Turquía deporta a una periodista española por “terrorista”

09.08.2016 – 11:17 H. – Actualizado: 7 M. Turquía ha deportado a la periodista española Beatriz Yubero acusada de “terrorista“ después de ...

09.08.201611:17 H. – Actualizado: 7 M.

Turquía ha deportado a la periodista española Beatriz Yubero acusada de “terrorista después de retenerla durante más de 36 horas. Posteriormente, la reportera fue expulsada del país tras quedar en libertad “sin cargos”, según ha confirmado Yubero a El Confidencial. La periodista, que se encuentra ya en España, realizaba investigaciones en la Universidad de Ankara y es cofundadora del ‘think tank’ Baab al Shams, especializado en Oriente Medio y norte de África.

“El viernes se presentaron en mi casa dos agentes de los cuerpos antiterroristas. Me acusaron de terrorismo pero no mostraron ninguna orden de detención, ningún documento. Aseguraron que me arrestaban tras la denuncia de una vecino. Durante las horas siguientes me trasladaron desde un centro para detenidos ‘por terrorismo’ tras el golpe, un pabellón deportivo de la Universidad Gazi, a otro de Inmigración y, de nuevo, al primer centro hasta que acabé pasando la noche en Extranjería, sola en una habitación, sentada en una silla y custodiada por cuatro policías. Nunca tuve acceso a un abogado“, explica Yubero a este diario. 

Según ha publicado el diario ‘Hürriyet Daily News’, que asegura que la reportera había escrito una tesis sobre el Estado Islámico (ISIS), Yubero ha sido deportada por una serie de tweets críticos con el presidente Erdogan tras el fallido golpe de Estado. La periodista niega esta versión y asegura que desconoce los motivos de su deportación. Afirma que las autoridades turcas, que no dieron explicaciones a la Embajada de España en Ankara, ni siquiera pusieron un sello de salida del país en su pasaporte.

La española declara a este diario que las autoridades turcas la amenazaron con enviarla a un centro de refugiados en la frontera siria, concretamente en Kilis, si se negaba a firmar un documento para su salida voluntaria del país reconociendo que representa “un peligro” para el Estado turco. 

“Me dijeron que si no lo firmaba me enviarían a un campamento en Kilis, donde podría pasar hasta 15 días. Al principio me negué, pero el Embajador español, que estuvo en todo momento en los centros donde me retenían, aunque solo me dejaron hablar con él durante 10 minutos, me recomendó que lo firmase. Entonces, me llevaron al aeropuerto internacional de Estambul para deportarme”, explica Yubero.

La deportación de la periodista se enmarca en la purga desatada por el Gobierno de Erdogan tras el fallido intento de golpe de Estado del 15 de julio, que ha provocado la detención de casi 20.000 personas y el despido de sus puestos de trabajo de otras 60.000. 

Fuente: ElConfidencial.com