Yihadistas británicos podrían esconderse en el campo de refugiados de Calais

11.01.2016 – 13:22 H. El antiguo jefe del Departamento Antiterrorista de la Policía de Londres, Kevin Hurley, ha afirmado que podría haber yihadistas ...

11.01.201613:22 H.

El antiguo jefe del Departamento Antiterrorista de la Policía de Londres, Kevin Hurley, ha afirmado que podría haber yihadistas británicos retornados escondiéndose en el campo de refugiados de Calais, uno de los más grandes de Europa, conocido como ‘La Jungla’. Hurley sostiene que extremistas islámicos que intentan “entrar ilegalmente” en Reino Unido a través del Canal pueden estar escondidos en la ciudad portuaria francesa.

En este campo de refugiadosno hay ninguna presencia policial”, ha dicho Hurley al expresar sus preocupaciones al respecto, según publica la BBC. “Si yo fuera un yihadista retornado, intentaría entrar ilegalmente en medio de este grupo (de solicitantes de asilo); sería fácil pasar desapercibido“.

‘La Jungla’ se ha convertido en el hogar de migrantes procedentes en su mayoría de Oriente Medio y el Norte de África, que intentan alcanzar el Reino Unido a través del Eurotúnel que cruza el Canal de la Mancha. El campo, un ‘vertedero’ que alberga a entre 3.000 y 4.000 personas (no hay cifras oficiales), ha crecido notablemente en los últimos meses en medio de la crisis de los refugiados. “Es el campo de refugiados más desorganizado que he visto nunca”, afirma Pierre-Pascal Vandini, quien lleva más de 30 años trabajando para Médicos Sin Fronteras. “No hay un registro de la gente que vive aquí. Nadie les informa de sus derechos. Es un territorio sin ley”, denuncia este cooperante en un reportaje publicado por El Confidencial.

Las declaraciones de Hurley llegan en plena polémica sobre la respuesta a la crisis de los refugiados tras la ola de agresiones, muchas de ellas sexuales, perpetradas por grupos de extranjeros en Nochevieja en la ciudad alemana de Colonia, donde se están produciendo ataques de bandas contra migrantes. Solo en esta ciudad hay 516 denuncias por actos delictivos, mientras que en Hamburgo se han registrado 133. También hay denuncias en otras ciudades, como Frankfurt, aunque no son tan numerosas. Hasta el 40 por ciento de la denuncias de Colonia tienen que ver con agresiones sexuales perpetradas por individuos procedentes de países del norte de África, informa la televisión pública alemana ARD. La mayoría serían solicitantes de asilo, pero también hay individuos que están viviendo en Alemania sin la documentación pertinente.

Por otra parte, según informó este domingo la Policía del estado alemán de Renania del Norte- Westfalia, el hombre muerto a tiros este jueves en París tras intentar atacar una comisaría de Policía armado con un hacha de carnicero era un viejo conocido de las autoridades alemanas, en cuyos archivos figuraba con hasta seis identidades distintas, y residía en un centro para refugiados en el oeste del país.

La identidad del hombre, que portaba consigo un papel manuscrito jurando lealtad al líder del grupo terrorista Estado Islámico y un móvil con tarjeta alemana, sigue siendo un misterio. Las autoridades francesas creen que se trata del tunecino Tarek Belgacem, pero en sus archivos figuraba con una nacionalidad marroquí. La Policía alemana ha informado de que el sospechoso vivía en la localidad de Recklinghausen y ha publicado una foto del hombre y ha pedido colaboración ciudadana para tratar de aclarar este caso. Este sábado, según el comunicado, se procedió a registrar la habitación que ocupaba en el centro para refugiados de Recklinghausen en el que residía, en busca de pruebas.

Fuente: ElConfidencial.com