¿ES VERDAD QUE LAS PERSONAS DELGADAS TIENEN UN ESTÓMAGO MÁS PEQUEÑO?

Hay personas que creen que el estómago se encoge o se expande cuando cambiamos permanentemente nuestros hábitos alimenticios. También podría interesarte: ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
4

Hay personas que creen que el estómago se encoge o se expande cuando cambiamos permanentemente nuestros hábitos alimenticios.

También podría interesarte:

Sin embargo, el aspecto psicológico juega un papel clave (y tal vez mucho más) acerca de cómo se debe ingerir diariamente. Por tal razón es importante comprender como funciona el proceso de la digestión.

Antes que nos sirvamos o nos sirvan la cena o el almuerzo, el proceso digestivo ya ha comenzado. Sabiendo estás a punto de almorzar, las enzimas y ácidos comienzan a acumularse en el estómago, mientras los músculos del cuerpo se relajan para conseguir la proteína de la comida. El estómago es elástico, para recibir la comida y ampliarlo para aumentar su tamaño cinco veces y luego volver al volumen original.

El gastroenterólogo Gianrico Farrugia dijo que la dimensión normal de un estómago adulto es de 200 mm, con la capacidad de contener fácilmente un litro, después de haber cenado. Incluso, en algunas personas, puede llegar a estirarse más, dependiendo del tipo de cuerpo de la persona (características de mayor tamaño, personas más robustas). Pero también hay personas que tienen dificultades para ampliar el estómago, y son aquellos que sufren de dispepsia funcional.

Esta disfunción se caracteriza por el hecho de que el revestimiento del estómago es más duro, siendo incapaz de relajarse totalmente y proporcionando una sensación de incomodidad con cantidades relativamente pequeñas de alimentos. Sin embargo, técnicamente, el estómago no es más pequeño, sino que no es capaz de ampliarse. Pero si es cierto que cuanto menos se come, menos tendrás hambre y se reducirá el deseo de comer.

LAS RESTRICCIONES DIETÉTICAS Y SUS CONSECUENCIAS:

La restricción alimentaria crónica puede afectar la cantidad que se come para sentirse satisfecho. Por ejemplo, en pruebas con ratas de laboratorio alimentadas con 20% menos de lo ideal durante cuatro semanas, hubo una reducción de varios factores celulares importantes en las paredes del estómago, disminuyendo la cantidad de comida que podía cubrir.

Por lo tanto, la capacidad del estómago para relajarse realmente disminuye cuando se someten a dietas más pequeñas. Sin embargo, este es un comportamiento que no se presenta rápidamente, y además tiene consecuencias graves. Los estudios también se llevaron a cabo en seres humanos por el Dr. Gianrico, y aunque los resultados no se hicieron públicos, asegura que el comportamiento del estómago de los seres humanos, puede ser similar.

Esta información podría entusiasmar a las personas que quieren bajar de peso, sin embargo no podemos estar 100% seguros de esto, ya que depende del organismo de cada individuo y las respuestas que el cuerpo pueda manifestar. Volviendo a las pruebas con ratones de laboratorio, incluso después de que los investigadores reintrodujeron cantidades más grandes de alimentos, los animales no volvieron a consumir la misma cantidad de antes (este efecto no fue verificado en los seres humanos), causando un hábito permanente.

Por otra parte, la restricción de alimentos no permite que el estómago se relaje, conllevando a riesgos graves de la salud, entre ellos la anorexia y otras enfermedades crónicas. En etapas avanzadas, no sólo el cuerpo se modifica, sino también el aspecto psicológico, llevando a la persona a rechazar los alimentos, incluso si los necesita para alimentarse. Pero ¿significa entonces que las personas obesas tienen una mayor estómago?
No necesariamente, ya que las personas que participan en competiciones de comida, no tienen estómagos más grandes, a diferencia de lo que muchos piensan. Es precisamente el aspecto psicológico lo que no produce una sensación de satisfacción en estas personas, debido a la repetida ingesta de alimentos. También, hay quienes pueden relajar el estómago con más facilidad que otros, lo que contribuye a los factores mencionados. Por tal razón, una persona obesa no tiene un estómago más grande, simplemente por tener un cuerpo más grande que los demás.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.