Tirón de orejas para un Cristiano Ronaldo que llevaba dos partidos dando y sin recibir

Faltaban 6 minutos para el final del partido y Cristiano Ronaldo cogió una pelota en el centro del campo. Con 2-0 en el marcador, el partido estaba ...

Faltaban 6 minutos para el final del partido y Cristiano Ronaldo cogió una pelota en el centro del campo. Con 2-0 en el marcador, el partido estaba controlado por el Real Madrid. Chicharito hizo un desmarque pero se quedó en fuera de juego, esperó y nuevamente se situó a la izquierda de donde conducía velozmente el portugués, esperando un pase preciso para quedarse delante de Rubén. Ronaldo no lo vio claro y desde la frontal del área decidió resolver él solo. El balón se marchó a la grada, por encima del larguero, y una parte del Santiago Bernabéu se lo reprochó con algún silbido. Un tirón de orejas efímero que inmediatamente tuvo respuesta por otros aficionados, que comenzaron a aplaudir y, posteriormente, a corear su nombre. Llevaba dos partidos dando dos asistencias claves y sin recibir él un pase decisivo. Para más de uno esto no justifica dicha acción.

En la victoria de ayer frente al Almería que terminaría con 3-0 y con James haciendo de héroe local, Cristiano remató ocho veces. “Cada vez que no meto me voy enfadado”, comentó en una ocasión el luso. Este miércoles se iría de esta manera pese a que lo intentó desde lejos, de cerca y de falta. Amén de luchar y mostrar intensidad sobre el verde. Cuando más cerca lo tuvo, al final del choque al centrar Chicharito desde la izquierda, Arbeloa se adelantó al siete blanco para hacer el 3-0 con su puntera. Casi como en la primera mitad, cuando el defensor Dos Santos le arrebató un remate prácticamente a placer (quizás en fuera de juego). Creyendo el público que había sido suyo, indicó con el dedo que no.

De las quejas a Bale al “hay que joderse”

La última vez que Cristiano Ronaldo escuchó pitos en su casa ocurrió en marzo, en la derrota 3-4 frente al Schalke. “Hay que joderse”, exclamó el tres veces ganador del Balón de Oro, quien se quejaba de unas críticas que no iban dirigidas precisamente hacia él, sino a otros miembros del equipo.

El tirón de orejas de este miércoles es similar al que recibió en febrero Gareth Bale, cuando también en una contra decidió culminar él la jugada en lugar de pasar precisamente a Ronaldo, para disgusto de éste. Chicharito, ayer, no realizó ningún aspaviento.

Celebración del gol de Arbeloa.Celebración del gol de Arbeloa.

En enero, Cristiano admitió que no estaba en su mejor momento, ni él ni el equipo –“pronto estaremos volando”- acción que se ejecutó en abril, con la mejor cara tanto del Madrid como del portugués. Sobre todo con los cinco goles frente al Granada. Ahora ha encadenado tres partidos sin anotar (desde el 3-1 al Málaga de hace doce días) pero ha colaborado dando la asistencia clave para el gol de Chicharito frente al Atlético más otra en Balaídos para asegurar la victoria frente al Celta.

Una ‘mala racha’ de tres partidos sin meter… pero dando dos asisntencias

¿Se puede calificar de mala racha su actual situación? Atendiendo a los goles, el peor registro del máximo anotador de Liga (39 goles) es el de acumular tres partidos ligueros consecutivos sin marcar… ahora lleva dos (más el partido de la vuelta de Champions). El listón lo tiene tan alto que distorsiona la normalidad en aparentes números ‘discretos’ (por calificar de alguna manera que haya dado dos asistencias en tres partidos).

No obstante, como a Bale en aquella ocasión de febrero en la que se ganó también 3-0 (frente al Espanyol), los pitidos que escuchó no van por esta ‘sequía’ o por algo que deba preocupar, sino por una acción puntual. Es la queja que el aficionado no puede mostrarle sobre el césped con el rostro, y lo debe hacer silbando. Más feo, pero con el mismo significado pasajero.

Fuente: ElConfidencial – Deportes