“Trump está dando un ejemplo terrible a los líderes autoritarios de todo el mundo”

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Un hormigueo de jóvenes de más de un centenar de nacionalidades charlan, comparten archivos y experiencias y dialogan sobre los límites de la libertad, la privacidad y la seguridad en la red. Durante cuatro días, 1.200 personas han participado en la tercera edición del Internet Freedom Festival que se ha celebrado en Las Naves de Valencia, con más de 200 sesiones de intercambio de información. Lo primero que llama la atención es la obsesión por el anonimato y la preservación de la identidad frente a terceros. Está prohibido hacer fotos sin permiso en el interior del recinto que acoge el festival.

“Casi todo el mundo está conectado por lo que cada persona es mucho más visible. Aquí hay varios activistas que han venido desde Vietnam y que, como siguen viviendo allí, participar en un evento como este les supone un riesgo. Esta es la naturaleza de 2017”. Hablamos con Margaux Ewen, directora legal y de comunicación de Reporteros sin Fronteras en América del Norte, una asidua a este encuentro. Su organización ha participado un año más en el Freedom Festival, por su papel de defensa de los blogueros y activistas que usan la red para aflorar información en países donde la libertad de expresión está restringida y en los que los medios tradicionales no disfrutan de independencia.

Pero este año el foco no está sobre estados en vías de desarrollo, gobernados por dictadores o con sistemas democráticos inmaduras. Este año hay nuevos nombres protagonista sobre el tapete, el de la Administración Federal de Estados Unidos, una de las democracias más consolidadas del mundo, y su nuevo presidente Donald Trump, peleado con los medios de comunicación de su país.

Pregunta: También se está produciendo una situación aparentemente nueva y anómala que se entre la Administración Trump en EEUU y algunos de los grandes medios del país. El último informe sobre pluralidad de Reporteros Sin Fronteras alerta de una “guerra” del Gobierno contra los informantes responsables de temas relacionados con el espionaje, la seguridad exterior o la lucha contra el terrorismo. ¿Existe un riesgo de involución democrática en Estados Unidos?

Respuesta: Ha habido una involución anterior a la llegada de Trump al poder en Estados Unidos que ya era un problema para la libertad de expresión, los medios libres y para el acceso a la información. Probablemente la Administración de Obama ha enjuiciado más rumores o filtraciones que todas las administraciones anteriores juntas. Ahora estamos viviendo una estrategia de comunicación excesiva por parte del Gobierno. La Casa Blanca de Trump y su Secretario de Prensa etiquetan a algunos medios de comunicación que cubren historias que lanzan un retrato negativo de su Administración como si fuera información falsa (‘Fake News’) o bien los llaman enemigos del pueblo americano.

Steve Bannon (estratega jefe de la Casa Blanca) asegura que hay una guerra en los medios y que los medios deberían callarse. Estos ataques a la prensa son mucho mayores de los que la administración previa había mostrado y es algo muy preocupante porque afecta al modo en el que Estados Unidos está siendo percibido en el extranjero: ya no es el país que había intentado tener un papel de liderazgo en el mundo defendiendo derechos humanos, denunciando abusos y violaciones en otros países. La libertad de prensa es una de esas ejemplos porque es uno de los pilares de la democracia.

“Estados Unidos ya no es el país que había intentado tener un papel de liderazgo en el mundo defendiendo derechos humanos”

Cuando el presidente de Estados Unidos llama a la prensa “el enemigo del pueblo” esto supone que otros líderes de otros países que critican la prensa -y tenemos toda una lista de ellos en nuestra web- pueden tomar esta información y decir: “Ah, está bien tratar a la prensa de este modo porque el presidente norteamericano lo está haciendo”. Además, cuando Estados Unidos quiere hacer advertencias a otros países diciéndoles que es muy importante que respeten la libertad de prensa y que permitan a los periodistas acceder a la información de una manera libre y sin interferencias, estas declaraciones son menos valiosas por la manera en la que están tratando a sus periodistas en su propia casa. Esto provoca que el impacto de sus declaraciones sea menor de lo que pudiera tener.

