“LAS CIRUGÍAS PARA PERDER PESO DE HECHO ME HACÍAN ENGORDAR”. MUJER ASEGURA QUE ADELGAZÓ DESPUÉS DE HACER DIETAS

Una mujer que pesaba 171 kg y que gastó más de 30.000 $ en cirugías para la pérdida de peso , manifestó que después de haberse sometido a estas cirugías, ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
2,80
Una mujer que pesaba 171 kg y que gastó más de 30.000 $ en cirugías para la pérdida de peso , manifestó que después de haberse sometido a estas cirugías, lo único que hizo fue aumentar de peso. Esta mujer llamada Julie Moakes, de 54 años, de Inglaterra, estaba tan desesperada por reducir su talla, que pagó por una banda gástrica y el bypass gástrico, lo que la dejó más pesada que antes de las operaciones.

También podría interesarte:

Esta madre de dos hijos, sufría de un trastorno por atracón (trastorno alimenticio que consiste en comer desesperadamente y que generalmente se mantiene en secreto), hasta que finalmente logró bajar de peso después de somterse a una dieta y logrando reducir su talla mediante el control de lo que comía, además de asesoramiento.

Julie es administradora de negocios y ella misma asegura que no podía creer cuando vio que estaba tan pesada, sin embargo, ella misma no podía dejar de comer en secreto, y a veces ella misma actuaba como si no lo hubiera hecho. “Me gustaba ir de compras y comer un paquete de cinco rosquillas y como lo hacía a solas, actuaba simplemente como si no lo hubiera hecho.

Cuando estaba en el trabajo, me gustaba ir al baño y comer en secreto, después regresaba a casa y me decía a sí misma “no has comido nada, puedes estar tranquila”, así que me daba permiso a mí misma para comer toda la noche

Solía decirle a mi esposo “estoy comiendo menos que tú, ¿por qué estoy tan obesa?” Finalmente, esta mujer decidió someterse a dos cirugías, las cuales le costaron más de $ US30.000, pero asegura que fue una pérdida completa.

“Estas operaciones de pérdida de peso no funcionan. Más y más personas están siendo llevadas a creer que esa es la respuesta, la única respuesta; pero la verdad es que no lo es”

Finalmente, logró adelgazar de una manera menos dramática y fue a través de una dieta con la que pudo reducir su tamaño, su peso y obviamente mejorar su salud; pues pasó de estar pesando 170 kg a 71 kg. Cuando Julie se casó, estaba cerca del sobrepeso, así que se sentía bien de que su esposo la amara como ella era. Después de casarse y tener hijos, cada que cocinaba para su familia, comía pan con mantequilla por montones mientras se encontraba en la cocina.

Cada vez que el coche necesitaba gasolina, paraba en la estación de combustible para comprarse unas cuantas barras de chocolate; así cada vez que salía, tenía un pretexto para comer.

Llegó un momento en el que Julie se cansó de ser obesa y fue cuando decidió someterse a la cirugía de la banda gástrica.

Julie dijo: “Había oído hablar de las bandas gástricas, las cuales constriñen el estómago y te impiden comer demasiado”. Después de la cirugía si comenzó a adelgazar; pero su estómago le dolía demasiado, y fue después de unos meses que los médicos les dijeron que necesitaban removerle la banda gástrica; de lo contrario podría morir. Después de esto el médico le sugirió que algo definitivo sería el bypass , cirugía en la cual se reduce el tamaño del estómago. La cirugía fue exitosa; pero su mente no había cambiado; así que siguió comiendo igual que antes.
Fue entonces cuando decidió buscar ayuda de profesionales que tratan con los trastornos alimenticios; algo que si hubiera hecho antes, no hubiera tenido que gastar tanto dinero ni esforzarse tanto; así que la manera más simple fue someterse a una dieta, con ayuda de un psicólogo; y afortunadamente logró no solo mejorar su figura, sino su autoestima y salvar su vida.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.