Una mañana en 'territorio Bernie': “Si Sanders pierde no votaremos a Clinton”

30.04.2016 – 05:00 H. Su estética le delata: luce todos los complementos de un votante de Bernie Sanders. Sombrero gris calado hasta las cejas, chapas como ...

30.04.201605:00 H.

Su estética le delata: luce todos los complementos de un votante de Bernie Sanders. Sombrero gris calado hasta las cejas, chapas como para cubrir una nevera, camiseta negra ajustada -con la leyenda “Stop TTP, will murder jobs”-, vaqueros raídos de tiro bajo y pulseras. Pero James Blair Junior hace tiempo que sobrepasó los cincuenta. “No, no solo los jóvenes votan a Sanders. El movimiento que le apoya recorre todos los segmentos de la sociedad, no se restringe a los jóvenes”, dice, algo molesto. “Somos trabajadores que protestan porque una de las mayores corporaciones de este país se lleva unos 2.000 puestos de trabajo de Indiana a México. Una corporación que hace unos años recibió beneficios fiscales del gobierno de Indiana y que, ahora, abandona a la gente”.

El objeto de la ira de James, y de otras 300 personas congregadas sobre el tupido cesped ante el Congreso del estado de Indiana, es Carrier… Carrier y la deslocalización de empleos emprendidas por unas compañías “que nunca tienen suficiente”. Desde un atril, sobre las escaleras que conducen al Congreso, un hombre que ejerce de director de orquesta aulla: “Detengan las importaciones injustas. Keep it made in America”… y la gente estalla en un clamor ensordecedor.      

En la batalla por la nominación demócrata para la carrera por la Casa Blanca, el senador socialista de Vermont ha recortado en los últimos días la amplia ventaja de la que disfrutaba Hillary Clinton de cara a las primarias de Indiana, el 3 de mayo. La cosa no pinta bien para Sanders: de los 43 estados que han celebrado ya primarias, Bernie ha ganado en 18 y Clinton en 25. Tras su arrolladora victoria en el ‘Supermartes’, la exsecretaria de Estado acumula 1.650 delegados para la convención demócrata de julio y Sanders 1.348. Y, aún peor para las aspiraciones del senador de Vermont, la mayoría de los 712 “superdelegados” -líderes del partido, senadores o expresidentes que no están obligados a seguir el mandato de sus estados- han declarado su apoyo a Clinton. Al igual que para los republicanos, Indiana, donde están en juego 92 delegados, será una fecha clave para los candidatos demócratas.

“El problema es que no hay la más mínima transparencia en el movimiento de la corporación Carrier. Es el tipo de proceso que Bernie podría cambiar, porque él se preocupa por la gente que pierde sus trabajos”, dice Rebekah, una estudiante de 22 años, a El Confidencial. Medita un instante y se quita sus enormes gafas de sol antes de responder a la pregunta del millón: “No ganará, soy consciente de que casi no tiene posibilidades. Sus ideas son fantásticas pero, aunque ganase, sabemos que no le dejarían aplicarlas. Necesitaríamos un Congreso que trabajase con Sanders, que negociase con él”.

Pancartas ante el camino de entrada al Capitolio de Indiana (Foto: Ángel Martínez).Pancartas ante el camino de entrada al Capitolio de Indiana (Foto: Ángel Martínez).

Si Rebekah está en lo cierto, si el senador socialista muerde el polvo en las primarias, la clave es qué harán los frustrados votantes de Sanders, cuyas propuestas chocan frontalmente con las de la exsecretaria de Estado. Algunos en la protesta aseguran que Clinton forma parte del “proceso de pérdida de empleos” en Indiana… y prometen venganza. “Si Sanders pierde, no votaré a Clinton en las presidenciales, es una neoliberal”, confiesa un miembro de un sindicato que pide no ser identificado. Varios manifestantes secundan su arenga y prometen que harán lo mismo.

En realidad, la tasa de desempleo en Indiana ha descendido en los últimos años del 8,4 al 5%. En medio de los gritos a favor de la protección de derechos laborales y las pancartas -“Nosotros somo el pueblo, no ellos, los billonarios”-, nadie es capaz de responder a la pregunta de cuál es el porcentaje de paro en el estado.     

“No entiendo como la gente no respalda a Sanders. Tiene un gran plan para todas las corporaciones de EEUU. Para eso estamos aquí, para abrir algunos ojos. Estos miles de trabajos que se trasladarán a México son muy, muy importantes. Si siguen eliminado empleos, qué vamos a hacer. Carrier tuvo beneficios el año pasado, pero se marcha de Indiana de todas formas. Las corporaciones nunca tienen suficiente“, dice Brian Schoolcroft, un tipo de mediana edad que trabaja para UTC, antes de agarrar una pancarta y perderse entre la multitud. 

Fuente: ElConfidencial.com