¡MUJER VE EL ROSTRO DE SU HERMANO FALLECIDO EN EL CUERPO DE OTRO HOMBRE!

Richard Norris se voló accidentalmente la mitad de su cara con una escopeta en 1997. La solidaria familia de Rebeca Aversano decidió donar la cara de su ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
37,70

Richard Norris se voló accidentalmente la mitad de su cara con una escopeta en 1997. La solidaria familia de Rebeca Aversano decidió donar la cara de su hermano de 21 años de edad, para que fuera trasplantada, después que él muriera en un accidente automovilístico.

También podría interesarte:

Ahora ella se ha reunido con el Sr. Norris , y por primera vez ha visto el rostro de su hermano trasplantado en otra persona. El parecido, incluyendo el tono de piel y la estructura ósea, es algo bastante extraño. La cirugía, llevada a cabo en el 2012; involucró a 150 médicos y enfermeras y tomó 36 horas.

Este es el momento en que una mujer ve y toca el rostro de su hermano fallecido por primera vez en otra persona, después de un asombroso trasplante. Es una unión que ella encuentra abrumadoramente emocional. El trasplante se produjo gracias a la familia de Joshua Aversano, de 21 años, quien perdió su vida en un trágico accidente de coche. El increíble encuentro entre su hermana Rebeca y el beneficiado con el trasplante, fue grabado por una cadena televisiva.

El encuentro fue programado con el propósito que él pudiera agradecerle a la familia Aversano, por haber salvado su vida. Al conocerse por primera vez, Rebeca le pregunta a Richard: “¿Te importa si te toco?” a lo que él responde: “No, en absoluto.” Ella lo hace y luego da un paso atrás con asombro: ‘Wow, ésta es la cara que crecí viendo desde que era niña ” Norris fue sometido a más de 30 operaciones para tratar de corregir el daño y restaurar sus características. El proceso largo y doloroso, siempre daba pocas señales de mejora, dejándole deprimido, y aun con deseos de suicidarse.

Sin embargo, hace tres años, la tragedia en la familia Aversano le ofreció un rayo de esperanza.
Norris, de 39 años, se sometió a uno de los más complejos y costosos trasplantes de cara en la historia; recibiendo dientes, una nueva mandíbula, e incluso la lengua de su donante. Su madre, Gwen Aversano, manifestó a la red CTV News de Canadá, que siempre supieron que lo correcto era donar las partes del cuerpo de Joshua, para poder beneficiar a alguien.

“Definitivamente podemos ver a nuestro hijo en él. Sin duda alguna se pueden ver los rasgos faciales de Joshua en el rostro de Richard. ”

“Estamos tan contentos que hemos sido capaces de ayudarle, a pesar de haber tenido una pérdida tan trágica; y además, hemos sido capaces de dar a alguien el beneficio de nuestro hijo.”
Richard manifiesta haber recibido con demasiada humildad el regalo que recibió por parte de Joshua; ya que antes de recibir el trasplante, su autoestima estaba por el piso. A menudo se habla con la familia de Joshua, y se mantiene en contacto, para saber cómo se encuentran.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.