Un triunfo cuya historia serán las 'esteladas'

04.11.2015 – 22:40 H. – Actualizado: 2 H. Es triste decirlo, pero es así: el Barça-BATE era lo de menos, fue una simple localización para la ...

04.11.201522:40 H. – Actualizado: 2 H.

Es triste decirlo, pero es así: el Barça-BATE era lo de menos, fue una simple localización para la demostración de independismo y libertad de expresión del Camp Nou ante las sanciones de la UEFA. Miles de ‘esteladas’ bañaron las gradas del coliseo azulgrana para mostrar su rechazo a las medidas del organismo europeo. Pitos al himno de la Champions League, esa competición que tanto aman los culés, y posteriores gritos de ‘independencia’. En definitiva, el partido daba un poco igual, lo importante era enseñar a toda Europa lo que opina el barcelonismo sobre el tema estrella de las últimas semanas. 

En realidad, se daba por hecho mucho antes de empezar que el BATE era un rival tan inferior que ni debería hacer sufrir al campeón de Europa. Por tanto, mejor divertirse con reclamas independentistas que centrarse en lo que pasaba en el césped. Aunque algo le prestaban atención a lo que sucedía ahí abajo, porque se dieron cuenta incluso de que Aliaksandr Hleb regresaba al Camp Nou y le dedicaron una sentida ovación para el bielorruso que tanto dio al Barça… En realidad dio muy poco, parecieron hasta irónicos los aplausos al exazulgrana. Pero él respondió con un par de aplausitos pequeños.

Si se confirma la lesión en el sóleo de Rakitic, se perderá el Clásico (FCBarcelona.es).Si se confirma la lesión en el sóleo de Rakitic, se perderá el Clásico (FCBarcelona.es).

Y la verdad es que el Barça se planteaba interesante por una decisión táctica de Luis Enrique que las circunstancias no nos permitieron analizar en su totalidad. Lucho decidió que iba a cambiar su tradicional 4-3-3 por un 4-4-2 con cuatro centrocampistas de mucha calidad en el medio: Busquets como pivote y una línea de peloteros delante formada por Roberto, Rakitic e Iniesta. Por supuesto, arriba estaban Neymar y Suárez, que como siempre, marcaron los goles. Era algo novedoso. Pero este año, tanto en el Madrid como en el Barça, las lesiones nos están impidiendo ver las versiones completas de ambas escuadras. En este caso, Rakitic se marchó lesionado. Y es el sóleo, y eso es un mes, por lo menos. Adiós al Clásico… aunque el Barça no lo da por sentado y sólo asegura que se pierde el partido contra el Villarreal.

Esa baja reorganizó al Barça y lo convirtió en una alineación más reconocible, con Munir ocupando el puesto del croata y escorándose a la banda derecha. El resto volvía a ser lo normal: un pivote, dos interiores y los tres de arriba repartiéndose los huecos de ataque. Y no hay lesión que por bien no venga (parece un hecho, porque tanto Barça como Madrid están cumpliendo a rajatabla en Liga y Champions), porque fue Munir el jugador que abrió el partido. Y lo hizo con una acción que el árbitro István Vad señaló como penalti, pero si lo era, habría cientos de penaltis en cada partido. Y de hecho, si ese toque en el hombro es penalti, también lo era sobre Stasevich.

Suárez sigue en una racha espectacular (Reuters).Suárez sigue en una racha espectacular (Reuters).

Pero bueno, lo importante es lo que sucedió, lo que pitó el árbitro, y Neymar, que es de aprovechar cualquier cosa que le caiga en el área, marcó el 1-0. Hasta ese momento, el partido fue un monólogo del Barça sin ningún tipo de profundidad. Ni siquiera Suárez y Neymar aparecían. Estos se estaban reservando para la segunda parte, donde se regalaron los otros dos goles. El del uruguayo contará como asistencia de Neymar, pero se lo creó él solo con un control orientado, un toque rápido para alejar el balón de los defensas y un punterazo de fútbol sala. El brasileño marcó a la contra, esa forma de juego que cada vez le gusta más al Barça y que le sale de maravilla.

El Barça no está en octavos porque la Roma ganó al Bayer Leverkusen y deja a los alemanes con cuatro puntos, exactamente seis menos que los culés… a falta de seis puntos. Vamos, que el Barça no está matemáticamente clasificado porque aún no se puede hablar de gol-average individual con el Bayer. Pero como si lo estuviera. Luis Enrique ha conseguido que su equipo sea colíder en la Liga y esté ya casi en la siguiente ronda en la Champions sin Messi, sin Arda, sin Aleix, y casi sin Iniesta… y qué digo, con muchísimas bajas. Hay que darle el mérito enorme que se merece.

Ficha técnica:

3 – FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Mascherano, Vermaelen, Adriano; Busquets (Gumbau, min.75), Sergi Roberto, Iniesta (Bartra, m.68), Rakitic (Munir, min.20); Neymar y Luis Suárez.

0 – BATE Borisov: Chernik; Polyakov, Gayduchik, Milunovic, Mladenovic; Yablonski, Aleksandr Volodko (Nikolic, m.68); Stasevich, Gordeichuk, Maksim Volodko (Ríos, min.78); y Mozolevski (Hleb, min.61).

Goles: 1-0, min.30: Neymar, de penalti. 2-0, m.60: Suárez. 3-0, min.83: Neymar.

Árbitro: István Vad (HUN). Mostró cartulina amarilla a Mladenovic (min.29), Mozolevski (min. 44), Alves (min.51) y a Nikolic (min.80).

Incidencias: 68.502 espectadores se dieron cita en el Camp Nou, en partido de la cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions, grupo E. Antes del inicio del partido, una mayoritaria parte de los seguidores presentes lucieron banderas esteladas. En el palco se encontraba, entre otros, el presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas.

Fuente: ElConfidencial – Deportes