Sólo falta la pancarta “Valdebebas no se toca” porque lo demás es lo mismo

16.01.2016 – 05:00 H. En el Barcelona nadie lo dirá delante de un micrófono, pero por lo bajini no pueden disimular un cierto regocijo por la sanción de la ...

16.01.201605:00 H.

En el Barcelona nadie lo dirá delante de un micrófono, pero por lo bajini no pueden disimular un cierto regocijo por la sanción de la FIFA a los equipos madrileños. Sobre todo, la del Real Madrid. En el Barça tuvieron también un gran cuidado en no pronunciar el nombre del club blanco cuando la FIFA les sancionó, pero en la entidad azulgrana estaban convencidos de que la denuncia anónima que propició la investigación del máximo organismo del fútbol mundial por el fichaje del delantero coreano Lee Sung Woo partía del Madrid. Ahora, desde el entorno del club que preside Florentino Pérez sospechan que el Barça ha tenido algo que ver y así lo han filtrado, igual que hizo el club catalán. “La mano negra”, lo llamaron.

El Barcelona acaba de cumplir las dos ventanas de sanción que le impuso la FIFA. Arda Turan y Aleix Vidal ya han debutado con el primer equipo y este fin de semana lo podrá hacer, por fin, ante el Cornellà Lee Sung Woo, que cumplió 18 años el pasado 6 de enero. En los doce meses sin poder inscribir a jugadores ha ganado cinco títulos y todo marcha sobre ruedas, así que en el club azulgrana no pueden reprimir la sonrisilla viendo la que les viene encima a sus máximos rivales en la competición nacional. Es como mirarse en un espejo porque todo es igual que lo que les pasó a ellos. Incluso la reacción del conjunto blanco es idéntica: primero la negación -porque el Madrid sabía que estaba siendo investigado- y después la sorpresa seguida de una gran indignación por lo que consideran un abuso, un escándalo y una injusticia. Claro está, igual que el Barça, llegarán “hasta las últimas consecuencias” para defenderse. 

Todo es calcado y el club catalán mira con suficiencia lo que sucede en Madrid porque está convencido, por lo que ya han vivido en sus carnes, que nada de lo que hagan ambos clubes les servirá para evitar el castigo. Ni el pataleo ni los trámites legales. Hasta el abogado que defendió al Barça ante la FIFA, Juan de Dios Crespo, les ha hecho ya unas recomendaciones a los madrileños, en declaraciones a ‘Rac1’: “Tienen poco tiempo para recurrir, son tres días para apelación y siete para fundamentar. Les aconsejaría que pidieran un aplazamiento, unos días más, porque en siete es complicado leerse y contestar a las 110 páginas de la sentencia”.

Madrid y Atlético están en primero de la FIFA y el Barça ya ha aprobado el curso. Y no sólo los clubes. Curiosamente, periodistas que trabajan en Barcelona para medios de la capital relataban el jueves con sorpresa cómo les llamaron para preguntarles por asuntos que creían obvios después de tanto explicarlos. ¿Por ejemplo? Que pueden recuperar a los cedidos, fichar entrenadores y vender jugadores. “Es como si se hubieran caído de un guindo”, sentenciaban. 

La contradicción de que la FIFA con su castigo deje tirados a chavales a los que con la norma pretende proteger también fue una de las quejas recurrentes en el Barça, pero muchos parecen haberse dado cuenta ahora. En Barcelona se vivieron situaciones límites como la del camerunés Patrice Sousia, que no sólo no podía jugar ni entrenar, sino tampoco vivir en La Masia y al que acogió la familia de un compañero de equipo, Jonathan Collado. De los denunciados, sólo han resistido en el club los coreanos Lee y Paik y el francés Chandri. “El Real Madrid respeta los valores de la infancia, esto es un error”, declaró el director general del club José Ángel Sánchez como si no hubiera escuchado nunca a nadie del Barça asegurar exactamente lo mismo y a la FIFA ejecutando el reglamento a rajatabla sin que les temblara el pulso mientras expulsaba a los niños de La Masia. 

Hasta que el TAS no falle, Apelación concede la cautelar. Un pequeño respiro que permite fichar en verano y cumplir el castigo en 2017

Para seguir calcando el mismo esquema sólo falta que en el Bernabéu y el Calderón cuelguen unas pancartas gigantes para mostrar su enfado. “La Masia no se toca”, fue la del Camp Nou, que no sirvió de nada. Los pasos a seguir son recurrir a Apelación, que salvo sorpresón tampoco sirve de mucho, pero es un trámite obligatorio para poder apelar al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Y hasta que éste no falle, Apelación concede la cautelar. Un pequeño respiro que les puede permitir fichar este verano y luego cumplir el castigo durante las dos ventanas del 2017. Al Barça le vino de perlas: incorporó a Ter Stegen, Bravo, Rakitic, Mathieu, Vermaelen, Douglas y, sobre todo, a Luis Suárez y recuperó a Rafinha que estaba cedido en el Celta. 

Al Barcelona le pelaron las barbas sin contemplaciones, pero Madrid y Atlético ni se pusieron a buscar el agua para remojar las suyas. Ahora llegan las quejas, lamentaciones y trámites legales. Que pregunten al Barça, que igual les puede dar algún buen consejo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: