¿NO PUEDES CONTROLAR LAS GANAS DE COMER? TE TRAEMOS ALGUNOS CONSEJOS PARA CONTROLAR LA GULA

Ceder a la tentación en una dieta, a menudo puede retrasar la pérdida de peso o incluso el aumento de peso; echa un vistazo a algunas ideas para conseguir ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
28,10
Ceder a la tentación en una dieta, a menudo puede retrasar la pérdida de peso o incluso el aumento de peso; echa un vistazo a algunas ideas para conseguir mantener un régimen reglamentado.

También podría interesarte:

El deseo de comer no tiene hambre. El hambre es cuando el cuerpo necesita alimentos para mantener sus funciones vitales. Gula es la necesidad incontrolable de devorar un dulce o de comerse un croissant; incluso cuando el estómago lleno. Cuando esos deslices son frecuentes, tienen el poder de retrasar la pérdida de peso, en una dieta en la que hasta ahora hubieras podido tener éxito. Si es necesario, deberías buscar la ayuda de un profesional de la salud; sin embargo, no te haría nada mal seguir estos consejos.

PIENSA EN LA CANTIDAD DE EJERCICIO QUE TENDRÁS QUE HACER DESPUÉS DE UN DESLIZ: ¿Cuántas horas de ejercicio son necesarias para quemar esa hamburguesa que estás tan ansioso de comer? ¿Cuánto tiempo tendrás que trotar para eliminar esas dos rebanadas de pastel jugoso relleno? Piensa en la cantidad de esfuerzo que tendrás que poner de tu parte después de un desliz de comida.

BEBE TÉ:

Los tés con cafeína pueden ayudar a controlar el hambre y reducir la ansiedad. La cafeína es una sustancia que naturalmente reduce el apetito. El té verde, la yerba mate y el té negro ayudan a esta condición. Y las infusiones infusiones (aquellas que no contienen cafeína) también ayudan a controlar esta compulsión.

UTILIZA LA CANELA EN LOS ALIMENTOS:

La canela se asocia con el azúcar, dando la falsa ilusión de que uno está comiendo muchas calorías en algo muy dulce cuando consume canela; cuando en realidad, no aporta calorías al plato. Es posible utilizarla en manzanas, melocotones, plátanos o incluso en el té.

PRUEBA NUEVOS SABORES:

En primer lugar, debes tener en cuenta lo que quieres comer. ¿Es dulce? ¿es salado? ¿amargo? Después que identifiques tu preferencia, puedes tomar medidas para “neutralizar” este deseo con algo de comida baja en calorías. Si la voluntad es algo dulce, entonces cómete una rebanada de sandía. Si estás deseando algo salado, ¿qué tal unas palomitas sin mantequilla y sin aceite? Es una merienda completa.

MANTENTE OCUPADO:

Cuando tienes la urgencia de comer algo con un contenido alto en calorías e identificas que no es hambre, sino glotonería, entonces ponte a trabajar. Si no estás en el trabajo, entonces distráete de otra manera y aléjate de la nevera.

HAZ USO DE LA AROMATERAPIA:

La aromaterapia puede ayudar a controlar las ganas de comer. Sólo tienes que frotar 3 gotas de la esencia del aceite y sentir el olor. Los aceites aromáticos que tienen poder para controlar la gula son la canela, jengibre, cilantro y pomelo.

MANTÉN TU BOCA LIMPIA:

¿Has llegado a comer dulces después de cepillarte los dientes? El sabor es extraño, ¿no? Así que cepíllate los dientes cuando tengas ganas de devorarte un chocolate.

Tenemos claro que mantener la línea no se limita a lo mencionado hoy acá y si bien mantener la dieta depende de muchos otros factores; no está demás seguir los consejos que te presentamos hoy.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.