Xabi Alonso adelantó un año su inevitable (y vilipendiada) salida del Real Madrid

“Míster, me ha llamado Guardiola para que me vaya con él al Bayern, he hablado con el presidente y me marcho”. Así fue más o menos cómo se ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
1

“Míster, me ha llamado Guardiola para que me vaya con él al Bayern, he hablado con el presidente y me marcho”. Así fue más o menos cómo se enteró Carlo Ancelotti de que Xabi Alonso abandonaba el Real Madrid con la Liga empezada y a dos días de que el mercado se cerrara. Al italiano la noticia le pilló por sorpresa y aún se sorprendió más cuando el propio futbolista le comentó que Florentino Pérez había tasado su traspaso al Bayern de Múnich en 10 millones de euros. Sabido es que la relación de Xabi Alonso con Rafa Benítez, nuevo entrenador del Real Madrid, no terminó nada bien en Liverpool, de ahí que se puede decir que el centrocampista internacional adelantó una temporada su inevitable salida del Santigado Bernabéu que, como es habitual en los últimos tiempos, fue por la puerta de atrás.

Xabi Alonso pidió irse. Se podía haberlo hecho libre, le renovamos, pero se fue porque fue su deseo. Él quería administrar sus dos años de otra manera y nos lo pidió por favor”, fue la versión ofrecida por el presidente del Real Madrid, que añadió: “Como se quedaba Khedira y había venido Kroos, el entrenador entendió que se le podía dejar ir”. Una vez más, Ancelotti no quiso desmentir a Florentino y aceptó quedarse sin el centrocampista internacional, quien precisamente dos días antes había anunciado que abandonada la Roja. Normal que Carletto piense lo desagradecido e injusto que ha sido Pérez con él . 

Sí, Xabi Alonso había renovado unos meses antes su contrato con el Real Madrid por dos años más, a pesar de contar con varias ofertas y tener la posibilidad de aceptarlas con la carta de libertad. Sin embargo, durante el verano el tolosarra vio claro que su tiempo vestido de blanco estaba agotado. Tal y como se temía Carlo Ancelotti, su marcha debilitó claramente su plantilla, algo que quedó demostrado durante la temporada con la lesión de Modric y las reiteradas ausencias de Khedira, a quien su negativa a no renovar le mandó directamente al banquillo por prescripción directiva.

Xabi Alonso se marchó del Madrid antes de tiempo, del mismo modo que llegó más tarde de lo esperado. Rafa Benítez aprovechó las dudas de Florentino -y no de Camacho, como se contó después- para llevarse con él al Liverpool al entonces jugador de la Real Sociedad. El rendimiento del tolosarra en Anfield es de sobra conocido y reconocido, aunque también lo es el desgaste de su relación con Benítez, quien primero no le dejó marcharse al Arsenal tras avisarle que iba a empezar a contar menos con él y luego se resistió todo lo que pudo para que fichara por el Real Madrid. Así se escribe la historia.

Después de cinco temporadas, las mismas que estuvo en el Liverpool, Alonso no dudó en aceptar la oferta de Guardiola para irse al Bayern. Tampoco lo hizo Florentino, que estaba deseando perderle de vista. Tal vez por ello, la sorprendente y repentina salida del Real Madrid le costó una impresentable campaña de desprestigio, más personal que futbolística, que, sin embargo, no le impidió llegar a Múnich y empezar a rendir desde el primer día. MVP de los dos partidos que disputó con el Bayern, Xabi ha ofrecido lo que Pep Guardiola esperaba con su fichaje.  

Campaña de desprestigio contra Xabi 

Casualmente, la vida privada de Xabi Alonso era materia reservada mientras era jugador del Real Madrid, pero todo cambió nada más anunciar su marcha. “Xabi Alonso se nos va, y al no haber razón objetiva, tiene que haberla subjetiva”, comentó el periodista Jiménez Losantos, un habitual en el palco del Bernabéu y, por tanto, adulador de la gestión de Florentino. A partir de ahí empezaron las especulaciones. Se señaló directamente a la cantante Russian Red, que en su último álbum dedicaba una canción a “Xabier”, lo que dio pie en su momento a comentarios en torno a una aventura entre ambos. Claro que el propio Ancelotti ha vivido en sus carnes cómo se las gasta el presidente del Real Madrid cuando hay que maquillar sus decisiones. Sobre todo si son tan antipopulares como la salida de Xabi Alonso o la del técnico italiano. 

Xabi llegó a anunciar que tomaría “todas las acciones legales pertinentes” contra El Mundo y contra el autor de una información publicada en la que se asegura que la marcha del jugador a Alemania se debe a “los rumores de infidelidad de Xabi. El citado diario aseguró que el fichaje de Alonso por el Bayern se debía a que su pareja, Nagore Aranburu, no estaba “cómoda en Madrid y le llegó a exigir a su marido un cambio de aires a modo de ultimátum”.

Curiosamente, Rafa Benítez llega al Real Madrid menos de diez meses después de que Xabi Alonso se fuera, sabedor de que Florentino le renovó cuando en realidad no quería hacerlo. Nunca sabremos qué hubiera pasado ahora con él, pero posiblemente también ahora le habrían entrado ganas de marcharse. En la vida hay cosas que se perdonan, pero que nunca se olvidan. Sobre todo si antes de futbolista se es persona y se antepone la familia al técnico de turno. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes