Trump: 'amigo' de México por la mañana y 'constructor' de muros por la noche

01.09.2016 – 10:50 H. “Vamos a construir un gran muro en la frontera sur del país y México lo pagará al 100%. Ellos no lo saben todavía, pero lo van ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

01.09.201610:50 H.

“Vamos a construir un gran muro en la frontera sur del país y México lo pagará al 100%. Ellos no lo saben todavía, pero lo van a pagar”, aseguró este miércoles Donald Trump en Phoenix. El candidato republicano lleva repitiendo la misma promesa varios meses, pero lo que nadie entiende es por qué los mexicanos “no lo saben todavía“. Al fin y al cabo, horas antes de pronunciar estas palabras en Estados Unidos, el magnate viajó a México para reunirse con su presidente, Enrique Peña Nieto.

Viaje relámpago a México

El Ejectuvio mexicano afirmó en marzo que quería reunirse con los aspirantes a ocupar la Casa Blanca y el pasado viernes invitó tanto a Clinton como a Trump a su país. Con este encuentro, Peña Nieto pretendía demostrar que su Administración es neutral de cara a las elecciones en Estados Unidos y, al mismo tiempo, limar asperezas con el hombre que podría convertirse en su homólogo en el país vecino. Aunque Clinton no asistió, Trump aceptó la invitación y viajó este miércoles a México.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, estrecha la mano del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. (EFE)El presidente de México, Enrique Peña Nieto, estrecha la mano del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. (EFE)

Tras una hora de reunión, el magnate compareció ante los medios de comunicación junto a Peña Nieto, pero no pidió perdón por los insultos a los mexicanos, ni tampoco reculó en sus promesas antiinmigración. El candidato republicano se ofreció a iniciar un “diálogo constructivo” entre ambos países, dijo que tenía “gran afecto” por el país vecino y aseguró que “un México próspero es el mayor interés para Estados Unidos”.

Al margen de su opinión sobre México, la gran pregunta era si Trump y Peña Nieto llegarían a un acuerdo sobre la construcción de un muro en la frontera, pero ambos eludieron profundizar en este tema:  “Hablamos del muro, pero no de quién va a pagarlo”, dijo el magnate. Horas después, Peña Nieto aseguró en Twitter que “al inicio de la conversación con Donald Trump dejé claro que México no pagará por el muro”.

De todos modos, este comentario del presidente mexicano en la red social no consiguió apaciguar las críticas de sus compatriotas. “EPN (Enrique Peña Nieto) se ha convertido en pieza de propaganda del peor enemigo del país“, afirmó en la misma red social el analista político Jesús Silva Herzog, que consideró “vergonzoso” el hecho de que el mandatario mexicano recibiese a Trump. Al otro lado de la frontera, varias voces también criticaron al candidato republicano por el viaje, pero no tardaron en ser acalladas por los nuevos titulares que dio Trump en Phoenix.

Trump: ‘amigo’ de México por la mañana y ‘constructor’ de muros por la noche

El “gran discurso” sobre inmigración

“¿Estáis preparados?, preguntó Trump antes de comenzar su discurso en Phoenix. “¡Sí!”, contestó el público al unísono. Así empezó el “gran discurso” sobre inmigración del magnate, tal y como lo definieron horas antes miembros de su equipo de campaña. Por la mañana, el candidato republicano mostró una actitud conciliadora con el presidente mexicano, pero por la noche volvió a la carga con sus promesas más radicales:

  • Prometió la construcción de un muro “maravilloso” e “impenetrable” y aseguró que, “aún no lo saben”, pero “lo va a pagar méxico”.
  • Afirmó que si se convierte en presidente deportará a todos los inmigrantes ilegales los acepten o no de vuelta sus países de origen: “No habrá amnistía. Nuestro mensaje al mundo es este: no puedes tener estatus legal si entras ilegal a nuestro país”.
  • Insistió en que los que quieran emigrar a Estados Unidos tendrán que pasar un “examen ideológico” para asegurarse de que “comparten nuestros valores y aman a nuestra gente”.
  • Se comprometió a revocar las medidas aprobadas por el Gobierno de Obama y paralizadas por el Tribunal Supremo que protegen a los indocumentados que tengan hijos estadounidenses de ser deportados.
  • Garantizó que todos los cuerpos de seguridad del país trabajarán por que se cumplan estas medidas.

Fuente: ElConfidencial.com