Zidane mantiene su flor y Ramos calienta aún más la visita liguera al Pizjuán

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

El Real Madrid sudó en su primer partido de Sevilla. Y sufrió. Era lo esperado, porque en la Bombonera de Eduardo Dato nadie regala nada y el equipo blanco (este jueves, morado) se acogió a la muralla de Casemiro y, por encima de todo, al gol que hizo Marcos Asensio, un tanto del zurdo a lo Gento, tras un carrerón de 70 metros, aguantando hachazos y empellones para clavarla en los rincones del palo contrario donde le fue imposible al portero sevillista. La nota triste de la noche la puso Sergio Ramos, quien al lanzar a lo Panenka el penalti que supuso el 3-2 y ‘dedicárselo’ a la grada se ganó la bronca del Pizjuán y calentó aún más el enfrentamiento liguero del domingo.

Jesús Garrido

Nadie en el sevillismo quiere renunciar al sueño de intentar la remontada ante el Madrid invencible, pero en el fondo, como su entrenador, es consciente de que acercarse en la Liga es la clave

Nervión apenas rugía una hora antes, el vocerío de la gente saltó un poco más adelante del himno de El Arrebato, cuando los jugadores del Sevilla salieron a buscar el balón como si no hubiesen visto otra cosa. El ‘nunca se rinde’, lema grabado a fuego en el corazón de esta gente, lucía como una bandera en lo más alto. Enfrente, el Real Madrid. Casi 40 veces seguidas victorioso. El Madrid de los grandes tiempos que se olvidó de jugar en la primera mitad y fue engullido por la fe de los nervionenses.

Marco Asensio celebra su gol en el Pizjuán con Zidane. (EFE)Marco Asensio celebra su gol en el Pizjuán con Zidane. (EFE)

Zidane estuvo todos estos días avisando del arreón inicial de los sevillistas. Pero los suyos le hicieron caso omiso, sobre todo los laterales, porque Marcelo tuvo un ataque de extremo izquierda y Danilo se perdió en la luna. El Sevilla, con dos delanteros como Vietto y Ben Yedder, con el joven Correa como enganche, más Iborra en la tarea de buscar las cosquillas a los zagueros madridistas, buscó el gol, y el gol llegó por el futbolista más inesperado: Danilo. El ex del Oporto remató un centro envenenado de Pablo Sarabia.

Al Real Madrid se le atragantó el agua y el fútbol encastado de los sevillistas. Sufrió pesadillas y se fue al vestuario con la garganta seca por el susto. En la continuación, Asensio se vistió de ‘crack’ y realizó uno de los goles de la Copa. El mallorquín se fue de Kranevitter y se hubiera ido de la legión Cóndor si hubiese hecho falta. Golazo.

Jovetic debutó con el Sevilla y marcó su primer gol. (EFE)Jovetic debutó con el Sevilla y marcó su primer gol. (EFE)

Pero el Sevilla de Sampaoli nunca arroja la toalla. Con Jovetic, uno de los fichajes del mercado invernal, los blancos alzaron el cuello y miraron al poderoso adversario a los ojos: los sevillistas les decían que quedaban minutos y mucha agonía que tragar. Jovetic, en el segundo balón que recibió, lo mandó a las mallas del Madrid. Con Nasri ya en la cancha, enchufados Escudero y Sarabia en los laterales, el Sevilla se destapó. Fueron minutos de locura y fútbol, gotas de un talento salvaje que pusieron en pie a los aficionados. Iborra hizo el tercero y el partido caminó entre el delirio y el correcalles.

El Real Madrid se agrandó y volvió a sentir la sangre ardiéndole por las venas. Casemiro y Kroos se vinieron arriba. Salió Kovacic y la medular madridista quedó fortalecida. Luego llegó el penalti a lo Panenka marcado por Sergio Ramos, la reacción histérica del madridista, el cansancio de los locales, y Benzema, un águila siempre, se dispuso a perdurar el invicto del Real Madrid hasta el número 40.

Partido copero y lleno de fútbol. Emoción por los goles bellos, un Sevilla que no se arrugó, un Madrid que se levantó para ser el mismo de siempre. Dos equipos que lucharon hasta dejar el último gramo de aliento. Seis goles y una marejada de fútbol en honor al torneo del KO. La Copa. Este viernes, los madridistas estarán en el bombo del sorteo de cuartos de final junto a Barça, Atlético, Real Sociedad, Celta, Eibar, Alavés y Alcorcón. Como dijo Sampaoli, en el anterior sorteo al Sevilla le tocó un rival como si fuera la Champions.

Ficha técnica

3 – Sevilla: David Soria; Mercado (Vitolo, m.65), Rami, Lenglet; Sarabia, Iborra, Kranevitter, Escudero; Correa (Jovetic, m.45), Vietto (Nasri, m.55) y Ben Yedder.

3 – Real Madrid: Casilla; Danilo, Sergio Ramos, Nacho, Marcelo; Casemiro, Kroos, Marco Asensio; Lucas Vázquez (Carvajal, m.64), Morata (Benzemá, m.76) y Mariano (Kovacic, m.58).

Goles: 1-0, M.09: Danilo, en propia meta. 1-1, M.48: Marco Asensio. 2-1, M.53: Jovetic. 3-1, M.77: Iborra. 3-2, M.83: Sergio Ramos, de penalti. 3-3, M.93: Benzemá.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Amonestó a los locales Mercado (m.07), Iborra (m.62) y Jovetic (m.72) y a los visitantes Lucas Vázquez (m.13), Kovacic (m.63), Casilla (m.71), Casemiro (m.84) y Marcelo (m.88).

Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 37.000 espectadores. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio por los recientes fallecimientos de los veteranos exjugadores del Sevilla Ramoní y Juan Maraver. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes