Bravo; Sergi Roberto, Piqué, Mathieu (Dani Alves, m.60), Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Mascherano; Munir (Sandro, m.60), Luis Suárez y Neymar.

Goles: 1-0, M.52: krohn-Dehli. 2-0, M.58: Iborra. 2-1, M.74: Neymar, de penalti.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó a los locales Krychowiak (m.19), Andreolli (m.22), Kolodziejczak (m.33), Tremoulinas (m.73) y Llorente (m.75), y a los visitantes Busquets (m.28), Mathieu (m.48) y Jordi Alba (m.60).

Incidencias: Partido de la séptima jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 40.000 espectadores, que prácticamente llenaron el graderío. Césped en perfectas condiciones.

Fuente: ElConfidencial – Deportes