ESTE HOMBRE SUFRIÓ UN ATAQUE AL CORAZÓN DESPUÉS DE CONSUMIR MÁS DE 8 BEBIDAS ENERGIZANTES

Un hombre saludable de Texas, con 26 años de edad, quien sufrió un ataque al corazón, podría casi que asegurar que esto le sucedió, debido a su hábito ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
58,60
Un hombre saludable de Texas, con 26 años de edad, quien sufrió un ataque al corazón, podría casi que asegurar que esto le sucedió, debido a su hábito diario de beber bebidas energéticas, según un nuevo informe del caso.
También podría interesarte:

El hombre le dijo a los trabajadores de la salud que trataron su caso, que en el día de su ataque al corazón, se había consumido entre ocho y 10 bebidas energéticas, y que además lo hizo por varios días seguido. Es posible que la excesiva ingesta de bebidas energéticas del hombre provocó que se formara un coágulo de sangre, el cual loqueó parcialmente un vaso sanguíneo cerca de su corazón, lo que odría haber llevado al terrible ataque cardíaco.

“El consumo de las bebidas energéticas es un creciente problema de salud debido a la poca regulación de éstas, y el uso limitado y desmedido que va en aumento cada día, especialmente en las personas muy jóvenes”, escribieron los investigadores en el informe del caso. “Con un contenido notoriamente mayor en cafeína a los de los refrescos o bebidas de café, además de contener otras sustancias, existe un gran factor potencial de daño, especialmente cuando se consume en grandes cantidades.”

El hombre llegó al hospital nueve días después de que comenzó a tener dolor en el pecho. Su brazo izquierdo se sentía entumecido, estaba sudando de una manera exagerada, y manifestó haber vomitado en repetidas ocasiones, antes de haber llegado al hospital.

Además de su hábito diario de bebidas energéticas, el hombre también aseguró haberse fumado un paquete de cigarrillos al día durante los últimos dos años.

Afortunadamente, los médicos trataron al hombre por su ataque al corazón, y este se pudo recuperar. Finalmente pudo irse a casa dos días después de su recuperación. Después de esto dijo que iba a dejar de fumar y de consumir bebidas energéticas.

Los niveles excesivos de cafeína y otras sustancias potencialmente nocivas en las bebidas energéticas pueden haber reducido el flujo sanguíneo en los vasos sanguíneos coronarios del hombre hasta el punto de haber creado un coágulo de sangre; provocando un ataque al corazón. Sin embargo, es posible que también el hábito de fumar del hombre, haya dado lugar a la constricción de la arteria coronaria. El hombre no tenía otros factores de riesgo aparentes para un ataque al corazón, más allá de consumir una gran cantidad de bebidas energéticas y fumar.

Sin embargo, nadie debería apresurarse a asegurar que el paro cardíaco que sufrió este hombre, pudiese deberse a su experiencia de vida. Sin embargo, lo más probable es que se haya debido a sus malos hábitos.

“Puesto que es sólo un caso, siempre es muy difícil saber exactamente cuál es la causa,” dijo el médico que trató a este paciente. “Ciertamente es posible que el ataque cardiaco haya estado relacionado con la ingesta de bebidas energéticas, pero nunca podríamos saber con seguridad, ya que este es un caso aislado”.

Hay otras maneras para que la gente se sienta con más energía. “Si estás buscando tener mucha energía, debes dormir un poco y llevar una dieta basada en vegetales y alimentos integrales”, dijo. Por ejemplo, la remolacha ha sido asociada con la mejora de la eficiencia de las mitocondrias, las cuales producen la energía necesaria para que los cuerpos de las personas puedan funcionar.
Si las personas se excusan en un estilo de vida bastante agitado en el cual casi no tienen tiempo de descanso, con el fin de justificar la ingesta de este tipo de bebidas; entonces deberían reconsiderar su estilo de vida, ya que no vale la pena vivir con mala salud (o en el peor de los casos vivir poco), simplemente por el hecho de cumplir con las tareas asignadas; ya seas estudiante, trabajador, o una persona amante de las fiestas de madrugada.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.