Aumento del sueldo diario no paga ni un desayuno

Al final de una marcha de sus simpatizantes para celebrar en las calles de Caracas el Día Internacional del Trabajador, Nicolás Maduro, presidente de ...
publicado por
Enrique Gutierrez avatar photo
hace karma
0,60

Al final de una marcha de sus simpatizantes para celebrar en las calles de Caracas el Día Internacional del Trabajador, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, anunció el aumento de 30 por ciento del salario mínimo, que se hará efectivo en dos partes: 20 por ciento desde ayer, 1 de mayo, y 10 por ciento a partir del 1 julio.

Con el primer aumento de 20 por ciento, el salario mínimo pasará de cinco mil 634 bolívares con 47 céntimos a seis mil 761 con 36 (un promedio de Bs.225,37  diarios). En número más precisos, el incremento que anunció el denominado presidente obrero es de apenas mil 126 bolívares con 84 céntimos mensuales, unos 37, 56 bolívares diarios, menos de lo que gasta un venezolano en tomarse una lata de refresco o un café con leche. Una cifra que ni siquiera alcanza para comprar un desayuno de dos empanadas y un jugo.

El sueldo mínimo subirá el 1 de julio -cuando entre en vigencia el otro 10 por ciento- a siete mil 324 bolívares, unos 244 bolívares diarios, que aún están muy lejos de los 20 mil 919 bolívares que, según el centro de Documentación y Análisis Social (CENDAS), cuesta la canasta alimentaria.

El aumento, que es el segundo de 2015 (en febrero subió 15 por ciento), incluye un incremento de 30 por ciento de las pensiones, un ajuste de la escala del salario mínimo de la administración pública y otro para la Fuerza Armada (FANB). A tasa Simadi, el salario mínimo venezolano es de 34,09 dólares mensuales ($ 24,21 si se calcula al denominado dólar negro o paralelo). El peor de toda Sudamérica.

El incremento, que fue comunicado al final del discurso presidencial y que podría considerarse atractivo en lo porcentual, no satisface las necesidades de los venezolanos, que han visto afectado en los últimos meses su poder adquisitivo producto de una inflación que -extraoficialmente- podría sobrepasar los tres dígitos a final de año.

Otros anuncios

Durante el acto realizado en las adyacencias de la Plaza O’Leary, Maduro lució incómodo con las peticiones que le hicieron sus seguidores. “Me gustaría verlo personalmente para decirle cuatro cosas”, respondió el mandatario a un trabajador que -según los presentes- lo criticó por no haber firmado unas contrataciones colectivas. “O hay patria para todos o no hay patria para nadie”, agregó el presidente, quien calificó la acción como de “individualista”.

“He dado instrucciones precisas a todos los ministros para que sigan aligerando y concretando acuerdos progresivos de todas las contrataciones colectivas que se están discutiendo y que se van a firmar este año, con el petróleo a 40 o a cero si es que baja” dijo el mandatario nacional quien no mencionó nada sobre el cese de la tercerización pautado para el próximo 7 de mayo.

“Recuerden que ya tengo poderes habilitantes en la mano para emprender acciones”, advirtió Maduro, quien anunció la instalación de los “Consejos Comunales de Abastecimiento y Producción” en “todas las fábricas y establecimientos del país”. Explicó que habrá un consejo comunal de abastecimiento y producción en cada establecimiento, fábrica, centro de trabajo y organismo. “Es el instrumento que hay que instalar para dar la batalla que nos corresponde y que garantizará que los trabajadores sean protagonistas de esta lucha, de las mayorías trabajadoras o las minorías oligárquicas. O ellos con su saqueo o nosotros con nuestro trabajo y derecho al futuro. Cuento con ustedes”.