LOS CIENTÍFICOS ENCONTRARON UNA “ESTRELLA DE LA MUERTE” DE LA VIDA REAL HACIENDO ALGO INCREÍBLE

¡No es una luna! Al menos ya no. Una enana blanca, la cual los científicos han estado comparando jocosamente con la “Estrella de la Muerte,” una nave del ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
3,40
¡No es una luna! Al menos ya no. Una enana blanca, la cual los científicos han estado comparando jocosamente con la “Estrella de la Muerte,” una nave del tamaño de una luna que podía acabar con planetas, esta ha sido identificada en el acto mismo de devorarse un pequeño planeta rocoso.

También podría interesarte:

Esta “Estrella de la Muerte” de la vida real fue llamada “Death Staris.” Las enanas blancas son densas, remanentes muertos de estrellas que fueron alguna vez como nuestro propio sol. Un día, el sol se expandirá en una gigante roja fría, y luego perderá sus capaz externas para convertirse en una enana blanca, en la cual su masa se corta a la mitad.

En un estudio publicado el Miércoles por la revista Nature, los investigadores reportaron el primer planeta visto en la historia (en realidad era casi del tamaño de un asteroide) orbitando a la enana blanca a algo más de 570 años luz de la Tierra. Está muy cerca de su huésped muerto, cerca de dos veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna, y orbita una vez cada 4.5 horas. Según los científicos que están estudiando el caso, esta proximidad nunca se había visto antes.

Mediante la observación de la trayectoria del planetoide en frente de la enana blanca, usando el telescopio Kepler, los investigadores encontraron indicios de un planeta rocoso. Esto mediante el uso del Kepler que le permite a los investigadores ver variaciones de luz que les indica el movimiento planetario según identifica el Kepler los objetos que se interponen entre la estrella y el telescopio. Al examinar esta enana blanca, los investigadores pudieron identificar un pequeño planeta que en realidad es un cometa con estela. Los investigadores creen que esta extraña variación en el “planeta” es causado por una estela de polvo del planeta en desintegración, el cual está siendo destruido por la gravedad de la densa estrella.

“Esto es algo que ningún ser humano había visto antes,” así lo indica el líder del trabajo Andrew Vanderburg de la Universidad de Harvard dijo en un comunicado. “Estamos viendo cómo se destruye un sistema solar.” Los resultados ayudan a explicar el inusual fenómeno que ha sido observado previamente. Porque una enana blanca tiene ese tipo de gravedad tan fuerte, cualquier elemento pesado (como el calcio, silicona andirona) debe ser empujados hacia abajo hacia su centro, dejando solo los elementos livianos como el helio e hidrogeno en su superficie. Pero algunas enanas blancas muestran superficies con elementos más pesados, y los científicos sospechan que esos elementos pueden venir de planetas recién demolidos. Este estudio provee de información importante para resolver este misterio.

“durante la última década hemos sospechado que las enanas blancas fueron alimentándose con los restos de objetos rocosos, y este resultado podría ser la pista definitiva que hemos estado buscando,” así lo dice Fergal Mullally, del grupo de científicos investigadores del K” en el SETI y en la NASA. “Sin embargo, aún hay mucho trabajo que debe hacerse para darse cuenta de la historia de este sistema.” Porque nuestro sol será una enana blanca algún día, los sistemas como este nos podrían dar una pista sobre nuestro propio sistema y su fatídico, pero distante, destino.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.