Trump amenazó a Peña Nieto con enviar el ejército a México

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
1,20

El presidente estadounidense Donald Trump amenazó a Enrique Peña Nieto con enviar tropas a México para “parar a los ‘bad hombres’” durante la llamada que ambos mandatarios mantuvieron el pasado viernes, según han asegurado Associated Press y varios medios mexicanos. De acuerdo con una transcripción de la llamada, Trump le dijo a Peña Nieto: “Tenéis unos cuantos ‘bad hombres’ ahí abajo. No estáis haciendo lo suficiente para detenerlos. Creo que vuestro ejército tiene miedo. Nuestro ejército no, así que podría enviarlo ahí abajo para que se ocupe de ello”.

AP asegura haber obtenido la transcripción oficial de una persona con acceso a ella, presumiblemente en la oficina gubernamental de uno de los dos países. La transcripción, sin embargo, está incompleta, y no incluye ni la respuesta de Peña Nieto ni otros comentarios que permitan saber a qué se refería Trump al mencionar a los ‘bad hombres’, si a las bandas de narcotraficantes o a los inmigrantes.

Ángel Villarino

Si Trump sigue humillando a México acabará desencandenando una respuesta. A pesar del desequilibrio de fuerzas, los mexicanos tienen más de un as en la manga

El programa de radio de la prestigiosa Carmen Arístegui, una de las periodistas más conocidas de méxico, también lo había mencionado horas antes. Arístegui entrevistó a otra periodista mexicana, Dolia Estévez, que también habría tenido acceso a la conversación, y que confirmó la “humillación de Trump a Peña Nieto”.

“Obtuve información confidencial que pude corroborar sobre el contenido de la conversación que sostuvieron Trump y Enrique Peña Nieto el viernes pasado”, asegura en el programa Estévez, colaboradora de Forbes, que ha cubierto durante años la información sobre la Casa Blanca. “Trump le dijo a Peña Nieto que no necesita a México ni a los mexicanos, en tono amenazante, e incluso se quejó del mal papel que está haciendo el Ejército en el combate al narcotráfico. Incluso le sugirió que si son incapaces de combatirlo, quizá tenga que enviar tropas para que asuman esta tarea”, afirmó la reportera.

“’No necesito a los mexicanos, no necesito a México, vamos a construir el muro y ustedes van a pagar les guste o no’, le habría dicho Trump a Peña. “Nos están engañando en decir ‘todo va muy bien’, ‘conversamos muy amistosamente’… Aquí no quieren negociar, quieren confrontar a México”, insistió Estévez.

Manifestantes queman una figura de Donald Trump durante una protesta en Ciudad de México, el 20 de enero de 2017 (Reuters)Manifestantes queman una figura de Donald Trump durante una protesta en Ciudad de México, el 20 de enero de 2017 (Reuters)

“Un sinsentido y una mentira”

El Gobierno mexicano ha negado que la llamada se produjese en esos términos. “Es falso que el Presidente de EUA haya amenazado con enviar tropas a México”, afirmó Eduardo Sánchez, portavoz de Peña Nieto, en su cuenta de Twitter. “Lo sé con total certeza. Lo que se ha dicho es un sinsentido y una mentira”, ha declarado en una entrevista de radio. La Casa Blanca todavía no se ha pronunciado al respecto.

Sin embargo, muchos observadores creen que el gabinete de Peña Nieto está tratando a toda costa de evitar una escalada en la confrontación con la Administración Trump. La popularidad del presidente mexicano se encuentra bajo mínimos, y su reticencia a reaccionar de forma contundente ante las provocativas declaraciones de Trump sobre México y sus ciudadanos y a la orden de construir un muro en la frontera (estuvo a punto de no cancelar su viaje oficial a Washington, aunque finalmente cedió ante el clamor popular) podrían acabar tumbando a su Gobierno.

Incluso si, como sostienen algunos, las palabras de Trump no son una amenaza sino una oferta de cooperación, suponen un indicador significativo -junto a la polémica llamada que ayer realizó al primer ministro australiano Malcolm Turnbull, a quien colgó abruptamente- de cómo el recién estrenado presidente estadounidense está dispuesto a conducir la diplomacia del país. Esto es, de forma no muy diplomática.

Fuente: ElConfidencial.com