ASPECTOS QUE TE HARÁN REFLEXIONAR ACERCA DEL KARMA

Muchas veces te has topado con el término karma, siendo la acepción más corriente una connotación negativa de estar pagando el precio por una ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
3,60
Muchas veces te has topado con el término karma, siendo la acepción más corriente una connotación negativa de estar pagando el precio por una “mala” acción del pasado, pero ¿realmente sabes lo que significa karma? A través de las siguientes citas seleccionadas, vislumbrarás su concepto y verdadera naturaleza, según los distintos puntos de vista filosóficos y religiosos.

LAS DIRECCIONES DEL KARMA

“El karma se mueve en dos direcciones. Si actuamos virtuosamente, la semilla que plantamos dará lugar a la felicidad. Si actuamos no virtuosamente, sufriremos sus resultados”, Sakyong Mipham Rinpoche, Monje Supremo de Budismo Shambhala. La palabra karma significa acción, y alude principalmente a todas nuestras acciones, ya sean físicas, mentales o emocionales. Toda acción deja una huella plasmada en el universo. Somos un campo fértil para poder plantar lo que creamos correcto. La semilla del virtuosismo, es decir, la devoción, respeto y observación de lo que nos rodea y creamos, nos llevará a cosechar la dicha y el encuentro, mientras que actuar sin conciencia y respeto, el no virtuosismo, te dará una cosecha de desunión y desdicha.

EL KARMA COMO ACCIÓN

“Un hombre que ve la acción en la inacción y la inacción en la acción tiene entendimiento entre los hombres y la disciplina en todas las acciones que realiza”, Bhagvad Gita. El concepto de acción según las distintas tradiciones orientales, no es solamente el de hacer algo en la realidad física, intelectual o afectiva, sino también puede ser el dejar de hacer algo. Las leyes cósmicas del movimiento son mucho más complejas de lo que nuestros sentidos pueden percibir. La contemplación, nos lleva a una actitud pasiva, receptora en la cual somos parte del movimiento, sin intención de modificar el movimiento universal. Es dejar correr el agua del lago, sin interferir en su curso.

TODAS LAS NATURALEZAS SON PURAS

“El Dharma es la verdad de que todas las naturalezas son puras”, Bodhidharma. La palabra Dharma se refiere a mantener unido o ajustado, según las distintas tradiciones Hinduístas. Es la ley natural que mantiene todo unido e interconectado, siendo los individuos seres únicos e irrepetibles, capaces de discernir y actuar libremente, pero llevando consigo toda la información del universo, y por lo tanto sus patrones y ciclos. El alma humana, así como la naturaleza son puras y perfectas, siendo el accionar moral y ético del individuo el que ejerce la tendencia hacia la pureza de la creación universal o la desarmonía con el medio que lo rodea.

CREAMOS NUESTRO PROPIO KARMA

“El karma no es el destino. Tampoco es un castigo impuesto por un agente externo. Creamos nuestro propio karma. El karma es el resultado de las elecciones que hacemos cada momento de cada día”, Tulku Thondup, en su libro “Muerte Pacífica, alegre Renacimiento. Para las tradiciones religiosas Budistas, el karma no es la imposición de un destino prefijado de antemano por dioses o seres superiores al hombre, sino que es todo lo contrario. El karma son las decisiones que tomamos, ya sean conscientes o inconscientes, cosechando angustia o felicidad, de acuerdo a lo que hayamos elegido.

TODO ESTÁ INTERCONECTADO

“Démonos cuenta de que todo se conecta con todo lo demás.”, Leonardo Da Vinci. De acuerdo a las leyes físicas, la materia se subdivide en moléculas y átomos, creando un intrincado telar cósmico en donde se mantienen unidas cada una de estas representaciones materiales, por una misma fuerza que las amalgama y les da una forma específica. Por lo tanto, todo se encuentra conectado, desde un plano sutil, generando de cada acción en la realidad física una reacción condicionante para todo el resto.

GANAR ES PERDER, PERDER ES GANAR

“A veces no conseguir lo que quieres es un increíble golpe de suerte”, Dalai Lama. En muchas situaciones de la vida, no consigues el resultado esperado, lo cual genera angustia y sufrimiento. Según nuestros cánones occidentales culturales, siempre importa la victoria por sobre el proceso. La creencia del Karma y Dharma nos revela intrincados caminos, en donde la causa y el efecto, operan desde un lugar más vasto que la lógica lineal humana a la que estás acostumbrado. A veces perder es ganar, y ganar es perder, dependiendo de la magnitud del impacto positivo y negativo que tenga sobre ti y todo lo que te rodea.

ASUME TU RESPONSABILIDAD

“Cuando comenzamos a entender el concepto de karma nunca podremos culpar a Dios por todo lo que nos sucede. Nos daremos cuenta de que somos responsables de todo lo que nos pasa. A medida que siembras, así cosecharás. Rico o pobre, santo o pecador, miserable o filántropo, estudioso o analfabeto… Esta es la ley universal que se aplica a los individuos, a las comunidades enteras, sociedades, naciones y razas”, J.P. Vaswani en su libro “¿Qué es lo que le gustaría saber sobre el karma?”. Asume tus responsabilidades como individuo y como ciudadano y cosecharás la dicha. Muchas veces estas responsabilidades se tiñen de la moral y la cultura desde un lugar determinado, no correspondiendo a un sentido de la armonía universal. Por ello es preciso no culpar a los Dioses y decidir con voluntad y conciencia. Todo es causa del hombre. La forma en que dispongamos la realidad será el curso que tome la historia.

EL KARMA COMO DEUDA

“El karma negativo es la deuda espiritual que uno ha acumulado en los propios errores de todas las vidas anteriores y esta vida. Incluye matar, dañar, aprovecharse, engañar, robar, y entre otras a la Madre Tierra. Con la compra de una casa, usted saca una hipoteca de un banco. Esta hipoteca es su deuda con el banco. Usted paga cada mes por quince, veinte, o treinta años para borrar su deuda financiera. En el reino espiritual, si usted tiene karma negativo, es posible que tenga que pagar por muchas vidas para borrar su deuda espiritual”, Zhi Gang Sha, sanador espiritual chino. Como se ha mencionado anteriormente, el karma son las acciones que generan en el tiempo y en el espacio una repercusión, positiva o negativa. Cada tradición espiritual y filosófica, contempla una forma definida por la moral y las costumbres propias de cada pueblo, para poder quitar el karma negativo.

EL KARMA NO ES CONTROL

“El karma es la clave que podremos usar para organizar nuestras vidas. En lugar de vivir agonizando sobre los acontecimientos aparentemente inexplicables e inesperados que forman el tejido de nuestras vidas…. El karma no es sobre el destino – nada está predeterminado – sino que todo es un acontecimiento secuencial emergente de acciones pasadas. El karma es una manera de ver la existencia, produciendo una armonía sin fatalismo y con libre albedrío, lo que resulta en un aumento de la salud mental y la auto-responsabilidad”, John Mumford, autor de Karma Manual”. Nada controla tu destino. Todo lo que haces tendrá un efecto resonante. No delegues a los dioses tus responsabilidades. Con la flecha de la voluntad y los actos virtuosos, lograrás cosechar la panacea espiritual de la dicha.

Fuente: Dalai Lama

Palabras relacionadas: