Un español muerto y otro herido en un robo de coche en Salvador, Brasil

Un español resultó muerto y otro herido en un atraco en la ciudad de Salvador, estado de Bahía, en el noreste de Brasil, informó un portavoz policial. El suceso se produjo en la noche del lunes en el barrio de Itapuá de la ciudad de Salvador, cuando los españoles estaban dentro de un automóvil alquilado en el estacionamiento de un bar y fueron atacados por delincuentes armados.

Los asaltantes les dispararon a quemarropa y se llevaron el automóvil, dijo el comisario Antonio Carlos Magalhaes Santos, jefe de la Comisaría de la Policía Civil de Itapuá. Hugo Calavia Blanco, de 37 años, recibió un disparo en la cabeza aparentemente de un revólver calibre 38 y falleció en el acto, dijo el comisario, mientras que su compatriota Alberto Aroz Calvo resultó herido en el tórax y en el pie y se encuentra hospitalizado en una clínica privada donde tras ser operado evoluciona favorablemente.

Aroz Calvo es residente en la ciudad de Salvador y trabaja en una empresa de ingeniería, mientras que Calavia Blanco viajó a Brasil como turista, según el jefe policial. Calavia, un guardia forestal en La Rioja nacido en Ágreda, en la provincia de Soria, el mismo lugar que Calvo, estaba hospedado en el Hotel Catussaba de la playa de Itapuá, famosa por haber inspirado en los años setenta una canción de Vinicius de Moraes y Toquinho, “Tarde em Itapuá”.

Ambos españoles, naturales de Ágreda

El Ayuntamiento de Ágreda (Soria) ha convocado para esta mañana, a las doce del mediodía, una concentración como repulsa al asesinato en Salvador de Bahía (Brasil) de Hugo Calavia Blando, de 37 años. Durante la concentración se leerá un manifiesto contra este asesinato que ha conmocionado al vecindario de esta localidad soriana de algo más de tres mil habitantes, ha informado el alcalde de Ágreda, Jesús Manuel Alonso. 

El herido, Alberto Aroz Calvo, formaba parte de una familia de cuatro hermanos, cuyos padres, naturales de Ágreda, emigraron a Zaragoza hace años, aunque mantenían una casa en la localidad, donde iban a pasar largas temporadas y fines de semana. Era trabajador de la empresa Gamesa radicada en este municipio, pero estaba temporalmente destinado en una fábrica de esta firma en Brasil. El otro español que resultó muerto en el asalto –Hugo Calavia– también era natural de Ágreda pero trabajaba en Logroño.

Fuente: ElConfidencial.com