Van Gaal no va de farol en su partida por De Gea y Ramos con 'míster' Florentino

“Los fichajes son un proceso y hay que esperar porque el período está abierto hasta el 31 de agosto. Prefiero no hablar de rumores, pero puede que ...

“Los fichajes son un proceso y hay que esperar porque el período está abierto hasta el 31 de agosto. Prefiero no hablar de rumores, pero puede que ‘míster’ Ramos esté en ese proceso. Nunca se sabe”. El siempre impulsivo y ahora también enigmático Louis van Gaal sigue jugando sus cartas en la partida de póker que ha entablado con el Real Madrid por David de Gea y en la que no confirma pero tampoco desmiente que vaya a estar incluida una negociación por Sergio Ramos.

El mánager del Manchester United, quien a diferencia de Rafa Benítez en el Madrid tiene todo el poder en la parcela deportiva del club de Old Trafford, sabe dónde le duele más a Florentino Pérez y lo está aprovechando. Primero, para sacar más dinero por De Gea, quien tiene decidido irse al Real Madrid, y, segundo, para tensar la cuerda con Ramos, quien quiere irse del Real Madrid y sabe que el United es un buen destino, no sólo por lo que le puede ofrecer económicamente, sino también deportivamente. Es más, no sería de extrañar que su hermano y agente, René, ya tuviera acordadas las condiciones para vestirse de rojo, de ahí el comentario de ‘míster’ Van Gaal

Quien sí tiene cerrado un acuerdo con De Gea es el Real Madrid, el cual conllevaba que el guardameta español recharaza la millonaria oferta de renovación de los diablos rojos, aunque ahora el presidente del Madrid no tiene más remedio que negociar su salida con Van Gaal, lo mismo, claro está, que el holandés la de Ramos. El hecho de que el portero acabe contrato en 2016 era un factor que en principio jugaba a favor de Florentino, si bien ha terminado volviéndose en su contra, no sólo por la inflexible pero también legítima postura del United, sino sobre todo tras la inesperada entrada en escena del central sevillano.  

El hecho de que Van Gaal insinuara su interés por Sergio cambia radicalmente el escenario, por más que Jorge Mendes le transmitiera hace unos días a De Gea que su salida estaba más cerca. Florentino aseguró en la despedida bis de Casillas que “hay jugadores que, teniendo contrato, se van y otros que el club no quiere que se vayan. Y esos jugadores no se van a ir”. Un claro mensaje a Sergio, a quien le encantaría ver salir por la misma puerta que Iker, pero al que sabe que ahora mismo no se puede permitir el lujo de traspasar. Es decir, justo lo contrario de lo que sucedió con el anterior capitán, a quien echó él.     

Ramos, durante el partido del Real Madrid contra la Roma en Melbourne (Efe)Ramos, durante el partido del Real Madrid contra la Roma en Melbourne (Efe)

Con Cillessen atado, pero sin anunciarlo

A diferencia de Pérez, que ha finiquitado a Casillas, fichado a Kiko Casilla con la idea de que sea el suplente de De Gea y en previsión de que tenga que buscarle una salida a Keylor Navas, Van Gaal no sólo sigue contando con De Gea como titular, aunque aún no haya podido jugar a causa de una pequeña lesión, sino que dejó en tierra a Víctor Valdés y mantiene en stand by el fichaje de Jasper Cillessen, quien incluso ya se ha despedido de sus compañeros del Ajax, aunque aún siga jugando con el equipo holandés.  

Por si fuera poco, el Manchester United también tiene la opción de fichar a Nicolás Otamendi, el central del Valencia que ya ha comunicado que no quiere seguir la próxima temporada en Mestalla. La idea de Peter Lim es no vender al argentino por uno euro menos de los 50 millones que están estipulados en su cláusula de rescisión, si bien esta cantidad no asusta en Old Trafford. Si finalmente no pueden ‘rescatar’ a Ramos, Van Gaal sabe que tiene la opción de Otamendi, precisamente un candidato claro a sustituir al sevillano en el Madrid. 

La popularidad de Florentino Pérez está en números rojos tras una nueva temporada en blanco y las polémicas salidas de Ancelotti y Casillas, de ahí que más que querer que Ramos siga en el Real Madrid, lo que no puede permitirse es que el nuevo capitán se marche. “El presidente me ha dicho que Sergio va a continuar”, dijo Rafa Benítez en Australia y en otro claro ejemplo de que él está para lo que le manden. 

Pero Ramos no está dispuesto a aguantar todo lo que tuvo que aguantar Iker hasta después incluso de firmar su finiquito y aceptar la oferta del Oporto. René tiene claro que su hermano y representado no seguirá en el Bernabéu la temporada que aún está en ciernes, aunque lo mismo piensa De Gea de Old Trafford. Uno y otro forman parte de una misma partida de póker, en la que sólo hay una cosa clara: Van Gaal no va de farol y le quiere devolver a Florentino su victoria del año pasado, cuando le sacó más de 80 millones de euros por Di María.   

Fuente: ElConfidencial – Deportes