Zidane alegra la vida al Bernabéu y a los cabreados de Rafa Benítez

10.01.2016 – 05:00 H. El ambiente se descargó de tensión con su sola presencia. Rafa Benítez había sido señalado claramente por la grada del Santiago ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
3

10.01.201605:00 H.

El ambiente se descargó de tensión con su sola presencia. Rafa Benítez había sido señalado claramente por la grada del Santiago Bernabéu como gran culpable de los males del Real Madrid, sin olvidar que los gritos de ‘¡Florentino, dimisión!’ amenazaban con propagarse sin control. Pero apareció Zidane a pie de campo y todo cambió. La afición madridista recibió a su ídolo con los brazos abiertos desde el primer momento. La decisión de apostar por el entrenador francés surtió el efecto deseado por el presidente y la masa social expresó abiertamente su alegría. Zizou consiguió que la alterada afición olvidara sus penas y atisbe un futuro mejor. El tiempo se encargará de dictar la definitiva sentencia. La primera alineación, además, alegró la existencia de jugadores que como Isco estaban condenados a sufrir con Rafa Benítez.

Con unas entradas algo más pobres de lo que siempre ha sido habitual en el Santiago Bernabéu, el debut de Zidane como entrenador del primer equipo consiguió que con la visita del Deportivo la asistencia fuera más notable. 71.267 espectadores no quisieron perderse el estreno del galo, cuando en partidos como el del Rayo la entrada fue inferior. Cuando su nombre sonó por megafonía, el apellido fue coreado con enorme fuerza y potencia. Todo lo contrario que su antecesor; en el caso de Rafa, su apellido nunca era jaleado; los silbidos y abucheos se imponían claramente, mostrando la afición blanca que no quería al técnico madrileño.

Tanta ilusión ha generado la apuesta por Zidane para dirigir al primer equipo, que el Real Madrid tardó lo justo en volver a comercializar la camiseta del primer equipo con el nombre del entrenador en la espalda y el número ‘5’ que defendió durante varias temporadas. Hay que recordar que este dorsal permanece vacante durante esta temporadas después de que Coentrao lo portara durante los últimos años. Con total seguridad, esta camiseta, a poco que le vaya bien al equipo blanco, está llamada a tener éxito entre la masa social madridista. Un vídeo recopilatorio con las mejores jugadas de Zizou dio paso al himno del Centenario antes de que se pusiera en marcha el partido.

Isco recuperó con Zidane la titularidad perdida con Rafa Benítez (Cordon Press)Isco recuperó con Zidane la titularidad perdida con Rafa Benítez (Cordon Press)

Siempre a pie de campo

La expectación mediática era superior. Decenas de cámaras y fotógrafos aguardaban antes del partido a que apareciera la figura de Zizou saliendo por el túnel de vestuarios. Protocolario saludo con Víctor Sánchez del Amo y a trabajar. Zidane se mantuvo a pie de campo desde el principio, metido en el partido desde el mismo momento en el que el colegiado dio el pitido inicial que lo puso en marcha. El entrenador del Real Madrid, con las manos en los bolsillos, se movía de un lado hacia a otro dependiendo de donde estuviera el balón. Y desde que arrancó su estreno, dando instrucciones a los suyos. Y es que el Deportivo no era rival sencillo de derribar a priori.

Gestos, instrucciones, algún que otro aspaviento… Zidane estuvo pegado al partido de principio a fin. Siempre alejado del banquillo y sí muy cerca del terreno de juego. Sólo al final, con el partido resuelto, se le vio sentado. Fue una referencia clara en la banda para sus futbolistas; muchos de ellos le miraron en más de una oportunidad, esperando algún gesto del nuevo jefe. Aunque el Real Madrid no tardó mucho en liquidar el partido gracias a su acostumbrada y tremenda pegada, el equipo pasó sus apuros en más de una oportunidad. A la hora de defender se produjeron los habituales y clásicos desajustes, lo que permitió al Deportivo de La Coruña disfrutar de alguna buena oportunidad; casi siempre protagonizada por el escurridizo Lucas Pérez, que inquietó en más de una ocasión a Keylor Navas.

Carvajal dio la asistencia del primer gol que marcó Bale ante el Deportivo (Reuters)Carvajal dio la asistencia del primer gol que marcó Bale ante el Deportivo (Reuters)

Detalle con Jesé

“Todos van a ser importantes”, dijo Zinedine Zidane y a las primeras de cambio demostró con hechos que quiere recuperar a jugadores que con Rafa Benítez torcían el gesto a diario. Es el caso, principalmente, de Isco, pero sin olvidar a un Dani Carvajal que recién salido de una lesión pasó al once inicial directamente. El malagueño llevaba semanas marginado y sin sumar minutos. Ofertas siempre ha tenido y tendrá; aunque su idea no era abandonar el Real Madrid en este mercado de invierno, era evidente que con el panorama que tenía con el anterior técnico su futuro como jugador madridista no se podía garantizar pensando en la próxima temporada. Zidane conocía perfectamente la situación y en cuanto tuvo el mando del plantel quiso recuperar para la causa a uno de los jugadores que debe ser importante a partir de ahora.

El entrenador del Real Madrid también le hizo un claro guiño a Carvajal en su estreno como técnico del Real Madrid. Recién salido de una lesión, el lateral formó en el once titular, quedándose Danilo, pagado a precio de oro y sin ofrecer por el momento el rendimiento esperado, en el banquillo de los suplentes. El defensa internacional necesitaba saber desde el principio que en esta nueva etapa va a tener relevancia. Otro detalle se lo llevó Jesé Rodríguez, totalmente distanciado de Rafa Benítez y que ante el Deportivo disfrutó de unos minutos en la recta final. Zidane es un enamorado del delantero canario y recuperar su mejor versión es uno de los objetivos que se ha marcado el entrenador francés. El estreno del técnico fue redondo por el resultado y el ambiente que se respiró en el Bernabéu, pero también porque ha comenzado a reclutar futbolistas necesarios para luchar por Liga y Champions.

Fuente: ElConfidencial – Deportes