Un delfín de Florentino, el único condenado del caso del voto por correo

29.10.2015 – 05:00 H. Es la última víctima que se ha llevado por delante el caso del voto por correo, el terminaría coronando a Ramón Calderón como ...

29.10.201505:00 H.

Es la última víctima que se ha llevado por delante el caso del voto por correo, el terminaría coronando a Ramón Calderón como presidente del Real Madrid. “El juez me recomendó aceptar la pena menor prevista para estos casos y dar carpetazo al asunto. Cuando acepté me dijo que el Madrid debía ponerme una medalla por todo lo que había hecho por el club”. Alberto Villaverde, afín desde siempre a Florentino Pérez, fue condenado la semana pasada a un año, tres meses y un día de prisión (que no pisará al no tener antecedentes) por fraude en el voto por correo de las elecciones merengues de 2006. El acusado está convencido de que el tema se hubiera cerrado hace tiempo de no ser porque Alfonso Carrascosa, presidente de Legálitas y mano derecha de Calderón, mantuvo su acusación particular hasta el desenlace final.

“Yo tengo bastante relación con los socios que votan en la provincia de León, los de las peñas y leoneses que viven en Madrid. Así que realicé una ronda de llamadas para saber quién quería votar a Juan Miguel Villar Mir, que era mi apuesta. Calderón lo sabía de su época de directivo con Florentino y también me pidió que le diese los votos, pero me mantuve firme en mi apuesta con Villar Mir. Pronto comencé a ver irregularidades porque personas que manifestaron su intención de votar a Villar Mir ya habían sido visitados por gente de la candidatura siendo ello imposible…. Con el tiempo se demostró que las denuncias de un fraude masivo eran inciertas pues de los más de 10.000 votos que anuló la juez Milagros Aparicio, al final sólo quedaron en 24 dudosos. Calderón hizo lo imposible porque no se abrieran aquellos votos y lo consiguió sabedor que de haberse computado no hubiera tenido posibilidades de haber sido elegido”, comenta Villaverde a El Confidencial.

Este socio compromisario, natural de Ponferrada y miembro de la peña El Bierzo, fue también el primero que denunció que había “intrusos” en la famosa Asamblea de 2008, donde se aprobaron cuentas que estaban en entredicho. Villaverde opina que fue su insistencia en todas estas quejas las que han provocado que Alfonso Carrascosa haya continuado con su acusación particular contra él. Cree que se ha cumplido una especie de “venganza por haber sido quien más caña les dio desde el principio. Yo no he hecho nada ilegal. Me han estado buscando para joderme”.

Invitaciones de Champions

Villaverde explica que todo empezó a torcerse cuando “de los entorno a 300 socios leoneses, el Madrid de Calderón y Carrascosa encontró a casi 30 predispuestos a negar el voto a cambio de algunas concesiones -como entradas, nuevos socios o abonos- para llevarles a su terreno y lograr así su objetivo final: anular el voto por correo. Por ejemplo, a los de un pueblo del Bierzo les pagaron el viaje y entradas para llenar un autobús a un partido de Champions frente al Steaua de Bucarest. Con estos ‘presentes’ es fácil embaucar a alguien para decir que esa firma no es suya. Ante tales manipulaciones llamé a Villar Mir y convocamos en su presencia una reunión de socios para evitar que pudieran ser manipulados. En plena reunión aparecieron una docena de encapuchados con palos y banderas del Madrid para intentar reventar la reunión, con Villar Mir presente. Al aproximarse los encapuchados a Villar Mir, sus guardaespaldas sacaron sus armas y los ultras salieron corriendo. Viendo esto, Villar Mir y yo propusimos que lo mejor es que fueran uno por uno al notario para legitimar la firma de un nuevo documento ratificando haberle votado”.

Por un lado, Villaverde y Villar Mir pretendían hacer ver que en el caso de haber algún voto nulo sería una nimiedad y por otro querían dejar limpio su nombre. Aunque en seguida comprobaron que la tarea sería compleja debido a ‘invitaciones’ como la anteriormente comentada. “Hasta intentaron impedir que se llevase a cabo esta ratificación notarial infructuosamente. Carrascosa llegó a invitar al partido Real Madrid – Barcelona a uno de los fedatarios y su familia con visita a la plantilla en Valdebebas incluida”. El más hábil fue el presidente de la Ponferradina, José Fernández Nieto ‘Silvano’, amigo personal de Villaverde a quien Calderón le pidió colaborase en este asunto dándole abonos para él y su familia, aunque luego nunca negó haberle dado el voto a Villaverde para Villar Mir.

Asalto a la Casa Blanca

Todos estos truculentos acontecimientos fueron investigados y en 2012 el juez Sanz Altozano ordenó archivar la causa ya que para acusar a Calderón se utilizaron como pruebas grabaciones ocultas e ilícitas, utilizadas en el programa Asalto a la Casa Blanca, de ‘Tele 5’. Se cerró el tema para ellos pero como se había abierto una pieza separada para este asunto de Ponferrada, Villaverde se encontró como único acusado. Al principio estaban como acusadores un grupo de socios, el propio Villar Mir, el Real Madrid y Carrascosa, al quedar sólo Villaverde se retiraron todas las acusaciones a excepción de Carrascosa.

“Hace un mes me acerqué al juzgado para saber qué cuándo podía ser el juicio y que estaba ocurriendo, explicando que este proceso era una losa sobre mí y me dijeron que sería a finales de 2016 o principios de 2017. Por mi abogado supe la voluntad del magistrado de haberle dado carpetazo de no estar Carrascosa como acusación particular. Hace 15 días me llegó una carta citando a una vista con todas las partes en la que me dijo el magistrado: “Le hemos citado para tratar de cerrar este engorroso asunto. Sabemos que no tienes antecedentes y le recomendamos que acepte la menor pena posible para el delito del que se le acusa… Con la advertencia de que si hay dos que nieguen la firma por el motivo que sea, la pena que puede ser mucho mayor””, señala Villaverde, quien en un principio respondió con un “no” rotundo porque “era reconocer algo que no había hecho”, aunque el magistrado le pidió que se lo pensara unos días.

“El Real Madrid debería ponerle una medalla”

Tras consultar con expertos y familiares se mantuvo en la decisión de no aceptar. Incluso llegaron a consultar con el Juez Decano la posibilidad de ponerle una pena inferior si aceptaba el acuerdo, pero se desestimó ante la posibilidad de que ello pudiera ser recurrido. Y, finalmente, aceptó ante la perspectiva de un juicio mediático de cinco o seis días. “Y eso me hizo tirar la toalla y aceptar la pena. Por mí y por el perjuicio al Real Madrid con toda esta basura”. A continuación, “el juez, que había seguido e investigado todo el proceso, me dijo: el Real Madrid debería ponerte una medalla por lo que ha para defenderle en este asunto”. Alfonso Carrascosa, por su parte, también aceptó dicha pena y no forzó para que el asunto fuera a mayores. De hecho, en enero de 2014 había solicitado al juez que ni Villar Mir ni Florentino Pérez pudieran ser testigos de un futuro juicio. 

En la actualidad, Alberto Villaverde continúa siendo socio compromisario del Real Madrid y relacionándose de la misma manera con la actual directiva, incluyendo Florentino Pérez.

Extracto del Acta Judicial del Juzgado de lo Penal número 5 de Madrid:

 

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: