¿LA IRA ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD?

La emoción de la ira no es ni buena ni mala. Es perfectamente saludable y normal sentirse enojado cuando te han maltratado o tratado injustamente. El ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
1,50
La emoción de la ira no es ni buena ni mala. Es perfectamente saludable y normal sentirse enojado cuando te han maltratado o tratado injustamente. El sentimiento no es el problema, lo que haces con ese sentimiento es lo que marca la diferencia. La ira se convierte en un problema cuando otros o tú se ven afectados.

También podría interesarte:

Si tienes un temperamento muy fuerte, entonces seguramente sientas que las cosas se te salen de las manos y que tu ira es una bestia que no puedes domar. Pero la verdad es que puedes tener más control sobre tu ira de lo que tú piensas. Y puedes aprender a expresar tus emociones sin herir a los demás, y cuando lo haces, no sólo te sentirás mejor, también será más probable que consigas satisfacer tus necesidades. Dominar el arte del manejo de la ira requiere trabajo, pero mientras más practiques, más fácil será conseguirlo. Y la recompensa puede ser enorme. Aprender a controlar tu ira y a expresarte adecuadamente puede ayudarte a construir mejores relaciones, a alcanzar tus metas, y llevar una vida más satisfactoria y saludable.

MITOS Y REALIDADES ACERCA DE LA IRA

Mito: No “se debe contener la ira. Es saludable liberarla para que no te ahogues.

Realidad: Si bien es cierto que suprimir e ignorar la ira no es saludable, liberarla tampoco es bueno. La ira no es algo que se tiene que “dejar salir” de una manera agresiva para evitar la voladura. De hecho, los arrebatos y pataletas sólo alimentan el fuego y hacen que el problema de la ira sea más grande.

Mito: La ira, la agresión y la intimidación me ayudan a ganar respeto y a conseguir lo que quiero.

Hecho: El verdadero poder no viene pasar sobre los demás. Las personas pueden tener miedo de ti, pero no te respetarán si no puedes controlarte a tí mismo o manejar puntos de vista opuestos. Otros estarán más dispuestos a escuchar y atender tus necesidades si te comunicas de una manera respetuosa.

Mito: No puedo ayudarme a mí mismo. La ira no es algo que se puede controlar.

Realidad: No siempre se puede controlar la situación en la que estás o en como te puedes sentir, pero se puede controlar cómo expresas tu ira. Además puedes expresar tu enojo sin ser verbal o físicamente abusivo. Incluso si alguien está presionando los botones, siempre tienes la posibilidad de elegir cómo responder.

Mito: El control de la ira consiste en aprender a reprimirla.

Realidad: No enojarse nunca no es algo prudente. El enojo es normal, y saldrá sin importar lo difícil que trates de suprimirlo. El manejo de la ira tiene que ver con la toma de conciencia de tus sentimientos y necesidades subyacentes y el desarrollo de formas más saludables para manejar el malestar. En lugar de tratar de reprimir tu ira, el objetivo es expresarlo de manera constructiva.

Podrías pensar que liberar tu ira es saludable, que las personas que te rodean son demasiado sensibles, que tu ira está justificada, o que necesitas mostrar tu ira para conseguir el respeto. Pero la verdad es que lo más probable es que la ira destruya tus relaciones, afecte tu juicio en el camino del éxito, y que tenga un impacto negativo en la forma que tú ves las cosas.

Cuando la ira queda fuera de control todas tus cosas se ven perjudicadas. Constantemente operando a altos niveles de estrés y la tensión es malo para su salud. La ira crónica te hace más susceptible a las enfermedades del corazón, diabetes, niveles altos de colesterol, un sistema inmune debilitado, insomnio, y la presión arterial alta.

Si tu ira te deja fuera de control, si has tenido problemas con la ley o en tu familia, trabajo, etcétera.
Hay muchos terapeutas, clases y programas para personas con problemas de manejo de la ira. Pedir ayuda no es un signo de debilidad. A menudo encontrarás gente con los mismos problemas, y obtener información directa sobre las técnicas para el control de la ira puede ser de gran ayuda para ti y para los que te rodean.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.
Palabras relacionadas: