CONOCE LAS ENFERMEDADES MÁS ATERRADORAS QUE NO QUISIERAS TENER

Foto Crédito: Pixabay Hace algunos días, muy cerca de mi lugar de residencia, se disparó una alarma en un hospital de mi localidad por un posible caso de ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
9,10

Foto Crédito: Pixabay
Hace algunos días, muy cerca de mi lugar de residencia, se disparó una alarma en un hospital de mi localidad por un posible caso de Ébola, al parecer una persona proveniente de África fue encontrada manifestando algunos síntomas de la enfermedad y de inmediato se puso en marcha el protocolo de atención y seguridad. Sin embargo horas después se descartó que dicha persona  estuviera contagiada con Ébola. Lo curioso del asunto es que a veces somos tan egoístas con la situación mundial, que no nos percatamos de la problemática social que generan algunas enfermedades que hasta hoy en día resultan muy desconocidas para la humanidad.

También podría interesarte:TÚ PERRO PODRÍA SABER SI ESTÁS FELIZ O ENOJADO TAN SÓLO CONMIRAR TU ROSTRO

Y es que las enfermedades son algo común y afectan a todas las personas en algún momento de sus vidas. Sin embargo, existen algunos  pocos desafortunados que contraen algunas enfermedades rarísimas; de esas de las que no se conoce la cura. En Mis Curiosidades te presentamos algunas de esas enfermedades y trastornos que afectan a pocos infortunados:

NEURALGIA DEL TRIGÉMINO:

Este trastorno particular afecta el quinto nervio craneal, uno de los más difundidos en el rostro de una persona. Conocido en los hospitales como la “enfermedad del suicidio”; existen dos tipos. El tipo 1 es la aguda, se trata de un dolor increíble que se extiende a través de la cara de la víctima y puede tener una duración de hasta dos minutos. Estos ataques se pueden presentar seguidamente; resultando en muchas horas de agonía.

El tipo 2 es menos doloroso que el tipo 1, pero sigue siendo uno de los golpes más duros que el cuerpo humano puede tomar. Es constante, más que esporádica, con un ardor y dolor o sensación de descarga eléctrica que puede durar por años. Medicamentos para el dolor como la morfina regular no tienen efecto y los medicamentos anti-convulsión a menudo pierden su efectividad. Varios procedimientos quirúrgicos han demostrado un éxito leve, pero generalmente no son  más que soluciones temporales.

FIEBRE HEMORRÁGICA DE MARBURGO:

Fue diagnosticada por primera vez en 1967 después de un brote en un número de laboratorios de toda Alemania y Yugoslavia. La fiebre hemorrágica de Marburgo es una enfermedad casi idéntica a la causada por el virus de Ébola. Los monos que habían sido importados de África se infectaron y propagaron la enfermedad mientras estaban siendo utilizados para la investigación del polio. Hasta el momento, es extremadamente rara, con menos de 1.000 casos reportados hasta la fecha, y los casos casi siempre se reportan en África Central.

Se cree que el murciélago de la fruta africana es la principal fuente de infección, aunque la forma en que se propaga a los humanos no es muy conocida. Los síntomas iniciales son muy similares a los de las enfermedades más comunes, como la malaria, por lo que el diagnóstico correcto puede ser bastante complicado. Si la infección es lo suficientemente grave,  el sangrado en la boca, en el recto y los problemas neurológicos se incrementan. Debido a la falta de conocimientos científicos sobre la fiebre de Marburgo, no se ha establecido ningún tratamiento, pero los trasplantes de plasma y proteínas en la sangre han mostrado buenos resultados. A partir de ahora, la tasa de mortalidad es de amplio alcance, la cual van desde el 23 hasta 90 por ciento.

ORIS CANCRUM:

Foto Crédito: commons.wikimedia.org

Más comúnmente conocida como el noma, oris cancrum es una infección gangrenosa que ataca el tejido facial de sus víctimas, por lo general  a los niños menores de 6.  Especialmente frecuente en las zonas pobres de África, la enfermedad no sólo tiene una tasa de mortalidad muy alta (80 por ciento), sino que los que logran sobrevivir quedan horriblemente desfigurados y con frecuencia aislados de la comunidad. Afecta a alrededor de 100.000 niños cada año, los anticuerpos en el cuerpo de la víctima se confunden; convirtiendo en  tejido blando la mejilla, boca y nariz.

Debido al rápido avance de la enfermedad, las personas infectadas quedan rápidamente discapacitadas, no pueden hablar ni comer normalmente. La enfermedad sólo ha hecho breves apariciones en Europa y América del Norte desde su erradicación hace más de 100 años, sobre todo en los campos de concentración nazis. Los antibióticos pueden detener la infección si se detecta a tiempo una lesión, pero son muy difíciles de conseguir o demasiado caros.

ADIPOSIS DOLOROSA:

Foto Crédito: commons.wikimedia.org

Para cualquiera que esté familiarizado con el programa de televisión de Doctor Who, será obvio que esta enfermedad en particular tiene que ver con la grasa. También conocida como “enfermedad de Dercum”; con respecto al médico que la describió por primera vez, los pacientes están plagados de tumores llamados lipomas en todo su torso. Casi todos los que reciben esta enfermedad son mujeres obesas entre las edades de 35 a 50 años.

Sin ninguna cura o causa conocida, se cree que la enfermedad de Dercum puede tener un componente genético a la misma, ya que parece afectar a ciertas  familias. Otros científicos teorizan que es un trastorno autoinmune, cuando el tejido sano es atacado por el cuerpo. Los únicos tratamientos disponibles para esta condición  extremadamente dolorosa; se enfocan en un síntoma a la vez, utilizando medicamentos para el dolor y estrategias para la pérdida de peso. La liposucción ha demostrado tener cierto éxito moderado en el tratamiento de la enfermedad.

LA MALDICIÓN DE ONDINE:

Foto Crédito: Pixabay 

Para aquellos que no están familiarizados con los cuentos populares y mitología francesa y alemana, Ondine era una ninfa que tomó un mortal como su amante, que juró que cada una de sus respiraciones sería un testimonio de su amor por ella. Después que el amante hubiera cometido adulterio, Ondine, maldijo al infiel; deteniendo su respiración cada vez que se quedara dormido. También conocido como “síndrome de hipo-ventilación central congénita,” los que la padecen carecen de la función del sistema nervioso autónomo que regula la respiración. Esto significa que tienen que recordar conscientemente para poder respirar.

Cuando duermen, la mayoría están conectados a ventiladores. Si son capaces de sobrevivir hasta la edad adulta, los antifaces que se usan para dormir a menudo sirven para tratar la apnea del sueño, y tienden a trabajar lo suficientemente bien como para que puedan vivir una vida relativamente normal. Se cree que la genética desempeña un papel importante como causante de la enfermedad, aunque también ha aparecido en adultos después de una cirugía mayor o trauma.

Déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros… Si sabes de otra enfermedad, porque deben de ser miles, amplíala en los comentarios.
Palabras relacionadas: