Solo Simeone puede volver a abrir a Torres las puertas de la Selección

Hace mucho tiempo que Fernando Torres dejó de ser un niño. Ya no es ese adolescente que era la mayor ilusión rojiblanca en décadas, sólo guarda de aquello ...

Hace mucho tiempo que Fernando Torres dejó de ser un niño. Ya no es ese adolescente que era la mayor ilusión rojiblanca en décadas, sólo guarda de aquello recuerdos, emociones… y la misma ambición. Bueno, y los mismos peinados. Pero la ambición es lo que más destaca en su personalidad desde que ha vuelto al Calderón. Torres ya no tiene la misma velocidad que cuando estaba empezando, ni el mismo físico enclenque. Tiene su cuerpo plenamente desarrollado y su cabeza habla claro: “No es posible volver a la Selección”.

“Yo nunca he dejado la Selección porque me ilusiona como el primer día. Muchos de mis mejores recuerdos en un campo de fútbol son con la selección y le debo muchísimo. Me siento orgulloso de haber participado en ese periodo tan exitoso de manera tan directa, pero en este momento creo que el seleccionador cuenta con otra gente, así que no es algo de lo que esté pendiente cada día. En lo único que pienso es en jugar de manera constante con mi club y luego ya veremos si el trabajo me lleva de nuevo a España“, dijo Fernando en un acto de ‘Jack&Jones’ este martes al que fue invitado El Confidencial.

Torres no se pone la roja desde el 23 de junio de 2014, en el tristísimo partido contra Australia en el Mundial de Brasil, con los dos equipos ya eliminados, y en el que de hecho España jugó de ‘luto’. Torres jugó el partido entero, con su ‘9’ a la espalda, y marcó el que es hasta ahora su último gol como internacional. Desde entonces, no ha ido ni él ni Villa, sino Diego Costa, Morata, Juanmi, Alcácer y Rodrigo. Toda una nueva generación que deja fuera al atlético.

Pero hay una opción de que, al menos, Del Bosque se vuelva a plantear la convocatoria de Torres. Fernando, al contrario que Villa, se ha quedado en el fútbol del máximo nivel, y además en un equipo que debería optar a todo. Si Simeone le da por fin el puesto fijo del ‘9’ del Atleti y empieza a marcar de nuevo con regularidad, el seleccionador tendrá que pensárselo. Su problema es que la idea del Cholo es precisamente la opuesta: darle cada vez más confianza a Jackson Martínez, que para eso es el delantero centro recién fichado (y por mucho dinero, además). “Es maravilloso tener un entrenador que te da confianza cuando las cosas no salen del todo bien”, dijo Torres sobre la situación de su compañero. Veremos si no le sale el compañerismo por la culata.

Solo Simeone puede volver a abrir a Torres las puertas de la Selección

Ahora sí va partido a partido

Torres quiere devolverle al Atleti todo lo que le ha dado y a ser posible, con títulos. Pero como buen soldado, se adecúa a los mandatos de su líder. “El objetivo está muy claro: ganar el próximo partido. Es lo único que nos permitirá ganar también el siguiente”. El discurso de Simeone ya ha calado también en su ‘9’ después de que el año pasado, poco después de volver a casa, recordó que él ha ganado “títulos, pero me falta ganar con el Atlético” y hablaba de no ceder demasiado para “aprovechar los puntos que se dejen los rivales directos, si no, la distancia se mantiene”. Hablaba del Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona, no de Sevilla y Valencia, como siempre suele decir el Cholo. Pero ya no se sale del guion, porque el año pasado no ganó nada y quiere hacerlo por fin como colchonero.

En esa manera de pensar también va implícito una manera de jugar, la que ha hecho a este equipo ser uno de los mejores del mundo en los últimos cinco años. Pero esta temporada, al menos en lo que llevamos de competición oficial, el Atleti no es el mismo que en estas campañas pasadas. Le falta algo, y Torres sabe perfectamente qué es. “Ha habido partidos en los que nos hemos salido del guion, de ese bloque fuerte que éramos el año pasado y que nos permitía ganar”, comenta el punta de Fuenlabrada con convencimiento y sabiendo de lo que habla.

Y aunque la manera de jugar y ganar no sea la más agradable de ver para el público imparcial, Torres, sin especial ánimo de defender cómo juega el Atleti, sino de justificarlo, recuerda que “jugar bien es muy relativo. Este equipo en los últimos años ha ganado y ha conseguido aguantar a un nivel cercano a Madrid y Barça en muchas competiciones, pero no lo ha hecho jugando bien al fútbol, si entendemos esto como el toque. Lo ha hecho de otra manera, siendo un equipo muy sólido, muy fuerte, muy incómodo para los rivales que juegan el balón y nunca se salía de esa línea”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes