Silva da brillo a la Roja

La Roja recuperó su brillo. Al menos durante unos buenos minutos, muchos en relación a partidos anteriores, que valieron para que el equipo de Del Bosque ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

La Roja recuperó su brillo. Al menos durante unos buenos minutos, muchos en relación a partidos anteriores, que valieron para que el equipo de Del Bosque recuperara el liderato. La Eurocopa de Francia está más cerca. Superó con claridad a Eslovaquia, gracias por encima de todo a un David Silva superior, que dio lustre y brillo al juego español. Gran partido del menudo mediocampista, que alumbró a su equipo de principio a fin desplegando un repertorio superior. Él se encargó de todo lo bueno que sucedió en ataque, mientras unos metros más atrás Busquets dio el equilibrio necesario para que España no sufriera. Muy completo el partido del mediocampista catalán.

El conservador plan diseñado por el seleccionador de Eslovaquia pudo salir reforzado a las primeras de cambio. Sergio Ramos falló con estrépito en el centro del campo regalando el balón a Mak; éste se marchó como una flecha hacia la portería de Casillas, pero no apuró lo suficiente, percutió unas décimas antes de lo debido y el balón se marchó desviado. La respuesta de España no se hizo esperar e instantes después el marcador se abría de par en par.

David Silva, que ha comenzado la temporada como un tiro, abrió la lámpara que tanto lustre da a todo el que está a su alrededor y en esta ocasión el afortunado fue Jordi Alba. El canario levantó la cabeza y filtró un maravilloso pase para que el lateral, llegando desde atrás, metiera la cabeza para marcar el primero de la noche. El arranque de partido de España fue potente, derribando con fuerza el partido diseñado por el rival.

Jordi Alba abrió el marcador tras un gran pase de Silva (EFE)Jordi Alba abrió el marcador tras un gran pase de Silva (EFE)

Un Busquets superior

El equipo de Del Bosque firmó un notable primer tiempo, con un Busquets barriendo todo lo que sucedía a su alrededor y con los pequeños metiendo electricidad al juego. Pedro se movió bien por el costado, mientras Iniesta y Cesc acompañaban perfectamente a un Silva que dirigía todo el juego atacante. Sin generar demasiadas oportunidades, las llegadas fueron constantes al área de una Eslovaquia superada.

El que peor lo pasó, porque el estilo de España por el momento no engarza con el suyo, fue Diego Costa. Con el balón circulando con velocidad unos metros detrás de él, el hispano-brasileño no encontraba espacio alguno, siempre emparedado por un puñado de rivales. Encontró metros por delante en una ocasión y la jugada acabó en penalti. El ariete no lo dudó y se lanzó en plancha al suelo -piscinazo en toda regla- y el colegiado cayó en la trampa. Iniesta hizo el resto. En el otro lado, mucha tranquilidad, sólo rota por un latigazo de Hamsik que fue bien respondido por Casillas.

La Roja bajó algo el ritmo de vuelta al campo tras el descanso, pero el partido seguía estando bajo control sin mayores apuros. Silva, mientras, no frenaba y estuvo en un tris de firmar el tercero, pero el balón acabó estrellándose en un lateral de la red. El del Manchester City seguía desatado y buscaba el gol para poner la guinda, algo que casi consigue minutos después tras otra gran maniobra. El que tuvo que volver a lucirse fue Casillas, que sacó una buena mano para evitar que Eslovaquia se metiera en el partido.

Busquets, en el centro, completó un gran partido (EFE)Busquets, en el centro, completó un gran partido (EFE)

Rodeado de enemigos

Diego Costa seguía a lo suyo, sabiendo que un gol le ayudaría a poner pegamento en un debate que continúa abierto. Sus compañeros metían balones uno detrás de otro al área de Eslovaquia buscando al necesitado delantero, pero no había manera. Siempre estaba rodeado de enemigos que no le permitían ninguna alegría. Un chilena le pudo coronar, pero no, no era el día del jugador del Chelsea. El dominio no había decaído, pero sí algo la intensidad, momentos que aprovecharon algunos aficionados para silbar a Piqué cada vez que tocaba el balón. “Me parecen lamentables esos silbidos”, dijo después del partido el seleccionador.

Y Diego Costa se fue del terreno de juego en el minuto 75, desesperado porque un día más se quedó a cero, dejando su sitio a Paco Alcácer. Los balones seguían aterrizando en el interior del área de Eslovaquia, con Silva casi siempre ordenando todo el juego ofensivo, y el atacante valenciano no necesitó mucho tiempo para aparecer, casi siempre guiado, como sus compañeros, por el del City, que hasta el final estuvo enchufado al partido. Un partido que murió sin que el deslumbrante jugador celebrara un gol. Fue lo único que faltó…

Ficha técnica:

2 – España: Casillas; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Cesc (Cazorla, m.67), Iniesta (Koke , m.85); Pedro, Silva y Diego Costa (Alcácer, m.75).

0 – Eslovaquia: Kozacik; Pekarik, Salata, Hubocan, Tesák; Gregus, Gyömbér, Hrosovský (Sabo, m.73), Svento; Hamsík (Duda, m.61) y Mak (Duris, m.46).

Goles: 1-0, m.5: Jordi Alba. 2-0, m.30: Iniesta de penalti.

Árbitro: Damir Skomina (SLV). Amonestó a Kozacik (30) y Tesák (83) por Eslovaquia.

Incidencias: encuentro de la fase de clasificación a la Eurocopa 2016 disputado en el estadio Carlos Tartiere, ante la presencia de 24.000 espectadores, 400 de ellos llegados de Eslovaquia.

Fuente: ElConfidencial – Deportes