Protestas dejan destrozos y zozobras en calles de las ciudades de Venezuela

2 de Mayo de 2017 El trastornado día a día del venezolano en medio de las protestas   Una parte de los “venezolanos”: Exigen ser escuchados y ...
publicado por
Jackelyn Villarroel avatar
hace karma
1,35

2 de Mayo de 2017

El trastornado día a día del venezolano en medio de las protestas

 

Una parte de los “venezolanos”: Exigen ser escuchados y marchan en rechazo al anuncio por el primer mandatario de la República, Nicolàs Maduro con el nombramiento de la nueva constituyente. 

A primeras horas de la mañana de este martes, cientos de manifestantes bloquearon calles y avenidas en Caracas y otras ciudades, en rechazo a la Asamblea Constituyente “popular” que anunció el lunes el presidente Nicolás Maduro para redactar una nueva Constitución.

Estas situaciones de manifestaciones han dejado destrozos, quebrantamiento, tristeza en la sociedad, a diario en las calles de las ciudades de Venezuela, se ve el reflejo de los trastornos y desastres ocasionados durante las marchas, con bolsas de basura y troncos de árboles bloquean el paso.

Luis Guillermo Pérez da vuelta al bus que conduce para ganarse la vida, buscando vías alternas, en otro día de protestas que trastorna la ya agobiante cotidianidad de los venezolanos. “He tenido que hacer malabares para trabajar y los pasajeros se suben tensos”, cuenta a la AFP Pérez, de 52 años, al volante de su autobús.

Venezuela vive desde el 1 de abril una oleada de manifestaciones opositoras que exigen convocar elecciones generales y que han derivado en disturbios que dejan 28 muertos y centenares de heridos.

Bombas lacrimógenas y piedras vuelan, y transitar Caracas se convierte en un lío. El Metro, gestionado por el Estado, alega “razones de seguridad” para cerrar la mayoría de sus estaciones los días de marchas de opositores, quienes aseguran que ello sólo busca mermar sus convocatorias.

Este martes, en las calles se veían automóviles a contraflujo y ríos de peatones que se trasladaban a sus trabajos, aunque al menos el subterráneo funcionó.

Los “trancones” fueron convocados por la oposición al denunciar como “un golpe de Estado” la propuesta de Constituyente, cuyos 500 asambleístas no serán elegidos por sufragio universal, sino por sectores sociales y por comunidades.