MÁS FELICIDAD, MENOS ENFERMEDAD

Foto Crédito: Pixabay Los optimistas padecen de menos enfermedades que los pesimistas: Es algo que puede parecer bastante obvio, sin embargo; cuando tengas ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
1,30

Foto Crédito: Pixabay
Los optimistas padecen de menos enfermedades que los pesimistas: Es algo que puede parecer bastante obvio, sin embargo; cuando tengas un mal día, siempre recuerda: El pesimismo puede influir en tu susceptibilidad a las enfermedades, incluido el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
También podría interesarte: METAMORFOSIS: SERES OCULTOS ENTRE NOSOTROS

Muchos podrán argumentar que uno no escoge la vida que le toca y que hay personas que son felices porque han nacido en un contexto libre de dificultades; pero independiente de la vida que lleves; siempre estará en tus manos escoger la manera en que afrontas los problemas. Nadie, léelo bien, nadie está exento de tener que sufrir problemas; y los mecanismos que uses para afrontarlos afectarán no sólo tu salud mental; sino también tu salud física; ya que lo que pase en tu mente influirá directamente en tu cuerpo. Así que acá te traemos unos cuantos motivos por los cuales es mejor ser optimista que pesimista; y la forma en que tu actitud influye en tu salud:

1. LOS OPTIMISTAS SON PERSONAS ACTIVAS Y LLEVAN ESTILOS DE VIDA SALUDABLES:

Los optimistas en general consideran que sus acciones son importantes para los demás, mientras que los pesimistas tienden a tener una baja autoestima y consideran que lo que hacen no le importa a los demás. Los optimistas intentan las cosas, mientras que los pesimistas ni se atreven porque creen que nunca funcionarán. Los optimistas tienden a seguir con facilidad los consejos médicos. George Vaillant encontró que los optimistas son personas que tienden a dejar más fácil el hábito de fumar; ya que siguen las recomendaciones médicas; mientras que los pesimistas difícilmente dejan de fumar, aún muchas veces después de haberlo intentado.

Incluso de manera más general, las personas con alta satisfacción de vida; generalmente se relacionan con el optimismo; tienden a ser  personas que llevan una dieta saludable, no fuman y practican mucho más ejercicio que las personas con poca satisfacción de vida. ¿Eres de las personas que duermen mal? Bueno, entonces examínate, porque las personas que tienen problemas conciliando el sueño; tienden a ser personas pesimistas.

Los optimistas no sólo siguen el consejo médico fácilmente, también toman medidas para evitar malos acontecimientos, mientras que los pesimistas son pasivos. Cuando se presentan tornados en USA, los optimistas tienden a ser los primeros en buscar seguridad en los refugios contra tornados; mientras que los pesimistas creen que ninguna acción va a ayudar; ya que el tornado es la voluntad de Dios.
2. EL APOYO SOCIAL:

Entre más amigos y amor se tenga en la vida; menos riesgos de enfermedad existirán. George Vaillant encontró que aquellas personas que cuentan con un amigo/a de confianza al cual le puedan contar sus problemas y logros (ese tipo de amigo al que se puede llamar a las 3:00 am), tienden a ser personas más saludables; . John Cacioppo descubrió que las personas solitarias son notablemente menos saludables que las personas sociables. En un experimento, participantes leyeron un guión por teléfono a desconocidos (leyeron ya fuera con voz deprimida o con voz alegre). Los desconocidos le cortaron la llamada mucho antes a los pesimistas que a los optimistas. Las personas felices tienen a tener muchos más amigos que las personas que son infelices. Así que si sientes que tienes pocos amigos; piénsalo muy bien antes de expresarte a las personas que están a tu alrededor, porque te podrían descartar fácilmente como amigo.

3. LOS MECANISMOS BIOLÓGICOS:

También existen algunas posibilidades biológicas para explicar ya sea el optimismo o el pesimismo en las personas. Uno de estos mecanismos es el sistema inmune. Judy Rodin, Leslie Kamen y Charles Dwyer, colaboraron juntos en 1991 y tomaron muestras de  sangre de ancianos pesimistas y optimistas para probar la respuesta inmune. La sangre de los optimistas presentó una rápida respuesta hacia las amenazas; lo que significa que los glóbulos blancos combatían más rápido las infecciones; mientras que la sangre de los pesimistas mostró menos defensas.

Otra posibilidad del pesimismo en las personas; podría ser la genética: las personas que son optimistas y felices; podrían tener genes que les defienden de las enfermedades cardiovasculares o el cáncer.

Otra posible explicación biológica al porqué de las personas pesimistas; podría ser la exposición constante al estrés. Los pesimistas se dan por vencidos más fácil y por ende sufren más estrés, mientras que los optimistas afrontar mejor las circunstancias. Los episodios repetidos de estrés, sobre todo cuando no hay una solución, probablemente activan la hormona del estrés (cortisol) y desencadenan otro tipo de respuestas que provocan daños a las paredes de los vasos sanguíneos y promover la aterosclerosis.
En un estudio; Sheldon Cohen encontró que las personas tristes secretan mayores cantidades de la sustancia inflamatoria interleucina-6, algo que significaría más resfriados. Los episodios repetidos de estrés y de impotencia podrían desencadenar una cascada de procesos que implican mayores niveles de cortisol y menores niveles de los neurotransmisores conocidos como las catecolaminas, lo que lleva a las inflamaciones duren más. Esto podría explicarnos que las personas que sufren un estrés constante; tienden a sufrir de aterosclerosis; enfermedad en la cual la grasa se deposita en las paredes de las arterias; y obviamente llevando a las personas a padecer enfermedades del corazón.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.