Sicad II no cumplió su obbjetivo de bajar valor del “paralelo”

El Banco Central de Venezuela (BCV) —hasta el pasado viernes 6 de febrero— ha publicado en su portal 216 tasas referentes al tipo de cambio promedio ...
publicado por
Enrique Gutierrez avatar photo
hace karma
0,10
Sicad II no cumplió su obbjetivo de bajar valor del "paralelo"

El Banco Central de Venezuela (BCV) —hasta el pasado viernes 6 de febrero— ha publicado en su portal 216 tasas referentes al tipo de cambio promedio ponderado del Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (Sicad II), correspondiente a los días hábiles en función. En 12 meses de existencia, el mecanismo se ha movido entre un máximo de Bs. 52,10 por dólar y mínimo de Bs. 49,01 por dólar.

El presidente Nicolás Maduro anunció su nacimiento en febrero del 2014, y tras modificaciones a la Ley de Ilícitos Cambiarios vía Habilitante y la publicación de las normativas contenidas en los Convenios Cambiarios 27 y 28, salió a la luz el 24 de marzo de 2014, a una tasa de Bs. 51,86 por dólar, para ser adquiridos por naturales y jurídicos. Representando la tercera tasa de cambio oficial, ya que vino a acompañar al Bs. 6,30 por dólar del Cencoex y al Sicad I (que resultó de la eliminación del otrora Sitme) a un valor de Bs. 12.

A pesar de que el Sicad II se ha mantenido entre esa banda, el principal objetivo del sistema —que fue atacar el dólar negro y hacerlo bajar— no se ha podido cumplir, debido a que para el 24 de marzo pasado tuvo una primera cotización de 51,86 Bsx$ frente a Bs. 80 por dólar “paralelo”, mas en este momento el Sicad II se ubica en Bs. 52 en contra de los Bs. 187 del “negro”.

No obstante, las semanas que antecedieron la puesta en marcha del Sicad II sí golperaon a un paralelo que llegó a perder hasta Bs. 20, para luego recuperarlos apenas cotizó por primera vez el Sicad II.

Lo cierto es que desde especialistas financieros, economistas y hasta el propio presidente de la República, Nicolás Maduro, han reconocido que el sistema no ha cumplido cabalmente sus objetivos que surgieron como “medidas en contra de la corrupción y la guerra económica” y desde mediados del año pasado se ha hablado de su modificación y hasta eliminación, hasta el punto que el Gobierno está en la actualidad en deuda con nuevos anuncios en materia cambiaria.

Precisamente, Maduro el 22 de enero pasado explicó que se mantendría una tasa en 6,30 bolívares por dólar para alimentos y salud, un segundo basado en el Sicad I (Bs. 12) destinado a necesidades del país a través de subastas, mientras que “el tercer mecanismo, que tendrá como base la experiencia del Sicad II, funcionará por medio de bolsas públicas y privadas”, sin especificar la tasa de arranque.

A 12 años de la implementación del control de cambio en Venezuela, el manejo de divisas extranjeras sigue engorroso y más ahora cuando la nación ve mermada su cuenta en dólares ante la drástica baja en el precio del petróleo. Así que se debe evitar el uso extra de dólares por cualquier vía.

El BCV — a la fecha— no ha publicado un estimado o totalidad de las asignaciones por medio del Sicad II en 12 meses. Sin embargo, tomando en cuenta un análisis de la consultora Ecoanalítica (realizado el año pasado) el “Sicad II asignó desde el 24 de marzo, fecha de su primera operación, hasta el mes de junio del 2014, $ 2.726 millones, teniéndose con esto un estimado de negociaciones diarias de $ 48 millones diarios”. No muy lejos de los 42 millones diarios que otorgaba el Sitme en 2012.

Ante la cercanía de la modificación o eliminación del Sicad II, el economista Wilfredo Terán considera que en pro de éste se puede decir que “es un mecanismo que buscó estabilizar el mercado cambiario ofreciendo una alternativa para los que no acceden a los otros métodos de asignación de divisas, este debería ser el óptimo para comerciantes que venden bienes de consumo como (ropa, perfumes, zapatos de marcas)”.

Sin embargo, entre los contra menciona que “al no ofrecerse continuamente, se convirtió en una nueva forma de raspar, porque quedó para buscadores de dólares con otros fines diferentes a los de producción y solo quedó como mecanismo de protección”.

“Quienes participaban últimamente eran viajeros deseosos de proteger sus ahorros adquiriendo dólares, no hubo continuidad en la asignación, de 50 millones diarios de asignación se llego a ofrecer 16 millones por día, eso lleva a quienes demandan dólares a buscarlos en el mercado oscuro”, agregó.

En su opinión, “el Sicad II no cumplió su cometido y de la cantidad de dólares que se pensaba podrían transarse no se concretó y no se asignó ni el 35%”.

Para Carlos Dicskon, segundo vicepresidente de Fedecámaras, “este mecanismo nació como una herramienta que sustituyera las asignaciones de Cadivi, el cual era engorroso y muy lento en sus proceso así como al momento de liquidar”.

Recordó que “inicio cómo un mecanismo expedito, simple y de fácil acceso, lo cual así funciono. Se ofreció que serían $ 200 millones semanales, lo cual se cumplió en sus primeras subasta, en cada subasta el acceso se fue complicando y la liquidación de las divisas se fue retrasando”.

El empresario dijo que “ante el anunció de una tercera vía para la compra venta de divisas, (…) sencillamente para que cualquier sistema cambiario funcione y pueda haber una baja sensible y sustancial de un mercado negro que supera en 30 veces el valor oficial de 6.30Bs/$ es necesario que se genere confianza, certidumbre y credibilidad en las medidas, no solo es necesario un mercado de compra/venta?, hace mucha falta la oferta!”.

“Solo la oferta abundante de dólares podrá hacer bajar el paralelo. El Gobierno, Pdvsa y BCV no tienen la disponibilidad necesaria para poder atender toda la demanda reprimida de los últimos 3 años. Hace falta la participación del sector privado y para eso el alto Gobierno debe ver como aliados o socios al empresariado, no como adversarios”, indicó Dickson.

El Sicad II tiene sus días contados, “así lo apuntan las declaraciones del presidente de la Asociación de Casas de Cambio de Venezuela, César Atencio, quien estima que esta semana podría estar funcionando el tercer mercado, anunciado por el Ejecutivo”.

Atencio adelantó que “la tasa de cambio será determinada por la oferta y la demanda, sin ningún tipo de control por parte de las autoridades”.

Hasta la fecha, los agentes económicos se mantienen a la espera de los detalles del nuevo sistema cambiario anunciado por el Gobierno hace 15 días, con los que el Ejecutivo espera enfrentar la subida constante del paralelo.

Fuente: Panorama