P. Precisamente sobre esto, hay determinados comportamientos de la administración Trump que están recibiendo halagos o defensa por parte de otros líderes mundiales que no destacan por su defensa de la libertad de prensa. Está el caso como el caso de Erdogan en Turquía, el país con más periodistas encarcelados, según el último informe de RSF. También hay expulsiones como la de la periodista española Beatriz Yubero

R: RSF Ha sido muy rápido denunciando las declaraciones y la actitud de la administración Trump porque establece un ejemplo terrible. Si nos fijamos en países que han encarcelado a periodistas por hacer su trabajo, por ejemplo como el blogero de Arabia Saudí, Raif Badawi, entre los cargos que se le imputan está el de proporcionar información falsa. Han detenido a otros periodistas en otros lugares del mundo con el argumento de publicar información falsa. Las palabras que usa Trump y las acciones que realiza contra la prensa están siendo observadas muy detenidamente por regímenes autoritarios y por los depredadores de la prensa libre. Es un aliciente para seguir haciendo lo que hacen, por lo que es muy importante que los Estados Unidos predique con el ejemplo. Esto es muy importante para nosotros.

P. ¿Cómo se percibe en los estados alejados del ‘establishment’ de Washington esa especie de combate de boxeo entre Trump y los grandes medios de comunicación? Pongamos por caso Kansas, Nebraska o estados del llamado ‘cinturón del óxido’ como Michigan.

R. Definitivamente, hay una estrategia de Donald Trump poner a los medios contra la gente. Ha mostrado su favoritismo por algunos medios frente a otros y también está el problema de la simplificación de la cobertura mediática. Pero ha habido encuestas últimamente que muestran que hay más gente que cree a la prensa más de lo que creen al presidente.

P: Ahora parece que la verdad no importa, sino más bien importa la interpretación de los hechos. El trabajo de los periodistas se está haciendo más difícil desde el momento en el que se ponen en duda los hechos, la búsqueda de la verdad y se habla de esa ‘verdad alternativa’ o ‘posverdad’.

R: Creo que este es un de los temas más difíciles para los que tener una respuesta. Los reporteros siempre tenemos la opinión de que el periodista debe perseguir de un modo muy agresivo los hechos. Esto supone que si estás haciendo una entrevista en televisión, especialmente si es en directo y si es con un miembro de la Casa Blanca, y estás persiguiendo una pregunta, es importante ser agresivo e intentar tener una respuesta, no ser flojo en ese ejercicio. Pero ahora hay un círculo vicioso con los cuadros de Trump atacando a los medios o restringiendo el acceso de la prensa y es importante que los medios se defiendan.

“Ha habido encuestas últimamente que muestran que hay más gente que cree a la prensa más de lo que creen al presidente”

Organizaciones como Reporteros sin Fronteras o Defend Media defienden los medios. Pero es muy importante también no dejar que esto sea una distracción para las actividades de las redacciones. Lo que los periodistas están haciendo es la razón por lo que él ataca a los medios: están revelando información que es vital para los ciudadanos americanos, información que ha sido reservada o no. Hay muchas cosas que están pasando ahora mismo en Estados Unidos y en el mundo que son dignas de estar en los medios. Los periodistas tienen que seguir haciendo su trabajo incluso si están haciendo frente a situaciones como ser excluidos del acceso a la información o ataques llamándoles los enemigos de la gente. Cuanta más información puedan proveer al público, más están haciendo su trabajo, a pesar de todos estos obstáculos que vienen desde fuera.

P. ¿Pueden darse casos de deportaciones de periodistas inmigrantes?

R. Hay muchos refugiados que están entrando y que pueden ser periodistas perseguidos en Siria, Yemen o el resto de países includos en la lista de ciudadanos con la entrada vetada. Esto es muy preocupante porque hay representantes de estas comunidades, periodistas locales, que realmente están haciendo un trabajo frente a la violencia directa, asesinatos, tortura… Nos gustaría que vinieran a Estados Unidos y que explicaran que es lo que está pasando en el terreno. Si no están autorizados a viajar a Estados Unidos es algo que nos enfada mucho.

Está el caso de un periodista del Washington Post que es iraní y estadounidense. Fue detenido hace algo más de un año en Irán y Estados Unidos, bajo la administración Obama, trabajó mucho para devolverle a casa. Ahora vemos a Irán como uno de los países objetivo. En Irán hay muchos periodistas en prisión y esta táctica de negarles la entrada en Estados Unidos dependiendo de cuál sea su procedencia tiene un efecto negativo. También me gustaría hablar de la situación de ciertos periodistas extranjeros que han sido parados en la frontera. Incluso antes de que la prohibición entrara en vigor, ya existía tensión en las fronteras con los periodistas que habían estado viajando por Oriente Medio. Tenían que estar seguros y muchas veces los han retenido en la frontera, les han obligado a revelar información de sus teléfonos, algo que puede poner a sus fuentes en peligro.

