Zidane demuestra que sin ser un borde se puede liderar al Real Madrid

20.04.2016 – 05:00 H. “Antes de que me hagas la pregunta, la Liga está perdida”, dijo Zinédide Zidane tras la derrota del Real Madrid contra el ...

20.04.201605:00 H.

“Antes de que me hagas la pregunta, la Liga está perdida”, dijo Zinédide Zidane tras la derrota del Real Madrid contra el Atlético en el Bernabéu (0-1) en la jornada 26. El FC Barcelona ganó un día después al Sevilla y se fue a 12 puntos de los blancos. “No sé cuándo cambió esa percepción, pero aquel día todo fue más complicado. Cuando era jugador, aprendí de esos momentos, y en el fondo sabía que había posibilidades de ganar la Liga”, aseguró el técnico francés en la comparecencia previa a recibir este miércoles al Villarreal en el Bernabéu, en la que volvió a demostrar que se puede liderar al Madrid sin necesidad de ser un borde antes los medios. “Hemos seguido trabajando y ahora estamos en una buena situación. Día a día veo que el trabajo de los entrenamientos se refleja en los partidos”, añadió, aunque Zizou pareció olvidar que en este tiempo el Barça solo ha sumado un punto de 12 posibles, lo que, efectivamente unido a su racha de seis victorias consecutivas, le ha permitido colocarse a uno del liderato.  

[Se regala Liga: razón, FC Barcelona]

Mientras Simeone se mantiene firme en su discurso y el domingo, tras ganar al Granada en el Calderón, celebró la clasificación matemática para la próxima Liga de Campeones, en cuya presente edición ya está en semifinales, Luis Enrique ha empezado a perder los papeles al mismo ritmo que su equipo ha ido perdiendo puntos. Era de esperar en un entrenador incapaz de disfrutar cuando las cosas le iban bien y al que ahora se le ve amargado y acongojado cuando las cosas se le han torcido. Por más que el Cholo diga que los rojiblancos no dependen de nadie para ganar la Liga, su Barça sigue siendo favorito. Porque es líder y tiene el ‘average’ ganado al Atlético y al Madrid, además de un punto más que los blancos.

¿Y Zidane? El neófito entrenador, con la L aún colgada en la espalda, es decir, de prácticas en un banquillo de la alta competición, no solo se ha plantado a tres partidos de levantar la Undécima, sino que, a falta de cinco para acabar la Liga, aún tiene opciones de ganar el campeonato de la regularidad, siempre que el Barça, claro está, mantenga la misma irregularidad de sus últimos partidos y el Atlético también se deje algún punto por el camino. En ese sentido, la jornada que los tres equipos en discordia disputan este miércoles se antoja más complicada para los rojiblancos, pues visitan el campo del quinto clasificado, un Athletic que intentará dar caza al Villarreal, precisamente el rival del Madrid en el Bernabéu. 

Zidane, durante el entrenamiento de este martes en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. (EFE)Zidane, durante el entrenamiento de este martes en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. (EFE)

Zizou hasta se permite rotar

Es cierto que la visita de los amarillos representa uno de los encuentros más complicados del Madrid hasta final de temporada, junto a la salida a San Sebastián, pero llegados a este punto, parece claro que la Liga solo la puede perder el Barça, de ahí tal vez la relajación con que la afronta Zidane, hasta el punto de hacer rotaciones y dosificar esfuerzos. 

Por enésima vez, Gareth Bale es baja. Como es habitual, el club no desveló la zona de la nueva dolencia muscular del galés, aunque por las palabras de Zizou, que espera que sea una sobrecarga, se apunta de nuevo al sóleo. La ausencia de Bale podría modificar el dibujo a cuatro centrocampistas, con James e Isco peleando por un puesto. En defensa no estará Carvajal, por un golpe, ni Pepe, por descanso. Sus puestos serán para el discutido Danilo, que vuelve tras cumplir sanción, y Sergio Ramos, que tuvo un respiro en Getafe. Zidane también tendrá oxigenado su centro del campo con la vuelta de Casemiro y Modric, mientras los goles serán cosa de Cristiano Ronaldo y Benzema.

¿Y el Villarreal? Su derrota el pasado fin de semana en Vallecas ante el Rayo (2-1) no le impidió mantener el cuarto puesto con cierto margen, aunque el equipo de Marcelino tampoco puede permitirse más tropiezos. El Bernabéu es el único campo de la Liga en el que los amarillos nunca han sumado los tres puntos. A ello se suma que el equipo llega mermado por las bajas de Musacchio, Tomás Pina, Jaume Costa y Samu Castillejo, que siguen fuera por lesión. Se suma Soldado, por problemas en la espalda, y la duda del central Víctor Ruiz, por molestias en la rodilla. La buena noticia es que puede contar con jugadores como Bruno Soriano o Rukavina, que regresan tras cumplir su sanción. 

Alineaciones probables:

Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, James; Cristiano Ronaldo y Benzema.

Villarreal: Asenjo; Mario Gaspar, Bailly, Bonera o Víctor Ruiz, Rukavina; Bruno Soriano, Manu Trigueros, Denis Suárez, Jonathan Dos Santos; Adrián, Bakambu.

Árbitro: Clos Gómez (colegio aragonés).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Horario: 22:00. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes