Similitudes y diferencias entre la situación de Casillas y Ramos en el Real Madrid

Ya lo dice el refrán: si no quieres taza, taza y media. Si el Real Madrid no tenía suficiente con el culebrón Casillas, a éste se le ha unido ya ...

Ya lo dice el refrán: si no quieres taza, taza y media. Si el Real Madrid no tenía suficiente con el culebrón Casillas, a éste se le ha unido ya el culebrón Ramos. Mientras Iker parece empezar a hacerse a la idea de que este verano tendrá que abandonar el club de toda su vida tras los continuos ‘empujones’ que está recibiendo, Sergio lo que ha empezado es a comprobar la campaña de desprestigio que le espera una vez que se ha abierto la caja de los truenos.

Aunque sus casos no son iguales, la situación del primer y del segundo capitán del Real Madrid sí tiene algunas semejanzas. Y no precisamente que a los dos les restan dos años más de contrato, en el caso del portero prorrogable uno más si jugara una serie de partidos. Su principal punto en común es que ambos se han convertido en transferibles -por incómodos- para Florentino Pérez.

En este sentido, la principal diferencia es que mientras a Ramos tiene mucho mercado, Casillas no tiene tan fácil encontrar un club que le dé cobijo. El central tiene una oferta del Manchester United, que pretende incluirle en el atascado traspaso de De Gea, Según informó anoche la Cadena Cope, los ingleses le ofrecen 5 años de contrato, a razón de 12 millones netos por temporada. Sabido es que a Iker también le gustaría irse a la Premier, en su caso a un club de Londres, pues a su pareja, Sara Carbonero, es la ciudad en la que le gustaría vivir si finalmente se ven obligados a dejar Madrid. Sin embargo, en la capital inglesa no hay opciones, salvo que el Tottenham se decidiera a última hora a abordar su fichaje.  

Además, si Casillas quiere aspirar a estar en la lista de Del Bosque para la Eurocopa de Francia, sabe que necesita jugar asiduamente, precisamente para competir por la titularidad con David de Gea. Por eso, no sería descabellado que el mostoleño acabara aceptando ofertas como las que le han llegado de, pro ejemplo, Turquía, aunque en ese caso todo pasa por que su salida sea al estilo Raúl. Es decir, que el Madrid se haga cargo de parte de su ficha. De hecho ésta es la principal razón por la que el guardameta no se ha marchado ya del Bernabéu, un estadio en el que pitarle se ha convertido en costumbre.

Casillas y Ramos, con la nueva camiseta del Real Madrid, junto a Cristiano, Benzema y Marcelo Casillas y Ramos, con la nueva camiseta del Real Madrid, junto a Cristiano, Benzema y Marcelo

Aunque suene raro, el caso de Ramos puede ser más sencillo de resolver, aunque el Real Madrid siempre puede remitir a su cláusula de rescisión de 200 millones y bloquear su salida. El hermano y agente del sevillano, René Ramos, lo tiene claro y lleva tiempo buscándole un posible destino, a pesar de tener contrato hasta 2017 y ser uno de los jugadores más valorados por la afición. La opción de renovar por el Real Madrid siempre ha estado sobre la mesa, aunque hace tiempo que dejó de estarlo sobre la de Florentino Pérez, quien no está dispuesto a pagarle lo que pide y, al igual que ocurriera con otros referentes del madridismo como Hierro, Raúl y el propio Casillas, no acepta que nadie sea más madridista que él.

Luque y la inimaginable opción del Barça 

La toma de contacto que su amigo Albert Luque, enrolado en la precandidtura de Joan Laporta a la presidencia del FC Barcelona, mantuvo con Sergio Ramos se quedó, al menos de momento, en un simple de contacto. Es cierto que no resulta sencillo imaginarse a Ramos vestido de azulgrana y tampoco que el Barça, sea quien sea su presidente, afronte su fichaje. Claro que hasta poco tampoco era fácil pensar que el héroe de la Décima, con un cabezazo en Lisboa que ya forma parte de la historia del Real Madrid, fuera a desear marcharse antes incluso de acabar su contrato.

Joan Laporta. (EFE)Joan Laporta. (EFE)

Si a Florentino no le gustan las formas de Sergio para forzar su renovación, tampoco a Ramos le están gustando las de Pérez para, no sólo negarle lo que él considera justo, cobrar más que jugadores como, por ejemplo, Benzema, sino cómo se está empezando a filtrar su falta de compromiso con el Real Madrid. Pedir respeto al escudo a un futbolista que lo ha dado todo vestido de blanco no parece la mejor forma de pretender retenerle, sino más bien de todo lo contrario. La diferencia con Iker, es que Sergio sigue siendo titular indiscutible y no tiene a una parte de la afición en contra. 

Y así está la situación del central. Visto lo visto, Ramos prefiere irse y su presidente prefiere que se vaya. La solución, que un club pague la cantidad de millones en las que Florentino Pérez valore su traspaso, precisamente lo que el Manchester United está haciendo con De Gea, a quien le resta un año de contrato y no tiene 29 años, sino 24. Según la Cadena Cope, los ingleses ofrecen 75 millones, con el guardameta español incluido en la operación.

Como bien dijo Pep Guardiola al ser preguntado sobre el futuro de Ramos, “Florentino tiene la llave de todo”. Aunque Pérez lo hiciera nada más llegar a la presidencia, Casillas no es portero para el Real Madrid, llegó a decir, fue Mourinho quien le enseñó la puerta de salida. El portugués también señaló a Ramos, quien siempre le plantó cara. Esta es otra similitud entre Iker y Sergio. Ambos quedaron marcados por el ‘mourinhismo’ y desde entonces nada ha sido igual para ellos, sobre todo porque el portugués se fue, pero aún sigue Florentino.  

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: