Ter Stegen: la solución para hoy, el problema para mañana

16.03.2016 – 05:00 H. El Fc Barcelona se juega hoy el pase a cuartos de final de la Champions ante el Arsenal con la tranquilidad que le otorga el 0-2 ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

16.03.201605:00 H.

El Fc Barcelona se juega hoy el pase a cuartos de final de la Champions ante el Arsenal con la tranquilidad que le otorga el 0-2 conseguido en el Emirates. Pocos, muy pocos, creen antes de que se juegue el partido que el equipo inglés pueda conseguir el milagro de apear a un Barça en estado de gracia. Dejando aparte nada menos que al tridente formado por Messi, Neymar y Luis Suárez, que ya es mucho dejar, con que el Barça mantenga su portería a cero ya está hecho. Por supuesto Luis Enrique afirmó ayer que los suyos no van a variar lo más mínimo su estilo de juego y a nadie en su sano juicio se le pasa por la cabeza que el conjunto azulgrana salga a su estadio a defender un marcador, pero atrás tampoco son precisamente cojos y Ter Stegen, el guardameta de la Champions, es un seguro. Y es justo en la retaguardia donde el Barça tiene hoy una solución, pero mañana se avecina un problema: El alemán quiere irse.

La armonía que existe entre la MSN es justo la que brilla por su ausencia entre los porteros. No es nuevo. Los guardametas son especiales, siempre lo han sido y la relación entre ellos suele serlo; no en el Barça, sino en general. Claudio Bravo y Marc André Ter Stegen no se escapan a la teoría de que los porteros comen aparte y, simplemente, mantienen las formas. No se llevan ni bien, ni mal, es que no se llevan. Al final, de todas maneras, da igual si están en el mismo grupo de whatsapp, porque el que manda es Luis Enrique, y el técnico tiene clarísimo que Bravo juega la Liga, Ter Stegen la Champions y no va a cambiar. El problema es que el alemán no se conforma, que en el vestuario y en el club lo saben, que tiene ofertas y que pretende marcharse al final de temporada.

Ter Stegen y Claudio Bravo (Reuters). Ter Stegen y Claudio Bravo (Reuters).

El City le pretende

Para el Barcelona sería ideal seguir como hasta ahora, con la portería bien cubierta, pero Ter Stegen tiene otros planes y el Manchester City de Pep Guardiola es uno de ellos. Un meta joven, seguro y que puede jugar como un líbero encaja perfectamente dentro del molde de la idea de fútbol del técnico catalán. Y el City no es el único equipo que se ha interesado por él. Ter Stegen tiene contrato hasta el 2019 y 80 millones de euros de cláusula de rescisión y el Barça le fichó para no tener que pensar en el asunto durante un tiempo ya que tiene solo 23 años, pero a su fuerte carácter que raya a veces en la soberbia hay que añadir la humillación que supuso para él no jugar la final del Mundial de clubes. Hay un antes y un después de ese día y el alemán ni ha olvidado, ni perdonado.

Como es tan profesional y perfeccionista no existe preocupación alguna sobre cuál será su rendimiento esta noche o en lo que resta de temporada. Y él tampoco estiró ayer de la cuerda. Le preguntaron en la sala de prensa una y otra vez y no hubo una mala palabra por su parte, pero a veces lo que no se dice es tan importante como lo que sí y en ningún momento Ter Stegen despejó dudas. Es más, en el único momento en el que se dejó ir fue para admitir que no le gusta el cartel de “el portero del futuro”, porque “eso está muy lejos”. Y él lo quiere todo y lo quiere ya y Luis Enrique no se lo va a dar. Así que hoy volverá a ser la última solución, si falla todo lo demás, ante el Arsenal, pero el problema está ahí y no tiene pinta de disolverse por sí solo.

Al margen de la portería, lo demás en el conjunto culé sigue igual de armónico. Piqué será baja por sanción y existe la sensación de que el Barcelona quiere dar un golpe encima de la mesa también en Champions, una vez que la Liga está casi despachada, así que no habrá lugar para la relajación. Por supuesto, tanto Luis Enrique como Arsene Wenger dieron la eliminatoria aún por abierta, pero los expertos en apuestas saben que obtendrán un buen pellizco si el Arsenal elimina al Barça. Es decir: la lógica apunta a que los azulgrana conseguirán de nuevo, igual que en la última década, su pase a cuartos. Y mientras el asturiano ironizó sobre que él no firmaría contratos de más de seis meses después de renovar el verano pasado hasta el próximo año por el Barça, Wenger está en el final de su historia con el Arsenal. Una historia de 20 años que ya agoniza, pero que tras perdurar durante tanto tiempo y sobrepasando tantas modas, resulta extraordinaria. 

Despiece

Fuente: ElConfidencial – Deportes