Tres muertos, entre ellos un juez, en un tiroteo en el Palacio de Justicia de Milán

El italiano Claudio Giardello, de 57 años, imputado en un caso de bancarrota fraudulenta, habría asesinado esta mañana a tiros al juez que llevaba su caso, ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

El italiano Claudio Giardello, de 57 años, imputado en un caso de bancarrota fraudulenta, habría asesinado esta mañana a tiros al juez que llevaba su caso, a su abogado y a una tercera persona, al parecer uno de los testigos que declaraba en su contra. Habría herido de gravedad, además, a un número aún indeterminado de personas.

El suceso tuvo lugar dentro del Tribunal de Justicia de Milán, donde accedió armado evadiendo los controles de seguridad, y de donde consiguió escapar en moto. Fue capturado minutos después en un mercado cercano.

De acuerdo con testigos presenciales, Giardello, vestido con traje y corbata, disparó “cuatro o cinco veces” en el tercer piso del Palacio de Justicia antes de darse a la fuga alrededor de las 11 de la mañana. El tiroteo se desencadenó después de que su abogado, Lorenzo Alberto Claris Appiani, renunciase a su defensa.

Testimos presenciales explican que el hombre descargó su arma contra varias personas que estaban sentadas en las bancas reservadas para el público. Según la agencia italiana Ansa, Fernando Ciampi (magistrado encargado de su caso) también fue alcanzado por los disparos. Pero según una reconstrucción realizada por la cadena RAI, al juez lo mataron en su despacho, en el segundo piso.

El edificio fue evacuado después de que decenas de personas huyeran al oír los disparos, aunque varios se habrían encerrado en una de las salas contiguas y sólo salieron una vez que se confirmó la detención del presunto asesino. Las televisiones italianas ofrecen imágenes del exterior del edificio, cuyo acceso es impedido por las fuerzas de seguridad y donde esperan, expectantes, cientos de personas.

“En cuanto he escichado los disparos y he visto a la gente huir, me he encerrado. He tenido mucho miedo y he intentado dejar lo antes posible el Palacio de Justicia“, dijo una empleada de 40 años, entrevistada por el diario Corriere della Sera.

Fuente: ElConfidencial.com