ESTE ANFIBIO INDIO TIENE UNA APARIENCIA BASTANTE PARTICULAR ¿A QUÉ SE TE PARECE?

Este anfibio encontrado en la región de Kerala, en la India; ha causado más de un susto a las personas que pasan por allí, debido a su extraña y hasta ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
46,70
Este anfibio encontrado en la región de Kerala, en la India; ha causado más de un susto a las personas que pasan por allí, debido a su extraña y hasta desagradable apariencia.

También podría interesarte:

“Es una especie de anfibio Nasikabatrachus, conocido científicamente como Sahyandrensis, que pertenece a la familia de los Sooglossídeos; conocida popularmente como rana topo india. Es un anfibio raramente visto, y apenas descubierto en 2003”, afirma Anne Marie Ohler, investigadora del laboratorio de herpetología del Museo Nacional de Historia Natural.

En este animal, no asusta otra cosa sino la apariencia tan diferente que guarda con respecto al resto de ranas conocidas. Además de presentar un fuerte color púrpura, tiene una forma redondeada, casi hinchada, a diferencia de otras especies de ranas. Sus patas son cortas y bastante gordas, lo que la ayudó a subsistir por medio de la excavación de la tierra.

La rana india se encuentra en los bosques de Kerala, en el sur de la India. Pero son difíciles de ver, ya que pasan varios meses del año enterradas en sus pequeñas cuevas, donde pueden perforar hasta 8 metros de profundidad, y donde permanecen para alimentarse de los pequeños invertebrados del suelo.

También se esconden debajo de la tierra para aparearse.

Su cuerpo está adaptado a la vida bajo tierra, es por eso que su cabeza tiene tanta semejanza con la de los topos.

La rana descubierta en la India, tiene mucho en común con algunas especies excavadoras africanas, por eso demuestra poseer una gran adaptación a la vida subterránea, y algunas características similares a los topos o las musarañas: ojos pequeños, boca pequeña, hocico puntiagudo, patas aptas para excavar y no para nadar.

Aunque por las características generales que tienen las ranas, se puede determinar que es una de ellas, un examen más detallado demuestra que esta rana no forma parte de las comunes ranas excavadoras africanas.

El análisis de ADN revela otra sorpresa, la nasikabatrachus tiene parientes en las islas Seychelles. Es una auténtica sorpresa para los investigadores porque esas ranas insulares, de la familia Sooglossidae, son radicalmente distintas de Nasikabatrachus: son minúsculas, viven en los torrentes y no están adaptadas para ser excavadoras.

¿Cómo es posible que unas ranas separadas por 3.000 km de océano puedan ser primas tan cercanas? Es evidente que Nasikabatrachus no ha atravesado el Océano Índico nadando. La respuesta se encuentra en las placas tectónicas.

La hipótesis de los investigadores sostiene que los antepasados de ambas familias vivían en el Gondwana, uno de los supercontinentes que emergieron de los océanos hace 200 millones de años.
Cuando se fracturó, hace unos 160 millones de años, las ranas se quedaron en el subcontinente India-Seychelles. Cuando se produjo una nueva fractura, hace 65 millones de años, las ranas aisladas en las islas Seychelles evolucionaron de manera independiente y de ahí surgió la familia de las Sooglossidae. Los miembros de esa familia que se quedaron el subcontinente indio son los antepasados de las Nasikabatrachidae.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.