La salud de la libertad informativa, según el último informe de RSF.La salud de la libertad informativa, según el último informe de RSF.

También hay periodistas de Reino Unido y de España, como el periodista Manuel Martorell, especialista en el Kurdistán, que no tiene permitido viajar a Estados Unidos ni él ni su familia porque está especializado en este área tan sensible. Esto ya pasaba antes de Trump, por lo que hay un problema con la manera con la que el Gobierno analiza el trabajo de los periodistas y entendiendo el rol que juegan en ofrecer información. Hay otro caso de un periodista que trabajaba para la CNN y otros medios, y fue corresponsal en Colombia cerca de 18 años, por lo que tenía contacto con muchos grupos, incluidos las FARC. Esto era suficiente para ponerlo en la lista para no permitirle la entrada.Estamos trabajo con ellos y sus abogados para solucionar estos casos.

“Hay periodistas perseguidos en Siria, Yemen y otros países con sus ciudadanos vetados por Trump que no pueden entrar en Estados Unidos”

P: Se produjo una enorme efervescencia en las redes sociales y en Internet, con blogueros y activistas, durante la llamada Primavera Árabe. ¿Qué queda de todo aquello?

R: Se puede identificar un buen ejemplo de la Primavera Árabe el aumento de democracia en Túnez, con el incremento de la prensa libre o el acceso a internet en el país. Pero al mismo tiempo, Egipto es un ejemplo negativo por la represión de la prensa y de los periodistas. Muchos periodistas han sido encarcelados o acusados de participar en grupos terroristas cuando ni siquiera estaban en el país. Muchos expertos en esta situación dicen que el estatus de la libertad de prensa y los derechos humanos es ahora peor que antes de la revolución. La represión global continúa aumentando para la prensa y, por extensión, para los derechos humanos.

P. ¿Por qué se apela a la seguridad nacional siempre sale perdiendo la libertad?

R: Por supuesto que hay formas de respetar la libertad de prensa sin poner en peligro la seguridad nacional. Muchos países están usando su preocupación por la seguridad nacional o su lucha contra el terrorismo para reprimir la libertad de prensa o la expresión a través de Internet. La clave de muchos movimientos terroristas y el destrozo de la democracia es eliminar las libertades que han existido siempre y debemos recordarnos que somos una sociedad. Si no formas parte de una sociedad que tiene una prensa libre y que protege la libertad de prensa para dar información precisa, sin represión, sin ser asesinados, sin tener miedo a ser espiados, a ser arrestados o acosados en Internet, no puedes hacer tu trabajo de forma libre. Y si esto es así, ¿cómo vas a solucionar los problemas del mundo?

P. Festivales como Internet Freedom ponen el foco en los conflictos que se generan en torno a la seguridad y la privacidad en Internet. ¿Están en juego nuestras identidades en la red y nuestra capacidad de usarla sin ponerla en riesgo?

R. Hay muchas personas intentando mejorar la situación de privacidad pero también es cierto que cuanta más gente accede a Internet y a las nuevas tecnologías más problemas se presentan. Este tipo de festivales son geniales porque agrupan a muchas gente, de diferentes lugares, con diferentes experiencias. Como los vietnamitas que debatieron sobre cómo son capaces de compartir información, sobre cómo son capaces de suponer un impacto en la diáspora vietnamita o el mundo occidental para que sepan qué es lo que está pasando en Vietnam. Está en el número 175 de la lista de 180 en pluralidad y libertad de prensa. Hay muchos blogeros que han sido reprimidos constantemente. Estos eventos son capaces de reunir a estas personas y conversar sobre lo que está pasando y lo más importante, que se den cuenta de que no están solos. Que este tipo de eventos se produzca en España, supone que hay una democracia muy fuerte, También podría atener lugar en Estados Unidos, no olvidemos las cosas positivas, pero eso no significa que no denunciemos cuando el espacio para la prensa libre se está cerrando.

Fuente: ElConfidencial.com