Torres no quiere poner fin a su sueño rojiblanco y avisa a Simeone

04.02.2017 – 20:33 H. Hace casi 16 años desde que en una tarde de mayo, un adolescente pecoso llamado Fernando Torres jugaba sus primeros minutos con el ...

04.02.201720:33 H.

Hace casi 16 años desde que en una tarde de mayo, un adolescente pecoso llamado Fernando Torres jugaba sus primeros minutos con el primer equipo del Atlético de Madrid. Era en Segunda, un territorio casi inóspito para su club y del que no iban a salir hasta pasada toda una temporada. En estos tres lustros largos, mucho ha cambiado. El Atleti ahora gana cosas, o al menos lo hacía, y lucha por todo. Y él ha vivido mucho, se ha llevado a casa todas las copas posibles, pero está donde quiere estar. Donde es feliz, donde se siente valorado. Y sabe que le quedan algo menos de cinco meses de contrato. Y a pesar de la presión que ello supone, le da tres puntos al Atlético, tres puntos mucho más importantes de lo que pueden parecer.

Alonso Castilla

Importante para que el Atlético siga con opciones de jugar la final de la Copa del Rey, toca ver si el Cholo le da la titularidad ante el Leganés (18:30 horas) y apuesta por él en el futuro

Esto es así porque ganar al Leganés puede parecer, a priori, una tarea sencilla para un excandidato a ganar la Liga. Al final no deja de ser un recién ascendido que lleva sin ganar un partido dos meses y medio, que ha incorporado a muchas caras nuevas en este mercado, las cuales aún deben acoplarse a las ideas de Asier Garitano. Y que bueno, que es el Atleti, que debe ganar a cualquiera, y más a un adversario sensiblemente inferior. Pero también debía ser así en Butarque, y no lo fue. Asimismo, el club rojiblanco lleva una irregularidad tal que una sorpresa de este calibre tampoco cabe descartarla en un momento dado. No sucedió esta vez, y si no lo hizo fue, en muy buena medida, por Fernando Torres.

El Cholo ya no sabe muy bien qué hacer con los delanteros. Pero esto no es nuevo. No sabe qué hacer desde que Diego Costa fue seducido por la oferta económica y deportiva del Chelsea. No le gustó en ningún momento Mandzukic, a Jackson lo despachó en cuanto pudo, Gameiro ha tenido oportunidades de sobra para asentarse y no lo ha hecho ni por asomo y a Torres el cariño y el respeto por lo que ha sido tampoco le justifican un espacio en el once si no rinde. Esta vez, la ruleta señaló la cara del chico de Fuenlabrada, condicionada con seguridad por su buena segunda parte ante el Barça. Y le dio continuidad a lo visto el miércoles, y sin hablar, le dijo a su entrenador que ahí está, en forma y con ganas de seguir.

Nada más empezar, Fernando tuvo una de esas que le gustan. Parecía joven, como cuando debutó. Entonces le echaban un balón largo y se lanzaba a la carrera, superando defensas y definiendo con la misma finura que un asesino tipo Hannibal Lecter. La edad le ha afectado a él más que a otros, pero se le ve bien. Mejor que a principio de temporada, desde luego. Esa primera acción la falló, definió erróneamente. Pero era un augurio de lo que iba a suceder en los minutos sucesivos. No mucho rato después, recibió dentro del área, recortó e hizo que el debut de Siovas fuera un horror. Le hizo penalti. Pero Torres ya no tiene esos galones de antes, quizá sí sentimentales, pero no futbolísticos. No lo tiró él, sino Griezmann… que ha fallado 5 de los 7 penaltis que ha lanzado en el Atleti, sin contar tandas.

Momento en el que Siovas derriba a Torres cometiendo penalti (Javier Barbancho/Reuters).Momento en el que Siovas derriba a Torres cometiendo penalti (Javier Barbancho/Reuters).

Y lo falló, claro. El Leganés, algo inocente en la acción, permitió que Torres llegara antes que nadie, incluso antes que Griezmann, al rechace de la mano de Herrerín. Controló y la empujó a la red. Gritó el gol con una rabia que no le caracteriza. Se nota que necesitaba marcar. Para que se hagan una idea, no marcaba en Liga desde el 17 de septiembre. Casi cinco meses. Una barbaridad para el que luce el ‘9’ del Atlético. Y ha jugado poco, sí, pero no tanto como para justificar esas cifras tan reducidas. No le importó, no hoy.

En un día en el que en el Atlético no destacó nadie, uno más en realidad, destacó el que suele pasar desapercibido por su bajo rendimiento. Griezmann resultó casi intrascendente, Gaitán tampoco apareció en ningún caso. Y en el centro del campo, Gabi y Koke tampoco manejaron con demasiada soltura a la creación pepinera, que acabó el partido con más remates a puerta que el conjunto local, lo cual dice mucho de la fragilidad defensiva inusitada del Atlético, algo que ya está empezando a ser normal y que no tiene aparente solución, no se la encuentra al menos Simeone en el corto plazo. Y la va a necesitar no sólo para intentar un milagro en el Camp Nou, sino para que la temporada siga teniendo sentido con la Champions League.

Entró Correa por Saúl y cierto es que algo de dinamismo ofreció. Fue el pequeño argentino el que le puso otro balón de esos que enamoran a Torres. Definió como si estuviera corriendo por el Ernst Happel de Viena y superando a Lehmann. El gol fue un alivio para todo lo que quedaba de segunda parte. El Atleti se sintió cómodo teniendo al Leganés cerca de su área, merodeando y tratando de sorprender a Moyá. Lo pudo hacer en varias ocasiones, pero el arquero balear sigue firme ocupando el hueco de Oblak. Fue uno de tantos partidos en los que el Lega se marcha con buena sensación, pero de vacío. Eso sí, esperanzas haberlas, haylas. Bueno, Morán y Samu son un salto de calidad que ya le gustaría haber tenido a otros candidatos al descenso.

Ficha técnica

2 – Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Koke, Gabi, Saúl (Correa, m. 45), Gaitán (Carrasco, m. 56); Torres y Griezmann (Vrsaljko, m. 72).

0 – Leganés: Herrerín; Víctor Díaz (Alberto Martín, m. 71), Bustinza, Pablo Insua, Siovas, Diego Rico; Erik Morán (Machís, m. 77); Unai López (Samu García, m. 62), Alberto Bueno, Szymanovski; y Guerrero.

Goles: 1-0, m. 15: Fernando Torres, en el rechace de Iago Herrerin a un penalti lanzado por Griezmann. 2-0, m. 50: Torres pica el balón ante Iago Herrerín tras un pase de Correa.

Árbitro: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó al local Savic (m. 32) y al visitante Erik Morán (m. 29)

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 40.000 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes