Cuatro bandas delictivas pelean el control de los Valles del Tuy

Para imponer su autoridad también acosan a los comerciantes. Durante el año 2014 y lo que va de 2015 ocho sujetos fueron descuartizados en la región de los ...
publicado por
Enrique Gutierrez avatar photo
hace karma
0,50

Para imponer su autoridad también acosan a los comerciantes.

Durante el año 2014 y lo que va de 2015 ocho sujetos fueron descuartizados en la región de los Valles del Tuy. Cuatro de esas muertes ocurrieron en la población de Ocumare, municipio Tomás Lander de Miranda.

Jhonny Araque, jefe del Centro de Coordinación 2 de Polimiranda, que abarca los municipios Tomás Lander, Cristóbal Rojas y Urdaneta; informó que estos homicidios son atribuídos a bandas delictivas rivales que operan en la zona.

“Hay cuatro bandas que no solo se pelean por el control del territorio, sino también descuartizan a integrantes de las organizaciones delictivas rivales para enviar un mensaje de que son los más fuertes, los que tienen el poder. Con esto no solo pretenden intimidar a los enemigos, sino también a los vecinos que no se atreven a denunciar sus fechorías por temor a represalias”, dijo jefe de la institución policial.

Las organizaciones delictivas de “el Sabandija”, “el Miguel”, “el Pirulo” y “el Guayabo” se dedican al microtráfico de droga, extorsión y robo de vehículos . “Por ejemplo, la banda de ‘el Sabandija’ desde hace más de cinco años tiene pugnas con la de ‘el Miguel’. Ellos quieren controlar cinco sectores en Ocumare del Tuy. Se pelean por el liderato en la venta de droga y el delito de extorsión. La semana pasada fueron asesinados dos integrantes de de ‘el Sabandija’, identificados como Omar Sanoja (28) y Ronald González (25).

A ellos los tirotearon y sus cabezas fueron localizadas en una parada de autobuses en la comunidad El Rangel de Ocumare del Tuy.

Para Araque los pobladores se han acostumbrado a vivir bajo el dominio de estos grupos. No los denuncian y cuando suceden este tipo de crímenes, nadie vio ni escuchó nada.

Los comerciantes están atemorizados y son víctimas continuas de extorsión. Pero son pocos los que se atreven a formular los reclamos ante las autoridades.

Comerciantes atemorizados

Una fuente policial indicó que estos sujetos cobran a los propietarios de los negocios una “vacuna” mensual. También roban vehículos y piden cuantiosas sumas por el rescate de las unidades.

“A los transportistas y taxistas los tienen acosados. Piden hasta Bs 600 mil por el rescate de los buses. El dinero que obtienen por extorsión lo usan para comprar armas y motocicletas”, refirió la fuente.

Un comerciante del casco central de Ocumare del Tuy, quien prefirió mantener su nombre en reserva, informó que dos veces al mes pasa un antisocial por el negocio a buscar Bs 15 mil para garantizarle el derecho a la vida.

“El quince y último debo dejarle el dinero con el encargado, de lo contrario me matan. También tengo que dejarle productos alimenticios para que organicen sus fiestas. Hace un mes un sujeto me dijo. ‘Dame cinco kilos de carne porque tengo una parrilla y sabes que esto va por tu cuenta’. No le puedo decir nada, cómo le digo que no. Esto es un infierno, aquí no hay ley que valga. Hasta la policía está de manos atadas porque ven una unidad y la atacan a tiros y con granadas”.

Las ferreterías y las licorerías son los negocios que más buscan estas bandas de extorsión porque manejan grandes cantidades de dinero en la región. En la última semana ya no se lucran tanto de las carnicerías ni de los supermercados por el problema de la escasez de alimentos.

A los vecinos también les cobran peaje para entrar a los sectores. La tarifa oscila entre 2.500 y 5.000 bolívares. “Pese a que los funcionarios de seguridad están en disposición de acabar con esas bandas, no se dan abasto. No llegan a 400 los efectivos que realizan patrullaje”.

Palabras relacionadas: