¿MIEDO A LOS PAYASOS Y OTRAS ABERRACIONES? SUPÉRALOS ASÍ

El miedo es una de las siete emocione básicas, junto a la alegría, la tristeza, el enfado, la sorpresa, el asco y el amor. También podría interesarte: ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
1
El miedo es una de las siete emocione básicas, junto a la alegría, la tristeza, el enfado, la sorpresa, el asco y el amor.

También podría interesarte:

Todas las emociones ocurren de manera natural en las personas, forman parte de nosotros y tienen una importante función adaptativa. Las emociones negativas, aunque nos puedan provocar sensaciones no tan agradables como las positivas, son muy importantes y saber gestionar éstas emociones es fundamental para nuestro bienestar presente y futuro.

El miedo es una emoción que aparece cuando valoramos una situación como amenazante o peligrosa. El miedo es una emoción que pone en marcha una serie de respuestas fisiológicas y conductuales que tienen el objetivo de salvaguardar la integridad física y/o emocional y mantenernos a salvo del peligro. El miedo por lo tanto, cumple una función importante para la supervivencia. Pero el miedo, como las demás emociones, puede convertirse en disfuncional, esto ocurre cuando no somos capaces de controlarlo.

Compartimos contigo sencillas pautas para acompañar el miedo en los niños:

  • El miedo es problemático cuando interfiere en el funcionamiento diario de nuestros pequeños. Cuando supone un obstáculo para su vida diaria: actividades escolares, sociales, relaciones, juegos, salir de casa, etc.
  • El miedo es problemático cuando es demasiado intenso y frecuente.
  • No presiones al niño o niña para que se enfrente a sus miedos. Se trata de una gestión personal, que parte del conocimiento de uno mismo y de los propios miedos. Se trata de acompañarlos y proporcionarles apoyo para que cuando estén preparados puedan enfrentarse a ello.
  • No aumentes sus miedos. En muchas ocasiones nos puede parecer gracioso asustar a los niños y niñas e incluso usar el miedo como medida disciplinaria.
  • Habla con ellos y ayúdales a identificar sus miedos y las causas de los mismos. De este modo, sin presiones les ayudamos a que poco a poco puedan desmantelarlos y controlarlos ellos mismos.
  • Refuerza su autoestima y la seguridad en sí mismo, para ello permíteles que desarrollen su autonomía.
  • Acompáñales en sus miedos, no dudes en abrazarles y tranquilizarlos. No les presiones, trátalo con naturalidad, tampoco les incites a negar su miedo. La compañía les ayudará a superarlo y darse cuenta de que no es para tanto.

El miedo es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo está relacionado con la ansiedad.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.