ESTA VIUDA ARGENTINA DUERME EN LA TUMBA CON SU DIFUNTO ESPOSO

El ser humano en su necesidad de buscar más y más placeres, puede llegar hasta los puntos más extremos como el canibalismo, las masacres en masa, la ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
6,40

El ser humano en su necesidad de buscar más y más placeres, puede llegar hasta los puntos más extremos como el canibalismo, las masacres en masa, la descuartización y hasta la necrofilia, pero quizás el caso de esta mujer argentina, sea el más extraño que hayas escuchado.

También podría interesarte:

Algunas personas tienen formas muy extrañas de honrar a sus seres queridos después de que estos “trascienden al otro mundo”, pero esto es algo que no debes dejar pasar por alto, pues quizás quien menos te lo esperas, tus familiares, o hasta tus vecinos, puedan estar desarrollando una de esas extrañas manías, así que ten cuidado.

Adriana Villarreal, viuda de un argentino, duerme en la tumba con su difunto marido. La señora tiene 43 años y vive en Buenos Aires.

Recientemente, la historia llegó a los titulares de los principales medios de comunicación en Argentina, después de que Adriana confesara ante los medios y los tribunales, que pasaba todas las noches durmiendo al lado de su esposo, en su sepulcro.

Según Gustavo Braganza, comisario de la policía en la ciudad Dos de Mayo, una de las localidades de la provincia de Misiones, Argentina; comentó que sus colegas estaban investigando lo que estaba pasando en el cementerio de San Lázaro, después de informes de personas vecinas al lugar, quienes comentaban que en reiteradas ocasiones habían visto a alguien escuchando música a todo volumen en el interior de un sepulcro.

Cuando la policía llegó al lugar de los hechos, encontró a una mujer en pijama, acostada al lado de un cuerpo embalsamado, el de su marido Sergio Yede, muerto un año atrás, el cual se encontraba vestido también, por la misma mujer.

Adriana Villareal cuenta que su marido se suicidó hace 2 años, mientras ella estaba trabajando en México. Las razones de su actitud necrofílica aún no están claras, pero Adriana dice que él era un buen hombre y que lo quería mucho. Así mismo indicó, que al momento de casarse ella prometió a su esposo estar por el resto de su vida junto a él, así que por ahora intenta estar tantas noches como pueda compartiendo al lado de su esposo.

“Cuando se ama mucho a uno hombre, uno puede hacer ese tipo de cosas. Mi marido se merece eso y mucho más, era una persona muy buena, todo lo que puedo hacer por él es poco”, dijo Adriana a los medios locales.

Después de unos días y nuevas denuncias ante la policía, los agentes descubrieron que la señora había renovado el sepulcro de su fallecido esposo, poniendo en el interior todo tipo de accesorios de comodidad, una cama, radio, ordenador con conexión a internet, y hasta una pequeña cocina.

Braganza relató además que, “según averiguaciones, el día que se hizo el velorio de Yede (en 2 de Mayo), su esposa organizó un agasajo con música, bebidas y cohetes de pirotecnia”.

“Yo no soy profesional, pero alguien que duerme al lado de un cadáver no debe estar muy bien”, dijo el oficial.

Aunque este no es el primer caso que se registra al respecto, donde viudas, o esposos de mujeres difuntas buscan por todos los medios compartir hasta el lecho de muerte, mientras llega su hora; los especialistas en el tema indican que se debe tener mucho cuidado cuando se observa en personas cercanas, los indicios de estas conductas, pues este pequeño trastorno puede desembocar en problemas mayores, llegando incluso a interrumpir la vida normal de las personas que se encuentren allí cerca.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.